ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 4 de abril de 2011

¡Zapatero vete ya!




Por Ramón Fernández Palmeral

El aumento espeluznante de las cifras de paro en el mes de marzo asciende a 34.406. El paro sigue subiendo y marca en marzo un nuevo récord histórico.
Somos el país europeo con cifra doble a la media del paro.
Por qué hay paro en España, esta es la pregunta que nadie responde. Hay paro porque no hay confianza en el Gobierno de Zapatero, porque aquellos brotes verdes se secaron. No hay responsabilidad porque un día hace una cosa y al día siguiente otra, el doloroso pacto social no se concluye; los sindicatos, que ya no pintan nada, y se invocan un poder que no tienen (poder virtual en la TV), están sumisos y con la uva en la boca; el capital está saliendo de España y no se invierte, y no hay una reforma fiscal adecuada para las grandes fortunas, muchas en paraísos fiscales; cuando no se invierte en pequeñas y grandes empresas, estas cierran buscando los beneficios de los ERE; los contratos temporales y basura han aumentado escandalosamente: en la línea de sueldo igual a productividad (esta fórmula no le conviene al trabajador). Muchos contratos son por horas.
La precariedad del empleo lleva a la economía sumergida o de submarino, es decir, trabajar sin nóminas y sin IRPF, muchos de ellos optan por hacerse autónomos, y solo ganan para pagar ala Seguridad Social. Por ello la diferenciales porcentuales entre parados y afiliados no son proporcionales.
Pero la raíz profunda y envenenada nace de cuando las constructoras empezaron con las especulación del suelo y la construcción y los pisos se pusieron en un precio medio de 300.000 euros , lo cual no los podían pagar los trabajadores, ni la futuras parejas trabajando incluso los dos.
Otra es la de los mercados internacionales. Por qué no invierten en España, simplemente porque desconfían de Zapatero, porque todavía se acuerdan de la sentada ante la bandera de los EE.UU., la salida electoralista de las tropas de Iraq, el 11-M, no aclarado judicialmente, la existencia de un terrorismo, que no se acaba por la torpeza de ZP en creer que negociando lo iba a eliminar, y la falta de una separación eficaz entre los poderes.
Ahora el Banco Europeo sube la tasa del interés, por qué, simplemente porque ha visto que las economías europeas van bien, menos a nosotros, a Irlanda, Portugal y Grecia.
Y por último la subida del petróleo y las energías.

Basta ya de la “doce vista” de los jóvenes españoles sin ambiciones, sin idea emprendedoras, es evidente la escasa cualificación de los trabajadores españoles, su nivel de inglés es bajísimo. Para cuando una reforma educativa.

Zapatero no se va a ir de la Moncloa por propia voluntad, allí se vive como un marqués: con seguridad, cocineros, camareros, choferes, secretarias, etc..,. todo pagado. Se irá cuando lo echen los españoles.
Hay que reducir el gasto del Estado (reducción de ministerios, secretarías, coche oficiales, eliminar el Senado, tijeretazo en las Autonomías, eliminación de las diputaciones, coches oficiales, tarjetas Visa oficiales...). Si no hay cambio, no habrá cielo. En la esperanza de que los próximos que nos gobiernen acierten.

La Razón:
Un mes más se vuelve a hablar de récord histórico en la cifra de parados, después de que en marzo, 34.406 nuevas personas se apuntaran a las listas del antiguo Inem, dejando 4.333.669 desempleados, un 4,01% más que hace un año y un 0,8% respecto a febrero. Ni la reforma laboral, ni el contrato a tiempo parcial con bonificaciones a las empresas puesto en marcha por el Gobierno han conseguido frenar la sangría del paro cuya tasa se eleva ya al 20,5%, muy alejado del 9,9% que registra la zona euro, según los datos publicados por Eurostat. Hace unos días el Banco de España ya vaticinó que el paro alcanzará una tasa del 20,7% en 2011, lo que significaría 5 millones de desempleados, muy por encima del pronóstico oficial del Gobierno, fijado en el 19,3%. Un claro ejemplo de que la reforma laboral no acaba de levantar el vuelo es que del número de contratos firmados en marzo (1.043.785), un 90,3% fueron temporales, mientras que la contratación fija sólo supuso el 9,6% del total y además cayó un 5,78% respecto a marzo de 2010. Por si fuera poco, el contrato estrella de la reforma laboral, el de fomento a la contratación indefinida (con 33 días por despido) sigue empleándose poco.