ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 19 de abril de 2021

María Cegarra: la sombra de Miguel es alargada, por Pilar Galán García


 Poesía

María Cegarra: la sombra de Miguel es alargada

María Cegarra Salcedo. Dibujo por Ramón Palmeral.

María Cegarra Salcedo, nacida en La Unión (Murcia) el 28 de noviembre de 1899, fue una mujer adelantada a su época, de hecho, fue la primera mujer en España licenciada en Ciencias Químicas, abriendo su propio laboratorio de análisis de minerales, además de desempeñar la docencia en la Escuela Politécnica de Cartagena, siendo la adjunta del catedrático de Física y Química, José Luis Galán (mi padre)...

Leer en Hoja del lunes.com de Alicante

 Otros artículos de esta autora


sábado, 17 de abril de 2021

El "Galatea" un barco español en Glasgosw

 


Un antiguo barco de la Armada española es la gran atracción turística de Glasgow

El Galatea -construido a finales del siglo XIX- fue adquirido por la Armada española en 1922 y surcó mares de todo el mundo como buque-escuela hasta 1982

Actualizado:

La historia de este barco nos recuerda que sobrevivió a las dos grandes guerras mundiales del siglo XX, a huracanes, al célebre Cabo de Hornos en más de quince travesías, y a varias amenazas de desguace, pero hoy es una de las atracciones turísticas más populares de Glasgow. Instalado en los muelles del río Clyde, miles de curiosos visitan «The Tall Ship Glenlee» junto al Museo Riverside, aunque muchos no saben que durante setenta años lució la bandera española.

La Galatea de Miguel de Cervantes

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La Galatea Ver y modificar los datos en Wikidata
de Miguel de Cervantes Ver y modificar los datos en Wikidata
La Galatea First Edition Title Page.jpg
Portada de la primera edición de La Galatea.
Género Novela pastoril Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Español Ver y modificar los datos en Wikidata
Publicado en Alcalá de Henares Ver y modificar los datos en Wikidata
País España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación 1585 Ver y modificar los datos en Wikidata
Texto en español La Galatea en Wikisource

La Galatea es una novela de Miguel de Cervantes publicada en 1585 en Alcalá de Henares con el título de Primera parte de La Galatea, dividida en seis libros. Ascanio Colonna es el dedicatario de La Galatea, quien en la década de 1580 se encontraba completando sus estudios en dos universidades castellanas: la Universidad de Alcalá y la Universidad de Salamanca.

Historia

La novela empezó probablemente a redactarse cuando Cervantes volvió de su cautiverio en Argel (diciembre de 1580). Tuvo poco éxito en las librerías, sobre todo, si se compara con el enorme de la Diana de Montemayor y el grandísimo de la Diana enamorada de Gil Polo. Cervantes tuvo durante toda su vida un altísimo concepto de su novela y la intención de publicar la segunda parte, pero murió sin haberlo hecho.

Características

La Galatea en una ilustración de Cecilio Pla

La Galatea se suele clasificar como un libro de pastores o una novela pastoril. La novela tiene una estructura compleja. Por un lado se encuentra la arcadia, o el lugar ameno, donde se desarrollan las conversaciones, cantos y debates sobre el amor; por otro, hay una serie de novelas insertadas que se entrelazan con las tramas pastoriles. Finalmente, se inserta un encomio a cien intelectuales coetáneos de Cervantes, de muchos de los cuales se conocen los libros y poemas que publicaron mayormente, pero no solo, en la década de 1580. Este poema se suele conocer bajo el nombre de "Canto de Calíope".

La mayoría de sus personajes son pastores, pero es un vehículo para un estudio psicológico del amor, y es este el amoroso propósito de Cervantes al escribirla. La novela se ambienta en algún lugar –entre ideal y real– a orillas del Tajo. Hay una trama principal y varias secundarias. En la principal, Elicio y Erastro son dos pastores enamorados de Galatea, una hermosísima pastora que reúne todas las demás virtudes de las heroínas cervantinas: discreción, inteligencia, buen juicio, honestidad y bondad. Pero Galatea adora su independencia espiritual y no quiere verse sujeta por el yugo amoroso, así que hará sufrir de desdenes a los dos pastores llamados Elicio y Erastro. Encontraremos jugosos duelos dialécticos sobre la naturaleza del amor (libro IV, los pastores Lenio y Tirsi hacen sus respectivas apologías del desamor y del amor), o sobre la psicología amorosa (libro III, Orompo, Marsilo, Crisio y Orfinio discuten, en verso, sobre qué pasión derivada del amor causa más dolor, si los celos, el desdén, la ausencia, o la muerte del ser amado).

Respecto a los pastores, algunos de estos pastores y sus nombres pastoriles son máscaras detrás de las cuales se encuentran en algunos casos reconocidos poetas de la época. Un ejemplo sería Francisco de Figueroa, conocido como "el Divino", por sus contemporáneos. El pastor Tirsi, quien aparece en el Libro II de La Galatea, es Francisco de Figueroa, como lo atestiguan los tres poemas suyos que menciona el pastor Elicio. Asimismo, se ha de tener en cuenta que este Tirsi/Figueroa es uno de los cien ingenios mencionados en el Canto de Calíope.

Además de estos duelos poéticos de los pastores y pastoras, en La Galatea existen interesantes y entretenidas novelle intercaladas dentro del tema principal, como Cervantes haría también más tarde en El Quijote y en Los trabajos de Persiles y Sigismunda.

Placa dedica a la imprenta de Juan Gracián, en Alcalá de Henares, donde se publicó la primera edición de "La Galatea".

En el libro VI se encuentra el encomio conocido como "Canto de Calíope": la musa de la poesía se aparece a los pastores y esto sirve a Cervantes para introducir un extenso canto en el que elogia a cien ingenios vivos de la poesía española de entonces. Nombra y alaba, por ejemplo, a Góngora, Lope de Vega, Alonso de Ercilla, Fray Luis de León, Francisco Díaz y muchos otros.

Al final del libro, los sucesos de la novela quedan interrumpidos bruscamente:

El fin deste amoroso cuento y historia (...) con otras cosas sucedidas a los pastores hasta aquí nombrados, en la segunda parte desta historia se prometen, la cual, si con apacibles voluntades esta primera viene rescibida, tendrá atrevimiento a salir con brevedad a ser vista de los ojos y entendimiento de las gentes.

Pero nunca se publicó la varias veces prometida segunda parte. De hecho, durante la quema de libros de El Quijote, varias novelas pastoriles acaban en la hoguera. El sacerdote y el barbero salvan La Galatea y anuncian que muy pronto Cervantes sacará la segunda parte. Pero no hay datos reales de la producción de esta obra, solo anuncios que no se cumplieron.


viernes, 16 de abril de 2021

Podemos en los juzgados una vez más.

 

El juez de Neurona investiga una cuenta de Podemos desde la que transfirió 30.000 euros

La diligencia, instada por la UDEF, se enmarca en la pieza sobre la Caja de Solidaridad

Actualizado:Noticias relacionadas

El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, investiga la cuenta de Podemos desde la que envió 30.000 euros de su Caja de Solidaridad en concepto de donación a una asociación denominada 404 Comunicación Popular, en un movimiento que está bajo la lupa desde el inicio de la causa.

¿Por qué una revolución? Causas de La Gloriosa

 

En septiembre de 1868 se produce un hecho sin precedentes hasta entonces en España: una reina es obligada por su propio pueblo a abandonar su Corona y su propio país. ¿Qué ha ocurrido para llegar a este extremo?

Evidentemente, un hecho de esta trascendencia surge como consecuencia de diversas causas que se han ido gestado durante un tiempo:

  • La hegemonía en el poder y el gobierno cada vez más represivo de los moderados les granjea múltiples enemistades.
  • El desprestigio de la reina, que mantiene en el poder a los moderados contra viento y marea, es cada vez mayor.
  • La oposición se organiza. Progresistas y demócratas firman el Pacto de Ostende (1866) para derrocar a la reina.
  • El ejército apoya cada vez más los movimientos contrarios a la reina. No sólo los militares progresistas como Juan Prim, sino que los unionistas (que concentraban la mayor parte de los altos mandos del ejército) también comienzan a negociar con los revolucionarios.
  • A todo ello hay que unir la crisis económica que, desde 1866, ha llegado a España interrumpiendo un par de décadas de crecimiento económico. En este contexto, el descontento social también va en aumento.

Los acontecimientos que precedieron a la revolución se fueron desarrollando de la siguiente forma:


 

Como se ve, el descontento de amplios sectores de la sociedad con la reina era muy grande. Finalmente, en septiembre de 1868 se produjo una revolución, conocida como La Gloriosa, que acabaría destronando a Isabel II. La revuelta se inició con un pronunciamiento en Cádiz liderado por el almirante Topete; posteriormente se unirían otros altos mandos militares como los generales Serrano y Prim y se produjeron levantamientos populares en las ciudades.

La resistencia por parte de las pocas tropas que permanecían fieles a la reina fue bastante escasa y apenas duró unos días; tras la derrota del ejército realista en la batalla de Alcolea, Isabel II se vio obligada a dejar el trono y marchar hacia el exilio junto a su familia.

El triunfo de La Gloriosa fue rápido y contundente; eran muchos los sectores sociales descontentos con Isabel II. De este modo, la existencia de un "enemigo común" (la reina) facilitó la unión de facciones políticas diversas y camufló, aunque sólo momentáneamente, las significativas diferencias en los objetivos de cada una de ellas:

  • Militares y políticos liberales pretenden sustituir a la reina y elaborar una nueva Constitución.
  • Demócratas y republicanos, que forman el núcleo de las Juntas de las ciudades (asociaciones similares a las de las Juntas de la Guerra de la Independencia), pretenden un cambio de régimen mucho más profundo.
  •  
  •  

    Batalla del puente de Alcolea (1868)

    Ir a la navegación Ir a la búsqueda
    Batalla del puente de Alcolea
    Parte de Revolución de 1868
    Batalla del puente de Alcolea (1868).jpg
    Fecha 28 de septiembre de 1868
    Lugar Puente de Alcolea (Córdoba), España)
    Coordenadas 37°56′12″N 4°39′41″OCoordenadas: 37°56′12″N 4°39′41″O (mapa)
    Resultado Victoria decisiva revolucionaria
    Consecuencias
    Beligerantes
    Bandera de España Revolucionarios Bandera de España Reino de España
    Comandantes
    Bandera de España Francisco Serrano Bandera de España Manuel Pavía y Lacy
    Fuerzas en combate
    Fuerzas sublevadas
    • Unos 10.000 soldados
    • Menor cantidad de artillería
    Ejército Real
    • Unos 10.000 soldados
    • 32 piezas de artillería
    Bajas
    Indeterminadas Indeterminadas

    La batalla del puente de Alcolea tuvo lugar el 28 de septiembre de 1868 y enfrentó a los militares sublevados contra la reina Isabel II y las tropas realistas que se mantenían fieles a su autoridad. Tuvo lugar en un puente (situado sobre el río Guadalquivir) cercano a la barriada cordobesa de Alcolea y la derrota de las tropas realistas significó el final del reinado de Isabel II, que tuvo que marchar al exilio en Francia.

    Antecedentes: Revolución "La Gloriosa"

    En esta situación estalló la revolución de 1868, conocida como La Gloriosa. La ciudad de Cádiz volvía a ser el origen de una revolución, ya que el 19 de septiembre de 1868 el brigadier Topete encabezó un alzamiento tras ponerse al mando de la flota fondeada en Cádiz. Los sublevados difunden un manifiesto titulado "España con honra", en el que exponían las razones de su levantamiento, que no eran otras que la demanda de reformas políticas. En el manifiesto se pedía que tras exiliarse la reina se fundara un nuevo gobierno sin exclusión de partidos. De forma simultánea, poblaciones como Béjar organizan levantamientos populares organizados en Juntas impidiendo a las tropas realistas la concentración de fuerzas en Alcolea.

    A continuación el general Prim se unió a Topete y ambos se hicieron con el control de Cádiz. Luego buscaron el apoyo en otras ciudades como Sevilla, Córdoba, Barcelona, Huelva, etc. Se formaron Juntas Provinciales que se encargaron de movilizar a la población mediante promesas de sufragio universal, de eliminación de impuestos, del fin del reclutamiento forzoso y de una nueva constitución. En las ciudades, las Juntas revolucionarias, formadas por demócratas y progresistas, asumieron el poder.

    Desarrollo de los combates

    El general Manuel Pavía y Lacy, marqués de Novaliches, con el manto de la Real y Militar Orden de San Fernando.

    Los generales Prim y Topete encabezaron la insurrección contra Isabel II y comenzaron una marcha hacia Madrid. A su encuentro se dirigieron las tropas realistas de Manuel Pavía y Lacy, (Marqués de Novaliches), que avanzaron hasta Andalucía.

    El ejército de Novaliches estaba compuesto por dos divisiones de Infantería, una división de caballería, una brigada de artillería con 32 cañones de campaña, una brigada de vanguardia y algunas unidades auxiliares menores, con un total aproximado de diez mil hombres. Los rebeldes, bajo el mando del general Serrano, formaban un ejército de tamaño similar, aunque con menos artillería. Entre unos y otros se estima que en total participaron en la batalla unos dieciocho mil hombres, dos mil caballos y sesenta piezas de artillería.1

    Novaliches planteó su despliegue en dos columnas, una por la carretera de la margen derecha del Guadalquivir para caer por la espalda del puente en la localidad de Alcolea defendido por las tropas del general Serrano, fortificadas a sabiendas de que las circunstancias que reinaban en el resto de España en aquellos momentos jugaban a su favor. La otra columna realista avanzó por lo que hoy es la antigua nacional IV —desde la estación de El Carpio, Las Cumbres, la estación de Los Cansinos y la Vega de Alcolea— para llegar de frente al puente.1

    El 28 de septiembre de 1868 ambos ejércitos se encontraron. Novaliches realizó un ataque frontal que fue contenido por las tropas rebeldes de Serrano. Para evitar la desmoralización de sus tropas, Novaliches en persona decidió acudir a la vanguardia, siendo herido gravemente en la cara por metralla.1​ El general de estado mayor Jiménez de Sandoval tomó entonces el mando y al anochecer, ordenó retirarse a las tropas y comenzó las negociaciones.1​ En total, hubo unas mil bajas entre muertos y heridos.1

    Los restos del Ejército isabelino se retiraron hacia el norte. La implicación de Pavía (Marqués de Novaliches) en la batalla siendo herido en la barbilla le hizo ser objeto de mofa con la siguiente canción:

    El general Novaliches
    en Córdoba quiso entrar
    y en el puente de Alcolea
    le volaron las «quijás»...
    Popular

    Consecuencias

    Las noticias llegaron rápidamente a Madrid, aunque la corte y la propia reina se encontraban en la costa Cantábrica veraneando y sabían muy bien lo que esto significaba. El Gobierno dimitió y la reina, que se encontraba en San Sebastián, se exilió a Francia. La revolución dio inicio el nuevo Sexenio Democrático. Entre las distintas tendencias de gobierno, al final se impusieron Prim y los suyos, del sector progresista, a los que se unieron los unionistas, con Serrano al frente, que fue nombrado jefe del gobierno provisional mientras se formaban las Cortes constituyentes. 

 Tuvo 5 presidentes: Estanislao Figueras, Pu y Margal, Salmeron, Castelar y el general Serrano hasta la Restauración Borbonica de Alfonso XII (hijo de Isabel II, la que echaron), tanto lio para volver lo Borbones. Hubo la tercera guerra carlisat, el cantonalismo y lo diez años de guertra en Cuba. Un desastre. Y todo por la corrupcion y las bragas de Isabel II.
 

Abascal: «No me importa entrar o no en el Gobierno de Madrid, venimos a frenar a Sánchez e Iglesias»

 

Un día de campaña con Santiago Abascal OK Diario
https://okdiario.com/espana/santiago-abascal-no-importa-entrar-o-no-gobierno-madrid-venimos-frenar-sanchez-iglesias-7095065

Abascal: «No me importa entrar o no en el Gobierno de Madrid, venimos a frenar a Sánchez e Iglesias»

Santiago Abascal se monta en la furgoneta camino de otro mitin. Esta vez es en Leganés. Le acompaña OKDIARIO. Y es justo después de que el propio presidente del Gobierno haya afirmado en sede parlamentaria que Vox fue a Vallecas «a alborotar». Esta vez no hay lluvia de piedras. La polémica parlamentaria del día previo ha debido escarmentar al ministro Fernando Grande-Marlaska, que ha desplegado más de diez furgonetas de antidisturbios, ha contado con la movilización plena de la Policía Municipal y ha enviado hasta a la unidad canina de la Policía Nacional. Pero Abascal tiene claro que «una parte de este Gobierno socialcomunista que pacta con proetarras y separatistas está permitiendo los ataques y la otra parte impulsándolos». El líder de Vox subraya la importancia de las elecciones madrileñas para frenar esa «agenda comunista» y afirma con rotundidad que no le importa «entrar en el Gobierno de Madrid»: «Que tenga todo el mundo claro que venimos a frenar a Sánchez e Iglesias».

P.- Te quiero preguntar por las encuestas. Todas están dando que Vox puede ser el partido decisivo para la gobernabilidad después del 4M. ¿Vox va a exigir entrar en el Gobierno?

R.-Vox ha sido extremadamente claro durante estos días y ha dicho que su  función social es impedir el asalto comunista del Gobierno de Madrid. No me importa entrar o no en el Gobierno de Madrid: venimos a frenar a Sánchez e Iglesias, y por lo tanto, Vox ha dicho que si los votos que recibimos nos ponen en primer lugar, por supuesto exigiremos el Gobierno, intentaremos pactar con otros para que nos apoyen. Y si no nos ponen en primer lugar, nuestros votos estarán disponibles para una mayoría alternativa a la izquierda, para impedir que Pablo Iglesias pueda acceder de ninguna manera al Gobierno de la Comunidad Madrid y poner en riesgo las libertades y la prosperidad de Madrid. El modo en el que estemos es lo de menos para nosotros, ahora mismo. Veremos dónde nos ponen los ciudadanos, pero de verdad que para nosotros el debate importante no es si estar en el Gobierno o no estar en el Gobierno. Qué cosas vamos a exigir o no exigir… Los madrileños pueden estar tranquilos: si es por Vox no hay absolutamente ningún riesgo, en caso de que nosotros sumemos, de que la izquierda gobierne en Madrid. Ya veremos cuál es el modo en el que nos ponemos de acuerdo, hay muchas fórmulas y no nos preocupa nada en ese momento qué fórmula elijamos.

Pero sí nos preocupa dar tranquilidad a los madrileños en el sentido de que Vox no va a tener ninguna veleidad extraña como las que ha tenido Ciudadanos, un partido que tiene que pagar muy caro en estas elecciones lo que ha hecho. Un partido que está un día en el Gobierno de Ayuso en coalición con un vicepresidente; al día siguiente presenta una moción de censura contra Ayuso y a la semana siguiente eligen un candidato en las elecciones convocadas que dice que pactará con Ayuso con condiciones. Pero, ¿para qué estas elecciones? ¿Por qué nos han condenado a estas elecciones con la traición de Murcia? ¿Por qué han condenado a los españoles a un montón de emociones de censura que han desestabilizado la política nacional y han puesto en riesgo a españoles de Murcia, de Andalucía, de Castilla y León y de Madrid, que estaban viviendo en la tranquilidad de no ser gobernados por la izquierda que ha pactado con los comunistas y que han estado a punto de ver cómo esos gobiernos caían en manos de la izquierda?

P.- Cuando tenéis sensación de que en un acto no ha habido una organización previa para congregar a violentos ligados con la extrema izquierda, ¿los actos tienen algún tipo de peligrosidad o solamente se circunscriben a aquellos en los que ha habido agitación intencionada?

R.-Yo creo que sólo hay peligrosidad cuando ha habido una organización previa para impedir la celebración de nuestro acto.

P.- Que además, eso me imagino que os lo confirmará incluso la Policía.

R.- Bueno, lo solemos ver los días anteriores, se hacen carteles, se juntan organizaciones extrema izquierda, incluso sin citar directamente, desde el Consejo de Ministros, como ha ocurrido con Ione Belarra e Irene Montero, que incitan a la violencia contra nuestro partido en el acto de Vox y luego el ministro de Interior lo toleró y después Sánchez la ha justificado diciendo que fuimos a provocar. Que es lo mismo que decían a los concejales socialistas a los que asesinaban en el País Vasco; es decir, esos que ahora son socios del PSOE, decían aquéllo de los concejales socialistas, que su simple presencia en un pueblo del País Vasco -del que eran, por cierto- era un acto de provocación. Bueno, pues es lo que ahora están diciendo de nosotros cuando vamos a Vallecas, donde nos votan 15.000 personas. Es que el otro día en Vallecas, aproximadamente vinieron mil personas a vernos de los nuestros, y otros tantos radicales. Pero ¿cuánta gente habría venido al mitin de no ser que estuviésemos rodeados, en un ambiente de lapidación?

Nosotros tuvimos que acceder al acto superando a un montón de gente que iba a increparnos, a insultarnos. Claro, la gente que acude a escuchar un acto y que no va rodeada de Policía como nosotros, ¿cómo accede allí? Era imposible. Nosotros habríamos juntado 3.000 ó 4.000 personas en Vallecas fácilmente.

P.- ¿Pudo haber una desgracia humana por los ataques, temisteis que alguna persona muriera?

R.- Había bebés, había familias, había personas mayores y si no murió nadie fue porque Dios no quiso. Hubo gente a la que le golpearon en la cabeza y, por suerte, sólo ha habido brechas, ha habido torceduras de tobillos, ha habido golpes serios; a un diputado le impactó un adoquín en la mano… Un mal golpe en la cabeza con un adoquín te puede matar. Y no ha muerto nadie porque Dios no ha querido, no porque el ministro de Interior no lo haya impedido. ¿Cómo es posible que yo pueda dar un mitin, que es lícito, en mitad de la comisión de un delito contemplado en el 514 del Código Penal, castigado con pena de cárcel? La comisión del delito de los que están intentando impedirlo, lanzándonos piedras en este caso y que están sólo a 18 metros, es decir, estoy en una tribuna a tiro de piedra, a tiro de adoquín o de cualquier otra cosa. Y eso yo, que era el más lejano, porque era un escenario circular. ¿A cuánto estaban las personas que nos habían venido a ver? Estaban a dos, tres, cuatro o cinco metros de las personas que lanzaban los objetos. De verdad, esto no tiene parangón en toda Europa.

P.- Aparte de esta reacción que se está viendo de gente ligada a la ultraizquierda, muy cercana a Podemos que es enviada a reventar los actos, ¿hay un miedo de Podemos en el hecho de que cada vez que vosotros pisáis un terreno que ellos consideran que es suyo? ¿Se están dando cuenta de que les quitáis votos a ellos directamente? Es decir, que Vox está absorbiendo voto de Podemos.

R.- Bueno, yo creo que eso está ocurriendo.  Y voto socialista, y voto de la abstención. A Vox le están votando españoles muy diferentes que se identifican con nuestro mensaje. Ellos lo han percibido y quieren dificultar ese mensaje. Pablo Iglesias no se atreve a volver desde Galapagar a Vallecas dos días después de exigir 5.000 euros de indemnización mensual.

Y no digo que no tenga derecho a ella, que lo tiene. El problema es que dijeron que sólo iban a cobrar tres veces el salario mínimo y ahora exigen una indemnización de 5.000 euros mensuales. Y después de haberse ido a vivir a un sitio al que dijo que nunca iría a vivir y tras haber abandonado su barrio y haberse enriquecido -que eso es verdaderamente grave- ya no puede volver a Vallecas. ¿Cómo vuelve a Vallecas? Ya no es que vaya como un desarrapado, como va al Congreso en una falta de respeto a la Cámara, no al resto de diputados, sino a los ujieres, a los camareros, a los policías nacionales, a todos los que van uniformados al Congreso en señal de respeto. Él nunca muestra señal de respeto. Pero es que el otro día en Vallecas se puso una sudadera para disfrazarse, es que es de chiste. Como disfrazan sus políticas, claro, ellos no pueden ir a Vallecas porque no defienden ni uno solo de los intereses de los trabajadores; sólo apelan a la violencia y asuntos que son verdaderas chuminadas que no importan a ningún trabajador.

martes, 13 de abril de 2021

La muerte de un profesor de 30 años con "trombos muy graves". La ruleta rusa.

 

Coronavirus España hoy, noticias de última hora | Investigan la muerte de un profesor de 30 años con "trombos muy graves" vacunado con AstraZeneca

Actualizado

Simón niega que Madrid no informe de todos los contagios por coronavirus como afirmó Sánchez: "Sus datos tienen la misma calidad que los demás"

Una mujer recibe una vacuna contra el coronavirus en el Hospital 12 de Octubre de Madrid.ALBERTO DI LOLLI

El Hospital Universitario de Toledo ha informado a Sanidad la sospecha de una reacción adversa a la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca de un paciente que murió este lunes tras sufrir trombos graves. El paciente, un profesor de 30 años que daba clase en Toledo, permaneció en estado muy grave en el servicio de Medicina Intensiva del Hospital Virgen de la Salud, donde finalmente murió este lunes.

 Mario P. R., profesor de la IES Universidad Laboral de Toledo.

Sanidad investiga si el fallecimiento por trombos de un profesor en Toledo tiene que ver con la vacuna de AstraZeneca que recibió

 

Las autoridades sanitarias de Castilla-La Mancha investigan si el fallecimiento de un hombre de 30 años por fenómenos trombóticos muy graves que se ha registrado este lunes en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo pudiera estar relacionado con la vacuna de AstraZeneca tras haber recibido la primera dosis de este fármaco días antes.

 

Todas las vacunas tienen su riesgo: el de AstraZeneca es la sobreinformación

Según trasladan a este medio fuentes del Gobierno regional, el Servicio de Medicina Intensiva del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo notificó el pasado viernes, 9 de abril, a la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, una sospecha de reacción adversa a un medicamento en un paciente ingresado en la UVI del hospital Virgen de la Salud.

El varón era profesor interino de Formación Profesional en el IES Universidad Laboral de Toledo. Este martes, el centro educativo hará sonar la sirena a las 9.30 horas y guardará un minuto de silencio en su recuerdo.

Aunque en nuestro país se ha limitado la administración de la vacuna de AstraZeneca a personas de entre 60 y 69 años, la Agencia Europea del Medicamento y la OMS mantienen su recomendación de seguir empleando este suero en todas las edades ante lo extremadamente infrecuente de los casos de trombos y el favorable balance beneficio-riesgo que supone su administración. Un estudio de la Universidad de Cambridge establece que una persona de 60 años tiene entre 70 y 638 veces más probabilidades de ingresar en la UCI por no vacunarse que de sufrir un trombo por la vacuna de AstraZeneca. Aunque todavía no hay evidencia suficiente para establecer la causa de estos extraños episodios de trombos asociados a una disminución de plaquetas, los primeros indicios apuntan a una respuesta inmunitaria alterada de tipo autoinmune en un limitado número de pacientes. 

 

...............Nuevo Impulso..........

Pienso sinceramente con la mano en el corazón que no se puede jugar a la ruleta rusa con una vacuna contra el covid-19 como la AstraZeneca. Si existen riesgos se debería retirar.

La cabra montesa, a punto de morir de éxito en España. La de Gredos es la más valorada. Caza

 

La cabra montesa, a punto de morir de éxito en España

Actualizado

Su expansión, favorecida por la legislación que regula su caza y la ausencia de depredadores, amenaza a las poblaciones más numerosas y sus ecosistemas. Un plan técnico de caza propone la homologación de las hembras de la especie, hasta ahora denostadas en las cacerías, para controlar su población

Una cabra montesa en Gredos
Una cabra montesa en GredosFracisco Motilva

La cabra hispánica vive en estos momentos su época dorada en España pero a punto está de morir de éxito. Nunca, desde que comenzó a poblar la Península Ibérica allá por el Pleistoceno, esta especie protegida había contado con un número tan importante de ejemplares ni había gozado de tan alto nivel de protección.

Su extraordinaria expansión, de la mano de la rígida legislación que regula su caza y de la ausencia de depredadores naturales, se encuentra, sin embargo, a un paso de poner en riesgo a las poblaciones más numerosas. Con ellas, peligran también los ecosistemas en los que viven hacinadas, arrasando con todo tipo de especies vegetales en peligro de extinción.

La cabra mntesa habita nuestro país desde la Prehistoria a lo largo y ancho del territorio y siempre ha estado acompañada de un halo de magia y misterio que lo ha convertido en un animal cuasi mitológico para los pobladores de sus ecosistemas.

En las cuevas rupestres de cualquier zona aparecen ciervos, bisontes, pero también cabras. El hombre del periodo Magdaleniense ya las cazaba hace 15.000 años con armas rudimentarias. Se convirtieron mucho más tarde en objeto de deseo de las cacerías de los reyes godos, Alfonso X El Sabio escribió sobre esta especie e, incluso, los árabes hablaban del macho montés.

Históricas cacerías de Alfonso XIII

Pero fue el Rey Alfonso XIII quien las transformó en una auténtica leyenda al organizar grandes cacerías en la sierra de Gredos, enclave que a lo largo del siglo XX se ha convertido en su gran santuario. Se trata del espacio en el que la especie adquiere una morfología más esbelta, con los cuernos más preciados gracias a su genuina forma redondeada, y donde ha resistido estoicamente aún en los peores momentos.

Una de las cacerías de Alfonso XIII
Una de las cacerías de Alfonso XIII

Precisamente la sierra abulense no sólo ha dado los mejores ejemplares de la cabra hispánica a lo largo de su historia sino también a sus mayores estudiosos. Arturo González Cardalliaguet, con 37 años y una formación académica ajena la biología, es licenciado en Administración y Dirección de Empresas y Marketing, pero se ha convertido en uno de sus grandes especialistas. Sus conocimientos los ha plasmado en un reciente estudio sobre la especie que aborda su pasado, su presente y su inquietante futuro.

"La subespecie de Gredos es la más valorada en el mundo cinegético", explica con orgullo a EL MUNDO por su condición de abulense, nacido en Ávila y criado en la localidad de La Adrada. "Es diferente por su cuerna, con forma de lira y una espectacular curvatura". Pero también, añade, "por la espectacularidad del entorno en el que vive".

"Antaño el Patronato Nacional de Turismo promocionaba Gredos y generó un efecto llamada. Se cazaba en terrenos libres, el que primero cogiera una cabra, era suya. Antes de que Alfonso XIII creara el coto real, la cazaba todo el mundo y competía con el ganado de los pastores". Por lo tanto, eran los propios ganaderos los que la cazaban para acabar con su competencia en épocas de escasez de pastos, situando a la especie al borde su extinción.

Recuerda González que "Alfonso XIII, que era muy cazador, decidió que se hiciera un coto real en 1905 que afectaba al parque regional de la Sierra de Gredos". Pero no fue "hasta 1911 cuando se llevó a cabo la primera cacería real y se consiguieron los primeros grandes ejemplares".

En aquel momento, a principios del siglo XX, "sólo estaban contabilizados doce ejemplares, la cabra estaba al filo de la desaparición en toda España". No obstante, la intervención del monarca supuso que "en tan sólo seis años, la especie se multiplicó de manera espectacular". "Cuando se creó el coto real se nombraron guardas a los pastores y a los furtivos con un sueldo de 2,5 pesetas el jornal para que dejaran de cazarlas y se puso punto y final a la caza descontrolada de ejemplares".

"Allí estaban las familias Blázquez y Chamorro, en las que la condición de guardas pasaba de padres a hijos y participaban en batidas encabezadas por el Rey en las que se utilizaban bombas para provocar la estampida de las manadas". De hecho, "al guarda mayor le explotó una en la mano y le pasaron a llamar El Manco", precisa al exhibir los hallazgos con los que se ha topado durante los últimos meses en los archivos del Palacio Real.

"Alfonso XIII se llevaba a sus cacerías en agosto de 1919 al príncipe Don Genaro, al duque de Santoña, al marqués de la Escala o a los de Villaviciosa de Asturias y al de Viana, que era el montero mayor del Rey", prosigue. "En aquella cacería abatieron 15 cabras, pero en 1930 las cacerías duraban ya dos días y se mataron 116". "Las cabras que se cazaban en las monterías reales se destinaban a beneficencia. El Rey se quedaba con la cabeza de los mejores ejemplares y se encargaba de que llegara el resto a los batidores, a la Guardia Civil y a la beneficencia".

"Normalmente no gusta que se diga, pero gracias a la caza se consiguió salvar esta especie", que González asegura que prácticamente hubiera desaparecido de la Península.

El veneno de la pasión por la naturaleza y las ancestrales leyendas que acompañan a la cabra montesa se lo inoculó hace ya unos años Ismael del Peso, histórico guarda forestal de la reserva natural del Valle de Iruelas, situada junto al embalse de El Burguillo. Del Peso se ha convertido sin quererlo en una referencia indiscutible que ha conseguido mantener viva la tradición oral abulense en torno a la caza y la protección de sus principales especies.

Un ejemplar en Gredos
Un ejemplar en GredosFracisco Motilva

"Me he empeñado en hacer cursos y másters cinegéticos pero nada me han aportado que no supiera ya gracias a él", valora González de su tutor sobre el terreno. Estrechamente unidos ambos a uno de los mejores fotógrafos de naturaleza de España, Francisco Motilva, que se ha convertido en el gran retratista de los más bellos ejemplares de esta especie en la zona.

Dice Del Peso a este periódico que "la cabra montés es a Gredos lo que el trueno a la tormenta, lo que el aliento a la vida, un binomio indisoluble", que pese al empujón decisivo de Alfonso XIII pasó un momento crítico durante la hambruna que sucedió a la Guerra Civil. "Donde en los pueblos no quedaron ni los gatos".

"La necesidad era abundante, los recursos, escasos, y allí donde no alcanzaba el arma de fuego, lo hacía el ingenio". Rememora que se implantó en la sierra de Gredos una técnica de caza que se denominaba vaqueo y que consistía en que el cazador se entremezclaba con el ganado con un cencerro en la cintura, se cubría con una piel de cabra o de vaca para neutralizar el olor humano, y de esa forma se aproximaba a los ejemplares de cabra hispánica que descendían a las cotas más bajas del Valle del Alberche. Se instalaban también tablones en barrancos en los que se depositaba un puñado de sal e higos secos para que las cabras, ávidas de minerales en un suelo tan granítico, se despeñaran en el vacío.

Sin embargo, la cabra hispánica siempre fue un animal que despertaba una atracción mitológica, al desafiar las leyes de la gravedad y "acceder a los bebederos a los que sólo las águilas accedían desde el cielo". "Inspiró leyendas y supersticiones que conferían a las montesas cierta magia y atribuciones sobrenaturales". Así, "la sangre de la cabra montés tenía poderes curativos en dolencias oculares, los tuétanos de sus huesos sanaban fracturas y se utilizaba como reconstituyente vital para combatir las anemias y la desnutrición".

"Se fabricaban amuletos y ornamentos con sus cuernos y pezuñas y se utilizaban para ahuyentar lobos y comadrejas, quemándolos en hogueras y gallineros, impregnando el ambiente con el fuerte olor a cuerno quemado". Pero también se empleaban sus pieles para confeccionar zurrones y zambombas, en los que "despertaba en olor del animal con la humedad, atribuyéndose este fenómeno a la resurrección del espíritu del animal, que nunca llegaba a morir del todo, como su presencia en estos valles, donde se alternas sus desapariciones y reapariciones súbitas", agrega desde su cabaña forestal en las estribaciones de la sierra de Gredos.

Un plan de caza

"El problema es que ahora sobran ejemplares de cabras montesas, hay una barbaridad", tercia González. "En Madrid se introdujo la cabra montesa con 24 ejemplares a finales de los 80 y ahora hay más de 6.000 cabras en la Comunidad de Madrid. La población óptima debería oscilar entre los 1.500 y los 2.000 ejemplares. Es como si en un piso para 10 personas metes a 50. Por eso ya hay un brote de sarna a punto de saltar que puede acabar con toda esa población de golpe, porque la naturaleza es sabia y se autoregula. Ya pasó en los Picos de Europa con los rebecos y ya está ocurriendo en Teruel, donde hay un brote que se transmite también al hombre. Por lo tanto, estamos hablando ya de un problema de salud pública". De aquí que González sea también el autor de un proyecto que contempla introducir en el Valle de Iruelas una importante población de cabra montesa que sirva de reserva estratégica en caso de que colapsen otras colonias de la meseta.

Llegados a este punto, ha desarrollado un plan técnico de caza en el que se introduce la homologación de las hembras de la especie, hasta ahora denostadas en las cacerías. "Es curioso, se han homologado todas las especies cinegéticas de caza mayor menos la cabra hembra. Cazar un macho cuesta entre 3.000 euros y 60.000 euros dependiendo de la calidad del ejemplar. Una hembra cuesta sólo de 150 euros a 350 euros, siendo mucho más importante que el macho".

Una cabra afectada por sarna en Granada

De esta forma, se generarían "muchas más licencias de caza" y se crearía "una nueva vía de ingresos". Y es que, cabe recordar, que que a cada ayuntamiento le corresponde una cantidad proporcional por las hectáreas que ceden para las monterías además de generar ingresos complementarios".

"No se han podido controlar las poblaciones de cabra hispánica, ya sea por decisiones judiciales o por la intervención de asociaciones medioambientales. Y el mejor mecanismo para regularlo, a mi juicio, es la caza. Ahí tenemos el ejemplo de Gredos, donde las poblaciones están muy controladas".

Para González, "el principal problema de la especie ahora mismo está en Madrid, donde cada vez hay más y viven peor".

"La gente no sabe que matar un macho montés genera dinero que acaba en las arcas públicas y mejora la Sanidad. Si en la sierra de Guadarrama cazas a la mitad, unas 3.000 contando machos y hembras, generarías unos ingresos adicionales de 2,4 millones de euros. ¿Cómo puede ser que hoy no demos valor a algo preciado por el propio Alfonso XIII, que en su primera cacería ya cazó un ejemplar de hembra?", subraya.

Todo ello para que, como recuerda el guarda forestal de Iruelas, "más allá del águila siga sin volar nada ni vivir nadie" y que entre "el águila y la sierra, sólo siga existiendo la cabra de Ávila". Pero también para que sus combates en época de celo sigan retumbando en los valles del Alberche "como truenos de una tormenta de verano".