ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo. El periodismo consiste en decir lo que a algunos no les gustaría leer.

domingo, 14 de abril de 2024

Video de Palmeral. Cómo pintar un retrato con veladuras al estilo de Rembrandt, 16 minutos

Óloe de un retrato titulado. "El joven con la boina mirando por el espejo retrovisor". Tutorial de Ramón Palmeral. Alicante

"El duque de Ahumada, fundador de la Guardia Civil" , por Ramón Fernández Palmeral

 


El duque de Ahumada, fundador de la Guardia Civil

 

“Un noble al frente de la Guardia Civil”


 

Ramón Fernández Palmeral/en los 180 años de la fundación de la Guardia Civil

 

 

Introducción

Siguiendo mi artículo sobre los “180 años de la fundación de la Guardia Civil” en la revista Meer, publicado el 20 de marzo actual, considero oportuno ofrecer una breve reseña biográfica del II duque de Ahumada y V marqués de las Amarillas, un noble encargado de organizar el nacimiento de la Guardia Civil en abril de 1844, con objeto de complementar este ciclo conmemorativo de sus 180 años.

Como nuestro país, después de salir de una guerra civil carlista de siete años, carecía de total seguridad en las vías de comunicación asaltadas por bandidos, e incertidumbre en la vida rural y los campos, se impuso la necesidad preponderante de crear un Cuerpo armado de seguridad pública, no dependiente del ejercito sino de la autoridad gubernativa. Se eligió el nombre de guardias, ante el descrédito de nombres anteriores como celadores, gendarmes, milicias, miñones, mozos etc. Se eligió uno completamente nuevo como  de Guardia Civil se ha asigna a la reina Isabel II que no comprendía muy bien: “¿cómo una guardias armadas podían estar al servicio y bajo la obediencia de los poderes civiles?, pues de ser así ella, las llamaréis Guardias Civiles”.

 La nueva institución fundada por el duque de Ahumada, recibió el beneplácito del gobierno, debido a su innovador enfoque de propiedad compartida, es decir,  uniformes y caballos “eran propiedad de sus miembros”  lo que redujo significativamente los costes al Estado. Este sistema de autoabastecimiento  implicaba descuentos en los haberes mensuales  de los nuevos guardias y oficiales, muchos de ellos procedían del ejército tras haber participado en la primera guerra carlista (1833-1840). Este método de descuentos se registraba en una libreta llamada "Vestuario y Masita", práctica que perduró en la Guardia Civil hasta el siglo XX, hasta 1989. Sí, ciertamente, los guardias se pagaban  sus uniformes desde el famoso tricornio hasta correajes y botas.

El duque de Ahumada, además de fundar la Guardia Civil, organizó el Cuerpo Alabarderos como guardia pretoriana  de la reina Isabel II, (como se ha visto en dibujos de la época y en el regicidio del cura Merino en 1852). Su primer servicio destacado de la Guardia Civil lo llevó a cabo cuando tuvo el honor de escoltar el cortejo de la reina desde el Palacio Real hasta las Cortes en la Carrera de San Jerónimo el 10 de octubre de 1844, cuando la reina cumplía 14 años y se constituían las Cortes Generales, aunque un año antes, con 13 años, ya había sido declarada mayor de edad.  

Desde 1844, la Guardia Civil ha estado a cargo de la custodia, vigilancia y seguridad de la Casa Real, a través de la hoy Unidad Especial de Seguridad de la Casa de S.M. El Rey (UESCAR), con la excepción de los períodos de la Segunda República y la dictadura del general Francisco Franco, durante los cuales no hubo un rey como Jefe del Estado. Esta unidad fue regulada mediante el Real Decreto 310/1979.

Datos biográficos del duque de Ahumada:

Francisco Javier Girón y Ezpeleta de las Casas y Enrile, nació en Pamplona (Navarra) el 11 de marzo de 1803 y falleció en Madrid a los 66 años el 18 de diciembre de 1869, a causa de un ictus cerebral. Estaba viudo desde hacía 10 años. Era hijo único del  I duque de Ahumada, el general Pedro Agustín Girón de las Casas, IV marqués de las Amarillas, descendiente de Pedro Manuel Moctezuma y la Cueva de Torres. La madre fue Concepción Ezpeleta Enrile, pertenecía a la nobleza de Navarra y era hija del general José Manuel de Ezpeleta y Galdeano, virrey de Navarra y I conde de Ezpeleta de Beire.

Por lo comentado Francisco Javier  descendía de una familia con raíces en la nobleza mexicana y española, con una destacada tradición militar y política. El 15 de junio de 1815, su padre solicitó a Fernando VII, que su hijo de doce años fuese nombrado capitán del Regimiento de Milicias Provincial de Sevilla, como era de costumbre, la petición fue atendida en el acto por los mérito militares de su madre que ostentaba la Gran Cruz de San Fernando ganada en la guerra contra los franceses.  El joven imberbe hizo alardes de montar muy bien a caballo, demostrando gran entusiasmo con los hombres que había de estar a sus órdenes.

 

El pronunciamiento Riego en 1820 se hallaba Francisco Javier en Villamartín (Cádiz) en la fincas de su padre destinado en Sevilla, y, poco después, ya con el empleo de capitán, participa en las acciones del castillo de Torregorda en los sucesos de Cádiz. Su apoyo a la monarquía absolutista de Fernando VII le supuso, junto con su padre, un corto exilio en Gibraltar durante el llamado “Trienio Liberal” y regresó a la Corte con la restauración de Fernando VII tras el triunfo de los cien mi hijos de San Luis. En 1829 es ascendido al empleo de teniente coronel siendo destinado a Sevilla, tierra de su mujer.

En 1831 alcanza el grado de coronel dicho ascenso coincide con el de su padre a capitán general, y en 1834 se le impone la faja de brigadier. Es decir, en 1844 era el hombre adecuado y “estaba en el sitio adecuado”, y además era el hombre de confianza de Narváez.

Contrajo matrimonio el 29 de enero de 1834 en el Real Sitio de Aranjuez con doña Nicolasa de Aragón Arias de Saavedra, natural de Utrera, hija de un propietario de tierras con residencia en Sevilla, con la que  tuvo nueve hijos. Don Pedro Agustín, padre, había recibió el título de I duque de Ahumada en 1835, otorgado por Isabel II como recompensa a sus servicios como  ministro de la Guerra, ya la vez cedió a su hijo el de V marqués de la Amarillas. Eligió el nombre de duque de Ahumada en agradecimiento a un antepasado suyo Agustín Ahumada y Villalón, virrey de Nueva España (México) y II marqués de las Amarillas.

En esta posición privilegiada, Francisco Javier tuvo la oportunidad de trabajar en el proyecto de la Legión de Salvaguardas Nacionales, un cuerpo de seguridad nacional inspirado en la Gendarmería francesa. Un proyecto que  inquiría devolver la tranquilidad a los caminos y pueblos de España, especialmente en áreas de Andalucía, donde el bandolerismo y el contrabando desde Gibraltar eran problemas frecuentes, y donde, parece ser que  el marqués de las Amarillas poseía algunas propiedades.

Fue en este momento de  liberalismo monárquico bajo las órdenes del general Narváez, nuevo presidente del Consejo de Ministros, un hecho  determinante para el futuro de su carrera. Estaba vinculado, al igual que el general Ramón María Narváez conocido también como El Espadón de Loja, fue uno de los políticos  más influyentes durante el reinado de Isabel II junto al general Baldomero Espartero, príncipe de Vergara, recibido el encargo de organizar un ejército de reserva en Andalucía con el objetivo de acabar con las partidas carlistas que resistían al sur de Madrid, y que en el paso de  Despeñaperros impedían la libre circulación de diligencias hacia Andalucía, más el bandolerismo enquistado tras la Guerra de Independencia.

 

Primera guerra carlista

Francisco Javier participó en la primera guerra  carlista (1833-1840), entre otros frentes estuvo en Ronda a las órdenes del general Narváez. Al finalizada la guerra se le reconocen sus méritos en campaña y lealtad a la reina Isabel II con el ascenso a mariscal de campo y el nombramiento de inspector general militar y destinado a Cataluña, destino que desempeñaba cuando fue llamado para la organización de la Guardia Civil.

El pacto conocido como el "Abrazo de Vergara", firmado en Oñate (Guipúzcoa) en agosto de 1839 entre el general Baldomero Espartero y el general carlista Maroto, había marcado el fin de la primera guerra carlista en el norte de España. Tras el exilio voluntario de María Cristina de Borbón a Francia, que había pretendido  un matrimonio entre su hija Isabel y el hijo de su cuñado Carlos María Isidro de Bordón,  quedó frustrado, el general Espartero fue elegido por las Cortes como regente único del Reino en marzo de 1841. Sin embargo, después del bombardeo de Barcelona en diciembre de 1842 por parte de la artillería de general Van Halen, con cientos de muertos,  y antes la hostilidad de las Cortes por tal bombardeo, llevó a Espartero a disolverlas, al año siguiente. Narváez y Serrano lideraron un pronunciamiento conjunto de militares moderados y progresistas, forzando a Espartero a marchar al exilio en Inglaterra por cinco años.

María Cristina regresaría a Madrid el 22 de marzo de 1844 por la puerta de Atocha.

 

Los decretos fundacionales de 28 de marzo y 13 de mayo

Tras el fallecimiento del I duque de Ahumada, don Pedro Agustín Girón, el 14 de mayo de 1842, su hijo heredó el título y se convirtió en el II duque de Ahumada, sumándose al ya ostentado título de V marqués de las Amarillas. Esta nueva posición aristocrática le facultó para desempeñar funciones de confianza en la Secretaría de Guerra durante el gobierno del VII conde de Toreno. Junto al general Ramón María Narváez, emergió como el principal responsable de la seguridad de la Casa Real. Los años 1843 y 1844 marcaron un punto crucial en su carrera militar; su lealtad hacia Narváez, quien presidía el gobierno desde el 3 de mayo, y sus habilidades organizativas lo llevaron a ser seleccionado para dos misiones fundamentales: la protección de la Casa Real y la creación de la Guardia Civil. Como solía decir su padre, "es necesario estar en el lugar adecuado en el momento oportuno", y Ahumada se encontraba en Madrid, junto a Narváez.

La Memoria redactada por el duque de Ahumada tras completar su primera misión lo destacó ante los ojos del general Narváez como un individuo de ideas extraordinariamente claras, una voluntad firme, lealtad probada y una capacidad organizativa insólita, así como una notable capacidad de trabajo. Estas cualidades lo llevaron a ser elegido para liderar una de las creaciones gubernamentales más apreciadas por Narváez: la formación de un cuerpo de seguridad nacional profesional, sólido y duradero. Este respaldo unánime entre los liberales culminó en la emisión de dos decretos fundamentales: el decreto fundacional de la Guardia Civil, firmado el 28 de marzo y el 13 de mayo, ambos promulgados en el Palacio Real en 1844.

Siglo XIX  una España en declive

Por un lado, las secuelas dejadas por la Guerra de la Independencia, las guerras de emancipación o independencia de las colonias de Ultramar, las guerras carlista, junto con el atraso de no incorporan a la nación en la revolución industrial, la religión católica llevada a la máxima expresión del concilio de Trento y la Contrarreforma,  los efectos sociales de la desamortización de Mendizábal para atesorar la arcas Estado, habían dejado a España atrasada y empobrecida, destruida y agotada de fondos, conllevando  la delincuencia y bandidaje a pueblos, caminos, prófugos de la justicia y desertores de los ejércitos. Por otro lado, la escasez de recursos en las arcas del Estado dificultaba el reclutamiento para el nuevo Cuerpo, siendo Ahumada consciente de uno y otros problemas, pero su convicción, experiencia y conocimiento de la seguridad pública lo convertían en la persona idónea para esta retadora tarea, inventado nuevos procedimientos de préstamos del Estado adelantara a los nuevos guardias material y uniformes, y requiriendo a los ayuntamientos la habilitación de casas-cuarteles.

 

La tarea de Organizar la Guardia Civil

La tarea de organizar la Guardia Civil, encomendada a Ahumada,  primero por Luis González Bravo y luego por Narváez, no fue fácil debido a la falta de fondos suficientes en la Hacienda pública. Fue entonces cuando Ahumada ideó una solución innovadora: adelantar y proporcionar uniformes, equipo y caballos a cuenta de sus salarios mensuales, creando así un cuerpo de élite: caballería e infantería que contaba con tres tipos de uniformes: de servicio, de media gala y de gran gala. Este método de pagarse los guardias los uniformes se mantuvo hasta 1989. Inicialmente, los uniformes eran azules y pantalones blancos, pero más tarde, durante el reinado de Alfonso XII, se adoptó el verde oliva. Los oficiales provenían del Ejército y el propio Ahumada se encargó de seleccionar a los primeros reclutas personalmente.

 En el verano de 1844 se inició el reclutamiento de los primeros aspirantes, muy superiores en número a las plazas ofertadas, en lo que fue una muy rigurosa selección que había de complementarse con una instrucción de los nuevos guardias en las instalaciones del Ejército de Madrid, en Leganés y Vicálvaro. Inicialmente estuvo compuesto por 14 Tercios, 9 Compañías de caballería y 34 de infantería, con 14 jefes, 232 oficiales y 5,769 guardias. Los Tercios eran unidades selectas del Ejército durante el Imperio español, con una larga tradición en la historia militar española, como los famosos Tercios de Italia y de Flandes. Una de sus prioridades era proporcionar protección y escolta a la Casa Real en la persona de Isabel II, por peligro de atentado, como el sufrido en 1852 por el cura Merino.

Paulatinamente se fueron creando Puestos, Líneas, Compañías,  Comandancias y Tercios por la geografía española con la denominación de Casas-Cuarteles, ya que son establecimientos donde reside el guardia junto con su familia con objeto de integrar a la Guardia Civil con la población civil, por ello, no hablamos de un Cuerpo de Ejército más, introducidos en sus cuartele, sino de una policía de seguridad civil. Durante el siglo XIX y vista la eficacia de este Cuerpo, las Cortes decidieron desplegarlos también por sus dominios de Ultramar.

Apenas Ahumada  recibió la noticia de su nombramiento como Inspector General del nuevo Cuerpo, se rodeó de un grupo de fieles colaboradores, los tenientes coroneles León Palacios y Carlos Purgoldt. En abril de 1844, envió un texto inicial a los ministerios de Estado y de Guerra proponiendo las bases inherentes para la formación de las primeras unidades de Guardia Civil, bases que reflejaban su claridad de ideas y su visión para la nueva Institución. El 9 de octubre de 1844 se aprobaba el Reglamento para el servicio de la Guardia civil estableciendo las obligaciones y facultades de la Guardia Civil , y comenzó una incesante labor organizativa y legislativa interna como la  Cartilla del Guardia Civil de 1845, una especie doctrina p código basado en los  7 principios del samurái: “integridad, respeto, valor, honor, compasión, honestidad y lealtad”.

En calidad de representante de la facción más inclinada hacia lo militar dentro del moderantismo, Ahumada sostenía firmemente que la responsabilidad del mantenimiento del orden público debía recaer en el Ejército, mediante la creación de un cuerpo especializado destinado a tal fin, aunque manteniendo su integración en el ámbito militar. Por consiguiente, discrepaba con los principios establecidos en el decreto fundacional, que confería al cuerpo un carácter militar pero con una notable dependencia de las autoridades civiles. Su propuesta de enmienda al proyecto ministerial revelaba su compromiso absoluto con su visión militarista de la seguridad. Ahumada argumentaba que para fortalecerla era esencial establecer un cuerpo de élite dentro del Ministerio de la Guerra, reclutando a los mejores oficiales del Ejército y a los graduados más destacados del mismo. Su ascenso a teniente general y comandante general de los Alabarderos Reales el 7 de noviembre de 1846 fue un claro reconocimiento a su trayectoria y dedicación.

Dirigió la Inspección General de la Guardia Civil por diez años hasta 1854, y cuando se produjo la «Vicalvarada» o Revolución de 1854 cesó en su cargo, siendo sustituido por el político Facundo Infante Chávez, que alternaba su cargo con la Presidencia de las Cortes, lo fue  por once meses. Regresa Ahumada al mando de la Guardia Civil en octubre del 1856 hasta julio de 1858, alternado con el mando del Cuerpo Real de Alabarderos. En tiempos en que regresó Narváez a la presidente del  Gobierno (que lo fue por 7 veces).

 

Conclusiones

 

El duque de Ahumada y marqués de las Amarilla fue un aristócrata y militar isabelino de reconocida prestigio y lealtad a la Corona. Por sus cualidades organizativas fue el mejor componente posible para  la fundación de la Guardia Civil, en un siglo de pronunciamientos y revoluciones, y supo organizarlo como primer Cuerpo eficaz de seguridad pública  para las necesidades de entonces en España.  Además fue senador por la provincia de Córdoba entre 1844-46 y 1861-62. Es decir, en ese momento no había otro hombre superior ni capacitado para desarrollar la labor encomendada.

 

 

 

Notas

 

-Aguado Sánchez, F., El duque de Ahumada fundador de la Guardia Civil, Imprenta-Escuela Huérfanos de la Guardia Civil, Madrid, 1969 y 1985.

 

-Fernández Palmeral, R., “180 años de la fundación de la Guardia Civil”, revista Meer

 

-López Corral, M., Francisco Javier Girón y Ezpeleta Las Casas y Enrile”, Real Academia de la Historia.

 -Núñez Calvo.J.N., Nacimiento de Francisco J. Girón y Ezpeleta, II Duque de Ahumada, organizador y primer Inspector General de la Guardia Civil”. Academia de Ciencias y Artes Militares.

 Alicante, 14 de abril de 2024

Autor Ramón Fernández Palmeral

 





                                           Duque de Ahumada joven en 1843



                              Colegio de Guardias Jóvenes en Valdemoro
                       Escuadra de caballos blancos en un desfile de la Guardia Civil

sábado, 13 de abril de 2024

"Los asesinos ya están en libertad". Elecciones vascas 21 de abril

  


 

"Nosotros ya perdimos cuando Sánchez pactó con Bildu" 

En Vascongadas a habido un proceso de limpieza cerebral a los jóvenes por medio de la educación y televisión y sobre todo por el PNV, (los traidores de Rajoy), como si allí no hubiera pasado nada de nada en los años del tiro en la nuca, y bombas debajo de los coches.

 Enlace: Interesante y viral artículo el La Razón de hoy 13 de abril 2024

Los asesinos ya están en libertad

Charo lamenta que «lo que no consiguieron con sangre lo están logrando ahora con poder y lavando cerebros. Es muy doloroso».

Hasta 2006 no hubo juicio contra los etarras que asesinaron a su padre. Eran cinco. «A la mujer no se localizaba y vivía en Bruselas. Tenía una tienda de productos españoles. La han extraditado hace poco, pero para el asesinato de mi padre no vale, ha prescrito. Otro de ellos murió preparando una bomba, a otro no le pudieron juzgar. Los otros dos fueron detenidos en el aeropuerto de Barajas en 2002. Vivían en México y Venezuela. Regresaron a España pensando que el atentado de Luis Cadarso había prescrito», recuerda. Les condenaron a 36 años. Sin embargo, la cesión de prisiones al País Vasco hizo que les dieran el tercer grado por enfermedad y al otro «por colaborar en las cocinas» y ya están los dos en libertad. «Uno de los asesinos vive en frente de la casa de mis amigos» uno de los motivos por los que no ha podido volver.

En 1981, Charo fue una de las mujeres que se unió a Ana Mª Vidal Abarca, Sonsoles Álvarez de Toledo e Isabel O´Shea a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). Ahora, Cadarso da charlas en los colegios para que los más jóvenes se conciencien, con su testimonio, de qué es realmente lo que pasó en España durante más de 50 años.

«Nosotros ya perdimos cuando Sánchez pactó con Bildu porque se le ha hecho mucho chantaje y se le han hecho muchas concesiones».

Su marido sigue sin ser reconocido por el Ministerio del Interior como víctima del terrorismo por el secuestro que sufrió, aunque el Rey le entregó un diploma que así lo acredita, destaca.

[[H2:«Derrota absoluta»]]

Ana Velasco es hija de Jesús Velasco, comandante de caballería y jefe del Cuerpo de Miñones de Álava, asesinado en 1980. Dice que el ascenso de Bildu supone «una derrota absoluta. Ellos se están haciendo los dueños del País Vasco y campan a sus anchas. Están consiguiendo que se oculte la historia del terrorismo que se ha vivido allí y que las víctimas no tengan visibilidad» porque «si quieres negar lo que existió no puede haber víctimas». En la sociedad, apunta, «hay un cierto síndrome de Estocolmo. La gente está cómo agradecida porque ya no maten y les dan las gracias así (apoyándoles). Toda esta gente que lleva la violencia en sus genes son como fieras con el estómago lleno y se ven respaldados por el Gobierno de España que les necesita». Además, apunta, "no hay que olvidar que también hay muchas personas que comparten esa ideología. Siguen a por lo mismo, a conseguir sus objetivos por otra vía hasta que consideren que esta vía no les sirve. Yo me siento mal, muy mal. Completamente derrotada, creo que nos han ganado y es lo que Otegi dijo: "Reír que vamos ganando".

Capitalismo, justicia, abogado, dinero

 Estos cuatro elementos unidos demuestran que la Justicia no existe, lo tenemos evidente en el entrado judicial de un poderoso como Trump, que puede conseguir que los jurados no sean independientes, y los declaren inocente. Cuando el dinero puede pagar a una jauría de abogados y detectives, nadie está a salvo. Un caso similar es el que pasa con España, que en cuanto acusas al gobierno y familias de posible corrupción, el asunto judicial se complica ante una Ley de Enjuciamiento Criminal que es obsoleta.

 La justicia es ciega a medias, porque no es divina sino humana.

Si no tienes un euro no puedes levantar la voz y es que ni los periódicos te escuchan. No eres nadie, no eres nada.

 Se ven casos que son de libro, pero los abogados lo pueden cambiar todo.

.............

 ¿Puede una la Justicia de EE-UU., acabar con la carrera de Trump?

El lunes arranca el primer juicio penal contra el expresidente por pagar el silencio de la exactriz porno Stormy Daniels en 2016

Trump pagó 130.000 dólares a Stormy Daniels para callar sobre su relación
Trump pagó 130.000 dólares a Stormy Daniels para callar sobre su relaciónMarkus SchreiberAgencia AP

Este lunes, Estados Unidos contemplará un espectáculo sin precedentes: el primer juicio en la historia del país contra un expresidente. El protagonista será Donald Trump, el ex mandatario que además es el candidato del Partido Republicano para medirse frente a Joe Biden en las elecciones de noviembre. Un cóctel político y judicial que, sin duda, invita a ser testigos de un episodio en la vida política estadounidense que podría marcar el pulso de campañas venideras.

Hasta ayer, el expresidente Trump enfrentaba un momento de «lograrlo o morir» en su esfuerzo por retrasar el inicio de ese primer juicio penal, con una infructuosa elección de tácticas de aplazamiento para su presentación la próxima semana en la corte en Nueva York por el caso del «hush money» o dinero negro con el fin de silenciar a la hoy exactriz porno Stormy Daniels antes de las elecciones de 2016.

La última de sus tácticas ha sido argumentar que el caso debería ser juzgado fuera de Manhattan. Sus abogados dicen que el condado profundamente azul de la ciudad de Nueva York no es un lugar adecuado para Trump, sugiriendo, en cambio, Staten Island, donde ganó sus últimas dos elecciones presidenciales, como el lugar del juicio. Un juez de apelaciones se negó a emitir una suspensión de emergencia sobre el asunto el lunes, lo que habría pospuesto indefinidamente el juicio.

El segundo esfuerzo que los abogados de Trump llevaron a cabo siguió a una demanda que este presentó contra el juez de Nueva York Juan Merchán, que supervisa su caso de dinero por callar con respecto a la orden de silencio que impuso sobre el discurso del ex presidente, una maniobra que actúa efectivamente como una apelación de la orden.

En su orden original, Merchán citó el «registro no impugnado» de Trump de atacar a individuos involucrados en sus asuntos legales como motivo para limitar su discurso. La orden prohibió a Trump atacar a testigos, fiscales y personal de la corte, pero no le impidió lanzar insultos al fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, o al propio juez.

viernes, 12 de abril de 2024

Si suben los salarios que es de supervivencia, suben los precios, esto es de cajón

Se podría vivir con salarios estabilizados, si no suben los precios, y sobre todo de los alimentos y la vivienda. Ecuación subir los salarios tiene efecto rebote en los precio en todos los artículos de consumo. y al final estamos igual.

 ......................................................

Yolanda dice a los empresarios paguen mas sueldo a su costa sin subir los precios.

En este contexto, ha calificado como "falaces" y una "simplificación excesiva" ciertas comparaciones que se hacen con otros países, como Estados Unidos, donde si bien es cierto que las cotizaciones sociales son "relativamente bajas", el trabajador luego debe costearse la atención médica y la jubilación. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha calificado de "imprudente" la propuesta de Garamendi y ha criticado que sean discursos propios de Milei o Trump.

"Si tenemos un problema de costes laborales en España, ¿por qué nuestras empresas exhiben el mejor rendimiento exportador en comparación con las de nuestro entorno? ¿Cómo es posible? ¿Es coherente con un problema significativo de costes laborales?", se ha planteado. Además, ha destacado que al hacer cálculos "rigurosos" y comparar con otros países europeos, se observa que España destina un 13% del PIB a pensiones, en contraste con el 17% de Italia o el 15% de Austria.

Por último, ha señalado que España cuenta con el Pacto de Toledo, un acuerdo de consenso nacional, y en la actualidad tiene una ley sobre pensiones que está "respaldada" por Bruselas y garantiza "sostenibilidad" a largo plazo para las pensiones. También ha agregado que el Gobierno ha abordado la sostenibilidad del sistema para los próximos 25 años mediante una combinación de "incrementos moderados y completamente asumibles de las cotizaciones sociales, de forma gradual en el tiempo", y con medidas de incentivo "positivas" para elevar la edad promedio de jubilación.

"Ahora no veo a aquellos profetas del desastre, ya se han callado, quienes afirmaban que los incentivos para retrasar la jubilación o los desincentivos para jubilarse anticipadamente no funcionarían. ¿Cuántos titulares han surgido de eso? ¿Cuántos titulares hay desmintiendo esas afirmaciones? Ahora disponemos de datos", lamentó el ministro.

jueves, 11 de abril de 2024

Bronca para David Broncano. Jamás veré un programde TVE donde el presentado gane 90,000 € por programa

 


                                             Bronca de Broncano y a RTVE

 

Mientras los médicos gana una media de 4.000 € al mes. Y la falta de vivienda que hacen falta.

 La RTVE se financia con el presupuesto del Estado. No tiene publicidad-

Tras semanas de rumores y polémica, el 10 de abril, el Consejo de Administración de Radio Televisión Española (RTVE) confirmó el fichaje del presentador del programa de "La Resistencia" de Movistar+, David Broncano, para adaptar este espacio en la cadena pública.

Dicha aprobación ha levantado un cisma dentro de la empresa, debido a la mala relación de la expresidenta interina, Elena Sánchez, con la Alta Dirección y el Consejo de Administración de RTVE. Finalmente, esta contratación ha terminado con el cese de Sánchez Caballero y del director de contenidos, José Pablo López.

Debido a ello, y en la reunión del Consejo del día siguiente, se nombró a la candidata del Partido Socialista, Concepción Cascajosa, como presidenta interina, siendo, precisamente, su voto de calidad, el que ha servido para desatascar esta situación, además de la abstención de Martín Medem (PCE) y la ausencia de Elena Sánchez. Con ello, se facilitó la aprobación del contrato de Broncano.

El acuerdo entre el ente público y las productoras El Terrat, liderada por Andreu Buenafuente y perteneciente a Mediapro; y Enconfrados Encofrasa, propiedad de Broncano, establece una duración de dos temporadas, de 160 programas cada una aproximadamente, entre septiembre de este año y julio de 2026, con interrupción en las fechas navideñas.

Asimismo, durante los 18 primeros meses no existirá una cláusula de corte, independientemente de los datos de audiencia.

A partir de la segunda temporada, si el espacio no alcanza, durante cuatro meses consecutivos, una media mensual del 7,5% de porcentaje de audiencia, el ente público podrá romper, de manera unilateral, el contrato acordado con la productoras.

El programa se emitirá de lunes a jueves entre las 21:30 horas y las 21:45 horas, lo que supondría un recorte en la franja del telediario, y tendrá una duración entre 70 y 80 minutos.

Por otra parte, y además de Broncano, sus colaboradores Jorge Ponce y Ricardo Castella son condición obligatoria de la productora, independientemente de que surja algún escándalo en torno a sus figuras o tuvieran algún interés externo a RTVE.

Cifras

La producción total del espacio tendrá un coste máximo de 14.076.135,31 € sin IVApor temporada, lo que supondría una cifra superior a los 28 millones de euros si se cumple el periodo establecido en el escrito. Siguiendo estos números, cada programa individual supondrá, de media, un máximo de 87.975,85€ sin IVA.

No ha trascendido el sueldo que percibirá el presentador jienense, aunque, como referencia, actualmente Broncano percibe 6.000 euros por programa de "La Resistencia" en la filial de Telefónica.

Hoy jueves 11 de abril de 2924 es el Día de la Santa Faz en Alicante. Romería popular

 



9.-  Romería a la Santa Faz

         Días después de cada Semana Santa  llega el misticismo de la Santa Faz  que retumba en mi interior como una voz que me llamara al recogimiento y a la peregrinación más devota e ineludible.  En este día me veo forzado a bordar la calzada con mis pasos de vía crucis religioso desde el Ayuntamiento hasta el Monasterio acompañando la comitiva oficial con mi caña y pasos silenciosos, mientras pienso en ese rostro divino en el paño de la Verónica, y por un momento eludo los pensamientos mundanos y materiales, pido paz, por los enfermos y las víctimas de cualquier guerra, legal o ilegal. Camino solo entre la multitud, empujado por la fe que es solitaria e interior. Es una romería donde acuden todas las autoridades municipales e  incluso el Presidente de la Generalitat Valenciana de turno.
        Tras ocho kilómetros de alfombra asfaltada y cerrada al tráfico nos acercamos al Monasterio dirección a San Juan que fue construido en 1766 de estilo renacentista y fachada barroca, se lo dejaron  a cargo de las religiosas Clarisas de clausura. Sobre la pila bautismal una placa de mármol da testimonio de que por allí rindieron visitas todos los reyes de España.
        En el solemne y eclesiástico interior trepan exvotos en ofrendas de mandas o favores recibidos. Detrás del ábside, una rica capilla, en la que se guarda con tres llaves la sagrada reliquia (un lienzo en el que la Verónica enjugó el rostro Cristo camino del Calvario). Cuenta la historia que la reliquia fue traída desde Roma en el siglo XV. No podemos olvidar los estudios sobre la Santa Faz del doctor en Historia  y cronista de Alicante Enrique Cutillas Bernal.
        Tres llaves guardan la custodia en la basílica de Santa Faz. Cuando abierta la puerta, el obispo nos enseña a los feligreses la tan solemne y alabada reliquia, y el romero florece en nuestros báculos de caña, hemos conseguido el jubileo. Nuestros muchos pecados anuales han sido perdonados, nos sentimos lleno de una extraña energía espiritual que nos servirá para celebrar un ágape entre amigos y familiares.  Por un día los coches han cedido su fuerza avasalladora y han sido domesticados por el poder extraño de un día de romería reconfortante y religiosa para el cuerpo y el espíritu que nos hace olvidar el belicismo en que vivimos y el bombardeo de un estado permanente de propaganda política en la televisión.
        Pero si fuéramos verdaderos devotos, cualquier domingo nos debería valer para hacer una visita a la reliquia y pedir perdón por nuestros muchos errores morales y éticos, y sentirnos verdaderamente aliviados de nuestro dolor de hierros y bridas entre los que vivimos aherrojados o apresados por hierros.

Ramón Fernández Palmeral

 
 
 

                                         Plaza del Ayuntamiento de Alicante
 
 
 
 
 HISTORIA

El origen de la tradición se remonta al siglo XV, cuando el entonces cura de San Juan de Alicante, Mosén Pedro Mena, realiza un viaje a Roma y se le obsequia con un venerado lienzo de la faz de Cristo que habría salvado a Venecia de la peste. El sacerdote traslada el lienzo a su parroquia de San Juan y lo deposita en el fondo de un arcón. Pese a colocarlo en el fondo, el lienzo siempre reaparecía en la parte superior del mismo; es por ello que en cierta ocasión decide sacar el lienzo en rogativa, un 17 de marzo de 1489, para pedir la lluvia. Al llegar al barranco de Lloixa, el padre Villafranca no consigue sostener el lienzo, y observa como brota del mismo una lágrima. Tras este vinieron más milagros, como el de las tres faces. En el lugar del primer milagro es donde se alza hoy el Monasterio de la Santa Faz, que pertenece al municipio de Alicante ciudad.


Guerra Civil

Al comenzar la Guerra Civil Española de 1936-39, se inician los ajustes de cuentas, venganzas y asesinatos en ambos bandos. Alicante, al quedar en zona republicana, cae en los primeros meses de la guerra bajo el poder de milicianos. El 26 de julio de 1936 los milicianos asaltan el Monasterio y la Iglesia de la Santa Faz. Arriesgando su vida, Vicente Rocamora Onteniente acompañado por el alcalde pedáneo Antonio Ramos Alberola (Tonico Santamaría) entran en el camarín y tras romper el cristal sacan la Santa Faz escondiéndola en un capazo de la compra, ya que veían que en el saqueo y destrucción del Monasterio la reliquia corría serio peligro. Tras pasar la noche en la casa del alcalde pedáneo, la reliquia es trasladada en tranvía o en vehículo municipal (según las versiones) a la Diputación Provincial donde es almacenada en la caja fuerte. Posteriormente el alcalde comunista Rafael Millá y el exalcalde Lorenzo Carbonell salvarían la reliquia de caer en manos de funcionarios del gobierno que requisaban objetos de oro para la Caja de Reparaciones.