ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

jueves, 28 de marzo de 2019

La provincia de Pérezgil en la Diputación de Alicante

La provincia de Pérezgil

La Diputación dedica una exposición con una docena de obras al pintor nombrado recientemente Hijo Adoptivo de la Provincia

25.03.2019 | 22:20
La familia del pintor Perezgil posa junto a uno de sus paisajes, Almendros mediterráneos.
La muestra ofrece una selección de paisajes del territorio alicantino.
José Pérezgil nació en Caudete pero siempre sintió «el arraigo de esta tierra y el cariño de su gente», recordó ayer su hija Joserre, responsable de seleccionar las obras de su padre para la muestra inaugurada ayer en la sala de exposiciones de la Diputación de Alicante. Una decena de obras como «colofón» a la decisión adoptada el pasado 27 de febrero por la corporación provincial para nombrar Hijo Adoptivo de la Provincia a este destacado paisajista que inmortalizó con el óleo numerosos rincones alicantinos.
Joserre Pérezgil, directora también del Mubag, explicó que de las más de veinte obras de su padre pertenecientes a los fondos de la Diputación, «he intentado escoger algunos de los cuadros que representan a la provincia, salvo uno de una calle manchega, que me parecía un bonito recuerdo integrarlo en la exposición».
Pinturas de Calp y el Peñón de Ifach, pueblos marineros , almendros en flor de Santa Faz, el monte Benacantil o las salinas, uno de sus escenarios favoritos, de Santa Pola, La Mata y Torrevieja.
El pintor de Caudete, que se trasladó a Alicante con 8 años, disfrutaba pintando al aire libre, como recuerda su hija:«Particularmente, en las salinas. Le gustaba pintar en el agua estancada porque formaba parte del entorno», destacó de este artista «que vivió una vida plena, lúdica, de luz y de color, de hedonismo y de fantasía, de creación y corporativismo, de un vitalismo radiante y de un apego inusual por la vida»
José Pérezgil pintó hasta que murió y su última obra fue una obra acuarelada en homenaje a Goya. De su pintura destaca, sobre todo, la luz que transmite y la técnica con la que manejaba el óleo, con espátula.
El diputado provincial de Cultura, César Augusto Asencio, subrayó que la exposición –que se podrá contemplar hasta el 5 de abril–representa «una breve pincelada de un inmenso cuadro de cromatismo» pero «suficiente para distinguir al maestro del neófito y suficientemente amplia, dentro de la escasez, para acreditar la maestría artística y pictórica de José Pérezgil».
Asencio recordó que el artista ya era Hijo Adoptivo de la ciudad de Alicante desde 1979 e Hijo Ilustre de Caudete desde 1978, miembro de varias academias de Bellas Artes, becado por la Diputación desde joven y ganador de la Medalla de Honor del Salón de Otoño de Madrid en 1978 o del Gran Premio Nacional y Medalla de Oro de la provincia en 1956, entre otros muchos reconocimientos.
El nombramiento «hace justicia a uno de los grandes pintores de la segunda parte del siglo XX y con ello se constata la querencia que los alicantinos han tenido siempre con Pérezgil, distinguido por retratar paisajes de muchos municipios de la provincia».
En el acto de inauguración, al que acudió la familia del pintor, intervino también el presidente de la Fundación Frax, Matías Pérez Such, ya que fue la institución que propuso el reconocimiento. «Uno es de donde quiere ser y él quería ser de Alicante, y la mejor prueba son sus cuadros», dijo.