ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

martes, 13 de octubre de 2020

Los Reyes han presidido el Día de la Fiesta Nacional

 


Los Reyes han presidido el Día de la Fiesta Nacional

Ayer lunes 12 de octubre  se celebró en el Palacio Real de Madrid una atípica y descafeinada celebración del Día de la Fiesta Nacional, marcada por la pandemia y en un clima de tensión política que se ha reflejado en los abucheos al Gobierno proferidos por miles de ciudadanos que se han congregado frente al Palacio Real.

Este año con Madrid en estado de alarma la celebración del 12 de octubre ha quedado reducida a un austero acto militar en el Patio de la Armería, la misma ubicación donde se celebró el homenaje  de Estado a las víctimas de coronavirus el pasado mes de julio.

Gobierno veta la presencia de Felipe VI en Barcelona

 

Las noticias de estos días  me pillan los dedos contra la puerta, y es la de que el Rey Felipe VI no presidirá el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces, que tendrá lugar este viernes 18 de septiembre en Barcelona, como viene siendo tradicional. La explicación que han dado es por motivos de seguridad. ¿Cómo?, no entiendo bien las causas y miro incrédulo en otros periódicos y leo en Libertad Digital que  dice: El Gobierno acumula gestos para amarrar el apoyo de sus socios de ERC a los Presupuestos Generales del Estado. Mientras se veta, por el gobierno la presencia del Rey  porque los actos del Rey serán refrendados por el Presidente del Gobierno y, en su caso, por los Ministros competentes (art. 64. 1. Constitución) en la entrega de despachos judiciales, como reclaman los independentistas para evitar su presencia, y, según el diario EL MUNDO, por recomendación del Ejecutivo, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha hecho este miércoles un anuncio nada casual en el Congreso está tramitando los indultos a los encarcelados por sedición del “procés”, o más bien insultos al pueblo español.

 

Es inaudito y cobarde la decisión del Ejecutivo, sin duda alguna, se debe a la presión de los partidos independentistas catalanes, que le tienen cogida por la bragueta al gobierno de Sáncheztein, por no decir los cog... A este gobierno le debería dar vergüenza, alegar motivos de seguridad cuando se puede enviar 1.000 antidisturbios como si fuera un Barça - Madrid, pero no es el pueblo catalán a quien se teme, sino al oportunismo de los partidos políticos proindependentistas de Torra, Rufián, Borras, y compañía. Lo que sí pretende este gobierno socialista-comunista es restarle protagonismo a La Corona que con arreglo al artículo 1.3 de la Constitución, que dice: La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria votado en 1978. Y cuando no se respeta la Constitución se está atentando contra todos los españoles, que es la única garantía jurídica que tenemos.

 

 Artículo 56  dice:

1.       El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes.

 

El Rey, de ninguna manera, puede ser ninguneado, porque es garantía de unidad de España.  El rey Alfonso XIII se marchó, cuando desde los balcones de los ayuntamientos se  proclamó la ilegal al II República, no en un plebiscito sino en unas elecciones municipales, en asalto al poder, ante la cobardía de los monárquicos, y, para evitar una guerra civil  el Rey se marchó, y la guerra fue inevitable cinco años después. Porque lo primero que hizo la República  fue quemar en mayo de 1931 más de cien iglesias conventos en toda España,  y asesinaron a casi 5.000 sacerdotes y monjas, esto sí que es Memoria Histórica, para forzar al presidente Alcalá Zamora para aprobar la Constitución laica de la República, y conseguir la separación de poderes de Montesquieu.

 

Lo que pretenden los socialistas-comunistas es desarrollar, próximamente, un referéndum o plebiscito para la reforma el artículo 1.3  de la C. y caminar hacia la III República, siempre un camino incierto, imprevisible y peligrosísimo.

 

¿Pero en manos de quién estamos, quiénes nos administran?

 

¡Viva España y viva el Rey por muchos años!

 

Ramón Palmeral