ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 1 de abril de 2009

Qué manía de perseguir a los graffiteros


Qué manía de atacar a los "graffiteros", esto es arte pese a quien pese, lo que sucede es que el soporte utilizado no les pertenece, es público o privado, de otros, pero es arte, arte en soporte ajeno. Cuando más se les persiga y castiguen más importante será la hazaña, nada hay que hacer contra ellos. Muchos grafiteros se asociaron para pintar personas metálicas con graffitis, y así dejarlos tranquilos, como uan especie de mafia-artística.
Los romanos ha pintaban graffitis, el grafiti modermo empezó en los años 60 y 70. Cornbread comenzó a graffitear, para llamar la atención de una muchacha que le gustó, con unas firmas (tags). Pronto esto se le volvió una misión a tiempo completo, tanto que se otorgó una corona, que colocó en su tag. Las proezas de Cornbread pronto fueron registradas por la prensa negra, creándose una retroalimentación entre ambas: cada tanto los periodistas sugerían una idea que realizaría Cornbread...
Lo que sucede es que el grafittero vive en sus grupos, son artistas piratas, marginales, perseguidos, que de vez en cuando consiguen salir algunas páginas de periódicos.

.......................
Se llama grafiti (del italiano graffiti, graffire) o pintada a varias formas de inscripción o pintura, generalmente sobre propiedades públicas o privadas ajenas (como paredes, vehículos, puertas y mobiliario urbano, especialmente pistas de skate).

También se llama "grafiti" a las inscripciones que han quedado en paredes desde los tiempos del Imperio Romano.

En el lenguaje común, el grafiti incluye lo que también se llama pintadas: el resultado de pintar en las paredes letreros, frecuentemente de contenido político o social, con o sin el permiso del dueño del inmueble, y el letrero o conjunto de letreros de dicho carácter que se han pintado en un lugar. También se llama grafito, por extensión, a los eslóganes que se han popularizado con estas técnicas; por ejemplo, los grafitos de los disturbios de mayo de 1968 en París: L'imagination au pouvoir (la imaginación al poder), o Sous les pavés il y a la plage (bajo los adoquines está la playa), etc.