ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

sábado, 3 de abril de 2021

Marlaska pretendía que De los Cobos cometiera un delito de desobeder a la Justicia

 

«Marlaska pretendía que De los Cobos cometiera un delito»

Si el juez le restituye en la Comandancia de Madrid, como ha pedido el coronel, Interior suma otro problema a la lista

Madrid Actualizado:oticias relacionadas

«La Justicia consiste en dar a cada uno lo suyo». Es una frase de Fernando Grande-Marlaska, durante una entrevista hace seis años cuando publicó el libro «Ni pena ni miedo». Esta semana la Justicia, la Audiencia Nacional, le ha dado «lo suyo» -la razón- al coronel Diego Pérez de los Cobos y se la quitado al ministro del Interior, responsable último de su cese. Quienes conocen a uno y otro tienen claro que la 'pelea' no ha terminado, pero por ahora va ganando el coronel. Ya ha pedido su restitución como jefe de la Comandancia de Madrid y la decisión (que será provisional) la tomará el juez probablemente esta misma semana.

Si la acuerda, le crea otro contratiempo a Marlaska que en los últimos días ha ido empalmándolos. El primero, la defensa que hizo de la 'patada en la puerta' tras una intervención policial en Madrid por una fiesta ilegal, cuestionada de forma unánime por los juristas. La segunda, y la que más desgaste le puede causar, la sentencia que considera ilegal el cese de De los Cobos; y el broche, el acercamiento del sanguinario etarra Javier García Gaztelu, 'Txapote', asesino de Miguel Ángel Blanco, Gregorio Ordoñez, Fernando Múgica o Fernando Buesa.

Inveraz y arbitrario

Los duros argumentos del juez de lo Contencioso de la Audiencia Nacional que habla de motivación «inexistente, insuficiente, incoherente, inveraz, incompleta y arbitraria», y considera que el ministro incurrió «en evidente desviación de poder» hacen pensar que atenderá la petición de Diego Pérez de los Cobos para volver a ser el máximo responsable de la Comandancia de Madrid aunque la sentencia no sea firme.

Su puesto lo asumió el que fue su segundo, el entonces teniente coronel Blanes, nombrado por Marlaska, y que ya ha ascendido a coronel. De producirse esa restitución, la Dirección General de la Guardia Civil deberá buscar otro puesto de su categoría a Blanes, teniendo en cuenta que ese nuevo destino también puede ser provisional. Esta decisión, tras el varapalo judicial y el cierre de filas en torno a Pérez de los Cobos, tampoco se aventura sencilla para el departamento que dirige Marlaska. Aunque, como informó ABC, fuentes de Interior sostienen que «hay mucha confianza en que la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional revocará la decisión» del titular del Juzgado 8.

La frase del ministro de «dar a cada uno lo suyo» ha cobrado esta semana un significado especial. Mientras que a él, al secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y a la directora general del Cuerpo, María Gámez, PP, Ciudadanos y Vox les piden que dimitan, estos mismos partidos, asociaciones de la Guardia Civil y miembros del Instituto Armado evidencian su apoyo al coronel.

«Marlaska pretendía que De los Cobos cometiera un delito», señalan desde la Asociación Profesional de la Guardia Civil (APROGC). «Ha quedado acreditado que se le pidió información reservada que quizá él ni siquiera tenía». Su portavoz Francisco Pajuelo explicó a ABC que esperan que esta sentencia «frene la deriva peligrosa de cesar y nombrar a representantes públicos segun la idelogía política» y mostró su satisfacción porque restituye a un agente «cesado arbitrariamente por cumplir con su deber».

La sentencia, dicen, avala la neutralidad política de la Guardia Civil y deja claro que cuando los agentes actúan en funciones de Policía Judicial trabajan a las órdenes directas de jueces y fiscales.

Papel del secesionismo

Coinciden con la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), mayoritaria, en la cautela a la hora de pedir dimisiones. «Hay que esperar a que el fallo sea firme», indican. «Si se confirma que De los Cobos no fue cesado por pérdida de confianza sino por otros hechos, los tres responsables quedan muy marcados por haber utilizado un cese encubierto como régimen disciplinario», indican desde AUGC.

En esos otros motivos, mandos del Cuerpo vuelven a apuntar a la actuación del coronel durante el referéndum ilegal del 1-O. «La sensación de antes y de ahora es que los secesionistas pidieron su cabeza y eso se llevó por delante su impecable trayectoria». Ante esa sensación acuden a dos claves: una corporativista y otra ejemplificadora: «Si se lo hicieron a él, nos lo pueden hacer a cualquiera».

Quienes le conocen dicen que se va a cobrar factura y apelan a sus extraordinarias relaciones. Rescatan la defensa cerrada que hizo de él la ministra Margarita Robles, cuya mano algunos ven detrás de la sentencia, y recuerdan que su hermano fue presidente del Tribunal Constitucional.