ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

martes, 26 de mayo de 2020

Los jueces también contra Marlaska: exigen que restituya a De los Cobos hasta que acabe la investigación

 

                         (Coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos)

Marlaska destituye al jefe de la Guardia Civil que ayudó a la juez a investigar al Gobierno por el 8-M







La investigación reservada se la pidió la jueza. 

Los jueces no son ajenos a la polémica destitución del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos ordenado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. [No se puede cesar a un jefe de comandancia mientra está en una investigación para aclarar la verdad. Está claro que el coronel el estorbaba al Gobierno de Pedro Sánchez].

La Asociación Profesional de la Magistratura (APM), principal asociación profesional de magistrados de España, ha exigido a Marlaska que «explique los motivos» de su decisión y que «restituya» al mismo en su puesto «hasta que finalice la investigación» por prevaricación contra el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, que se lleva a cabo en el Juzgado de Instrucción número 51 de la capital.

«Esperamos que no confluyan otras circunstancias que las apuntadas de ‘pérdida de confianza’, porque ello supondría dejar en manos de los intereses partidistas del político de turno un instrumento coercitivo como es el Derecho Penal», en un tema que aparece «íntimamente relacionado con una instrucción penal en curso», advierten los miembros de la APM en un comunicado oficial emitido este martes.
Jueces y magistrados recuerdan a Marlaska que los «funcionarios policiales comisionados» por la autoridad judicial «para la práctica de alguna concreta investigación se atendrán en el desarrollo de ésta a las órdenes y directrices» que hubiesen recibido de la juez, sin interferencias de ningún otro tipo.






Es decir, los agentes han de responder exclusivamente frente al Juez Instructor y actuar conforme a sus indicaciones. «Cualquier intento de conocer, fuera los supuestos autorizados, el propósito, curso, contenido o resultado de unas diligencias, o, más grave, de influir en su contenido» puede suponer «una interferencia en la función judicial» que afectaría al principio de «independencia constitucionalmente protegido» y que podría conllevar consecuencias penales, subraya el documento de la APM.

La destitución del coronel Pérez de los Cobos por parte del ministro del Interior, por una supuesta «pérdida de confianza» en su labor, seguida de la dimisión del director adjunto de la Guardia Civil, el teniente general Laurentino Ceña, «refleja la gravedad de lo ocurrido» en las últimas horas, apuntan en su nota los jueces y magistrados de la principal asociación profesional de la judicatura de España.






«La profesionalidad, saber hacer, dedicación y absoluta lealtad de los agentes, probada día a día y en las circunstancias más complejas, es lo que permite a los Jueces» realizar su labor, añaden desde la APM. «Introducir una mínima fisura en el sistema es abrir la puerta a la desconfianza» de los ciudadanos en las instituciones judiciales y  favorecer futuros y «eventuales intentos de controlar» la actuación del Poder Judicial, concluyen.


Policía Judicial 
La Constitución Española protege la división de poderes y la independencia de la Justicia que «se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley», remarcan los miembros de la APM en su nota.
«Mientras la Ley de Enjuiciamiento Criminal siga en vigor, la instrucción de las causas penales corresponde exclusivamente a los Jueces» que para el desarrollo de las investigaciones pueden recurrir a la ayuda de los agentes de las Unidades de la Policía Judicial. Además, la Ley de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado «precisa y blinda» a esos funcionarios policiales de manera que «no podrán ser removidos o apartados de la investigación concreta que se les hubiera encomendado, hasta que finalice la misma» o por decisión expresa del juez competente.
...............
Marlaska no puede estar por encima de los jueces ni de la Ley
25 comentarios

Lo último en España

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, intentó ayer desvincular la destitución fulminante del coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, Diego Pérez de los Cobos, de la investigación sobre la crisis del coronavirus en la que está imputado el delegado del Gobierno en la Comunidad, José Manuel Franco. La secuencia de hechos, a la que ha tenido acceso ABC, desmiente la versión de Marlaska. Ayer, el «número dos» del Cuerpo, Laurentino Ceña, presentó su dimisión porque no estaba de acuerdo con el cese y porque ni siquiera se contó con él antes de esa decisión.
La investigación, que ha provocado esta revolución en el Cuerpo, comienza tras la denuncia de un abogado, que por reparto
 cayó en la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, la misma del caso del máster de Pablo Casado. Tras su estudio, la magistrada la aceptó a trámite y ordenó diligencias. Pudo optar por la Policía -el supuesto delito se cometió en la demarcación de este Cuerpo-, pero escogió a la Guardia Civil, que conoce muy bien al pertenecer a ella su padre y uno de sus hermanos. En concreto, designó a la Policía Judicial de la Comandancia, dirigida por un capitán. Desde el primer momento Rodríguez Medel advirtió a este oficial de que las pesquisas eran secretas y que sólo podían informarle a ella de los resultados, entre otras razones «porque la persona implicada, el delegado del Gobierno, es una de las autoridades con las que trabaja la Benemérita». (ABC, 27 de mayo de 2020).
?..............
Desilusiona a los jóvenes oficiales que una brillante carrera profesional poniendo en riesgo su vida, puede ser truncada por los caprichos políticos de un ministro de turno.