ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Cultura sale al rescate de Gastón Castelló y Baeza

Cultura sale al rescate de Gastón Castelló y Baeza

La restauración de los diez murales pintados en 1953 en la actual sede de los conservatorios de música y danza de Alicante sale a licitación 26 años después de que se solicitase esta actuación

30.11.2017 | 01:22
Mural de Gastón Castelló en un aula
El primer SOS se lanzó en 1991, cuando las dependencias fueron ocupadas por el IES 8 de Marzo. Desde entonces las alarmas han sonado en varias ocasiones, ha habido algunos intentos, pero las intenciones han quedado en nada. Han tenido que pasar 26 años para que por fin se vea la luz y se vaya a acometer la restauración de las pinturas que Gastón Castelló y Manuel Baeza plasmaron en las paredes del antiguo Colegio de Huérfanos Ferroviarios en el Monte Tossal de Alicante, hoy instalaciones de los conservatorios superiores de música y danza de la ciudad.
El Diario Oficial de la Generalitat Valenciana publicaba ayer la licitación para las obras de conservación y restauración de estas pinturas murales que sufren un gran deterioro por las filtraciones, por la ocupación de los espacios y, claro está, por el paso del tiempo, ya que fueran pintadas por los dos grandes artistas alicantinos en 1953.
El presupuesto que se establece es de 90.953,52 euros y el periodo de ejecución de 8 meses. No obstante, la presentación de propuestas se podrá hacer hasta el 13 de diciembre, por lo que se prevé que las obras podrían empezar en el segundo trimestre del próximo año, según la conselleria.
El Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de la Generalitat se ha encargado de realizar el proyecto de recuperación de estas obras, pintadas directamente sobre la pared, en un informe redactado tras la visita de los técnicos a estas instalaciones en septiembre de 2016. Por tanto, según apuntan desde la Conselleria de Cultura, el proceso de restauración se realizará conforme a lo marcado por el Ivacor y bajo su supervisión.
Las obras sobre las que se va a actuar son diez, según el informe. Cuatro son murales firmados por Manuel Baeza que se encuentran en el salón de actos del edificio (dos al lado de la entrada: Tres niñas jugando y Dos niñas, caballo y pozo, y dos junto al escenario: Señora con pájaro en mano y rama de olivo, y Señora con voladora en mano). Además este artista pintó también un gran mural de 12 metros de longitud la antigua capilla del centro, Ángeles y serafines, que sufre bastantes deterioros en la pintura.
De Gastón Castelló se actuará sobre seis murales realizados sobre la pared al óleo seco y ubicados en diferentes aulas, dos en las sala de ballet y una en la de música, que ocupan el antiguo comedor, todos ellos de considerables dimensiones, ya que tienen entre diez y seis metros cuadrados. Niños comiendo, Maestra con niños, Niño con cierto, Frutera con niños, Pescador y Pastor maestra y niños son las pinturas, además de varios bocetos de motivos florales en las paredes.

Según el informe del Ivacor, las pinturas presentan «un aspecto oscurecido debido a la acumulación de polvo y suciedad, así como alteraciones cromáticas», en parte debido a las filtraciones. Los trabajos a ejecutar pasan por la limpieza de las pinturas, la consolidación de las grietas existentes, repinte de las zonas donde falta pigmento, todo ello «con los materiales más afines al original».
El edificio fue construido en 1953 en el Monte Tossal, diseñado por el arquitecto Felipe López Delgado, como Colegio de Huérfanos Ferroviarios de Alicante. Entonces Castelló y Baeza recibieron el encargo de decorar los muros de la llamada zona noble del centro educativo, de ahí que los motivos sean infantiles y con estampas populares.

El colegio abrió las puertas en 1954 y acogió a huérfanas de ferroviarios hasta 1991, año en que las instalaciones sirvieron para albergar el IES 8 de Marzo. Fue instituto hasta mediados de esa década cuando pasó a albergar los conservatorios de música y danza de la ciudad. Precisamente fue en 1991 cuando se envió a la Generalitat la primera petición para que se restaurasen esos murales que ya sufrían mucho deterioro. La respuesta no llegó hasta 2013, cuando el Ivacor tomó cartas en el asunto y elaboró un proyecto de restauración con un presupuesto global de 50.000 euros. Nada se hizo.