ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 7 de diciembre de 2008

LA COMIDA DE HERMANDAD, FIESTA INOLVIDABLE


LA COMIDA DE HERMANDAD, FIESTA INOLVIDABLE DE LA ASOCIACION DE ARTISTAS ALICANTINOS

Por tercer año consecutivo desde la arribada de la actual Directiva a nuestra Asociación, el Salón Mediterráneo del Hotel Meliá de Alicante, fue el marco ideal e incomparable en el que celebramos la tradicional Comida de Hermandad, a la que asistieron noventa y ocho personas entre asociados, familiares y amigos.
Lamentablemente y por causas diversas, entre las que pudieran estar la crisis o el puente, los socios asistentes no fueron mas allá de una cuarta parte de los que actualmente somos. Echamos de menos su presencia y otra vez será, pero en los inolvidables recuerdos de los momentos vividos en la comida de este año, los ausentes, voluntarios o forzosos, no estarán.
Nuestros bellezones artistas de ambos y bien avenidos sexos, acudieron ataviados con sus mejores galas y con las alegres sonrisas de los días de vinos y rosas de los grandes y entrañables acontecimientos. Ubicados por afinidades de mayor o menor trato en las mesas, degustaron el también tradicional menú que la cocina del Meliá les sirvió, que fue abundante y de excelente calidad, bien presentado y bien servido por un ejército de amables y eficientes camareros.
A la hora del café, nuestro Presidente Juan Antonio Poblador, se dirigió a los comensales para ensalzar el acto que estábamos viviendo y su desarrollo y citar, haciéndoles subir al estrado, a todos los directivos de su Junta, artífices según sus palabras, de la excelente marcha de la Asociación en todos sus aspectos. Igualmente cito a los que sin ser de la Directiva, colaboran de forma especial con la misma, entre los que estaban, Pilar Galán, Roser Caballe, Manuel Pérez Ávila, Francisco García y Juan Gamboa. Tuvo un recuerdo para nuestro inolvidable Paulino, que se nos fue este año y también para los presentadores en la Comida del pasado año, Ana Poquet y Luis Barcala.
Seguidamente y como agradable sorpresa, el Presidente y el Secretario, fuimos obsequiados con una escultura en mármol negro de José Luis Esteve y una Menina de la ceramista Elena de La Romana, respectivamente. Lo homenajeados con la entrega de estas dos magnificas obras de Arte de nuestros compañeros, agradecimos el gesto con palabras emocionadas, que recibieron el cálido aplauso de todos los asistentes.
A continuación siguió el tradicional fin de fiesta, que comenzó con un exquisito concierto de órgano electrónico, que a punto estuvo de sumir a algunos en la más placentera de las siestas. Quizás no estuvo bien elegido el momento y el lugar para este tipo de música, como ya ocurriera el pasado año con el concierto de guitarra clásica de Juan Luis Torres Román.
Luego se formo un trió musical, compuesto del genial organista de cuyo nombre siento no acordarme (seguramente se me olvidaran también otras cosas al escribir esto a altas horas de la madrugada), y por nuestra querida Ana Martínez y su Pepe, al laúd y a la guitarra respectivamente, que sirvió para ir animando al personal.
Y ya para sacarnos del sopor, allí estaban nuestros compañeros Ana Martínez,( la encantadora y guapa relaciones publicas, sonrisa profiden de nuestra Asociación) y Martigodi, que presentaron con gracia y, yo diría que con profesionalidad, a Pilar Galán en su faceta más desenfadada de cuentachistes, a María Bermejo una casi profesional del genero humorístico y del recital “panocho” y a nuestra querida Ana Sevillano, que como siempre, nos emociono con su desgarrada y personal interpretación de la copla española. Y ya como colofón del capítulo sonoro, y casi arrastrado al escenario por la fuerza, nuestro Julio Escribano, interpreto a Serrat con su personal estilo y como siempre “a capela”.
Y ya para elevar la moral hasta cotas del delirio, nuestro sowman Manolo Martigodi, dio un recital de su saber estar en un escenario, presentando, cantado y, con la colaboración de Ana Martínez, haciendo el famoso mimo del pescador, que hizo reír a mandíbula batiente a todos nosotros.
Finalmente y para rematar la fiesta, se celebro el capítulo más esperado: el del sorteo de los regalos, al que otro año habrá que dedicarle más tiempo para no ir, como vulgarmente se dice “a carajo sacado”. El que regala y el que es regalado, necesitan de la tradicional parafernalia (foto incluida) para constancia y recuerdo. Y esto no se pudo hacer por falta de tiempo y de imprevisión del mismo.
Pero todos los asistentes recibieron sus regalos. Unos por la suerte y otros gracias a la Concejalía de Cultura y a nuestra Diputación, que fueron-como siempre- generosos con nosotros. Como también lo fueron, Lienzos Levante, La Decoradora, Alisport y todos nuestros compañeros, que donaron sus cuadros para ser sorteados y que hicieron las delicias de los agraciados.
Sobre las siete de la tarde-noche, se levanto el campamento y tras las despedidas de rigor, la desbordante alegría de los que habían sido agraciados con los premios gordos en pintura, y la discreta satisfacción de los que solo se llevaron el CD de Hogueras con el que Cultura nos obsequio, nos fuimos satisfechos de lo vivido y con el deseo de repetirlo el próximo año y venideros, en compañía de muchos más de “los nuestros”.
Carlos Bermejo