ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Fracaso del independentismo catalán. Carmen Forcadell manifiesta que la declaración de independencia fue simbólica.





El Tribunal Supremo de Justicia, le dio una salida elegante a Carmen Forcadell, presidenta del Parlamento catalán, aforada, para no decretar la prisión incondicional preventiva, hasta que llegue el juicio por rebelión, sedición y malversación de caudales públicos.
El TSJ, no quería emular a la Audiencia Nacional, cuando la juez Lamela decretó la prisión incondicional de los 8 consejeros y de los Jordis, porque se habían puesto chuletas y no declararon, y, además, al parecer, estas encarcelaciones no favorecían el proceso abierto del 155 y las elecciones autonómicas del 21 D.

A Forcadell le aconsejaron sus abogados que declarase ante el juez, y que además reconociera y aceptara el art. 155 y no delinquir contra la Constitución. Estrategia loable para evitar la prisión preventiva incondicional. Pero como escribiera Azorín en “La Voluntad”,  capitulo XX, esta artimaña legal es solo una “ironía elegantes”, porque Forcadell lleva muchos años en la postura radical soberanista y no va a cambiar fácilmente, pero si lo miramos desde el punto de vista militar de “divide y vencerás”, esta es una mujer que ha quedado en entredicho ante los separatistas, no tiene ya futuro político, y además ha favorecido a la legalidad  de los constitucionalistas. Forcadell lloró (Forcadelloro) como una mujer, porque no quería entrar en la cárcel por sus ideas intransiguentes, y prefirió defraudar a sus seguidores, a los que tanto les gustabs sus mínites con el franquismo. Dijo que no iba a dar un paso atrás y lo ha tenido que dar, no era la Pasionaria.

Las palabras no son la cosa, en semántica se entiende que las palabras no son los hechos consumados, de los delios cometidos que la llamada “tigresa Forcadell” ha cometido, aunque use ahora el eufemismo de “simbólica” la declaración de independencia que ella tuvo que leer como presidenta del parlamento, a propuesta de un diputado antes de votarla en secreto.  Un acto anti-constitucional y delictivo que todas las televisiones emitieron en directo y que los españoles nos sentimos atacados y humilladso, y que jamás podremos olvidar.

El TSJ ha sido muy condescendiente al admitir como cierto que la declaración de independencia fue simbólica porque no se publicó en el BOCat, no porque no quisieran sino porque no pudieron, al activarse horas más tardes el art. 155 de la Constitución, aprobado por la mayoría del Senado, y autorizaba al Gobierno de Rajoy a actuar inmediatamente.

Todos sabemos que la declaración de la república catalana no fue simbólica, como simbólico no fue el referéndum ilegal del 1-0, como no fue simbólica la actuación de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, al encontrarse murallas violentas de personas que usaron la fuerza para impedir el cumplimiento de las sentencias del Tribunal Constitucional; como no fue simbólica las llamadas a la sedición en la actuaciones de la Guardia Civil de los días 20; como no fue simbólico el destrozo de los vehículos de la Guardia Civil; como no fue simbólico los escraches y las amenazas a propietarios hoteleros para que se marcharan las policías hospedados, como no ha sido las condiciones infrahumanas que han tenido que soportar y soportan en el cruce Polin; como no son simbólicas los cortes de carreteras, ferrocarriles y huelgas generales. Y sobre todo no es simbólica la huida o cambios de sede de más de 2.200 empresas de Barcelona por inseguridad jurídica y fuera de Europa y del €, con todo los esfuerzos que ha constado construir la Unión Europea. Como no es simbólico el dinero que han pagado a medios de comunicación nacional e internacional en favor de la independencia; y como tampoco es simbólico el gobierno en el exilio que ha montado Puigdemont tras su fuga con 4 conejeros a Bruselas. 

En las próximas lecciones los catalabes sabrán que les coviene votar: más caos y odio, o vovel a la legalidad y a la convivencia.

Ramón Palmeral
12-11-2017

…………..
Opiniones sugeridas son las de Inés Arrimada, Xavier  García o Miquel Iceta
......................

LAS MENTIRAS DEL INDEPENDENTISMO