ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo. El periodismo consiste en decir lo que a algunos no les gustaría leer.

miércoles, 5 de junio de 2024

El cura de Cañaveros se acojonó y destruye a martillazo la placa de mármol de los Caidos encabezados por José Antonio

 


José Antonio Primo de Rivera y Saenz de Heredia no era franquistas, sino falangista. Una víctima de los republicanos del Frente Popular que lo fusilaron por ser fundador de la Falange (Partido político que quería la unidad de España y estaba en contra de la República) estando en la Prisión Provincial de Alicante de la calle Orihuela, el 20 de noviembre de 1936, este asesinato fue un error descomunal, se convirtió años después en un mito den franquismo, y a hombros de falangistas se trasladó el ataúd de  su cadáver hasta el Valle de los Caídos.

 Otros 20 Caídos presentes por Dios y por la Patria son: Nicolás Domínguez Molano, Antonio Ávila Hernández, Benigno Lancho Lancho, Nemerio Martínez Carreño, Tomás Iglesias Sánchez, Gonzalo Rosado Sandoval, Antonio Tomás Herrera, Manuel Martín Gil, Leoncio Martín Gonzalez, Florencio Bermejo Egido, Antonio Sandoval Galán, Lucio Mateos Ramos, Dámaso Rodríguez Egido, José Bernal Lobato, Gregorio Durán Cornelio, Mariano García Sánchez, Clemente Herrera Sánchez, Alejando Herrera Bermejo, Eugenio Redondo Domínguez, Nemesio Barbero Herrera.

Recuerdos de la historia de España

 Entraron los romanos y destruyeron lo ibérico, entraron los bárbaros y destruyeron las obras de los romanos, entraron los árabes y destruyeron las obras de los bárbaros, entraron lo cristianos y destruyeron las obras de los árabes, entraron los socialista y destruyeron la historia de los franquistas herederos del Alzamiento Nacional contra los crímenes de la Segunda República. 

Vendrán otros tiempos y otros gobernantes y demandarán esta destrucción de la placa, porque es parte de la Memoria Histórica.

Destrucción del Patrimonio Nacional en Cañaveros

  El cura de Cañaveros se acojonó y mandó destruir destruye a martillazo la placa de mármol de los Caídos. Pienso que la placa no se debió destruir como escombro, sino quitado y guardado como una estela romana  en otro lugar como parte de una historia que no se debe olvida ni repetir. Su destrucción también ofende a las descendiente de estos Caídos arriba citados. Y es un delito contar el Patrimonio Nacional de todos.

 El religioso de Cañaveros defiende su proceder. «No entiendo de política, yo entiendo de ley. Soy el sacerdote de todos, y tengo feligreses de todo tipo de ideas». Pero especialmente se apoya en un argumento: «Era el segundo requerimiento. Me decían que podría haber una multa de hasta 150.000 euros. Como responsable de la parroquia no puedo asumir eso. La rehabilitación de la portada y de las puertas nos ha costado 13.000 euros, con un gran sacrificio de todos. Imagínese una sanción de 15.000, que es la mínima». [En realidad, el baremo de las infracciones graves –«incumplimiento (...) de la retirada de simbología de exaltación de la dictadura franquista»–, va de 2.001 a 10.000 euros de sanción, y si se estipula como muy grave –en ambos casos «cuando entrañe descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas o de sus familiares»– oscila entre 10.001 y 150.000 euros, según el artículo 63 de la Ley de Memoria].

Artículo en La Razón, de 5 de mayo de 2024:

 https://www.larazon.es/espana/division-canaveral-destruccion-placa-caidos-dios-patria-ley-dice-que-dice_20240604665df2b0f4db1400010d3ead.html