ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Menos arte y más sexo


Menos arte y más sexo

Estoy le yendo el libro que me envió desde Nicaragua el Dr. Espino, urólogo y sexólogo, titulado “El Buen Sexo” de cuya portada soy autor. Estoy leyéndolo y aprendiendo mucho sobre las relaciones sexuales, y evidentemente hay mucho campo por cultivar y regar, y abandonar el analfabetismo sexual.
Extraigo algunas citas, entre ellas algunas como que por nuestra formación religiosa cristiana, poco pragmática y más que nada evidenciada en la fe, resulta que el tema sexual sigue siendo tabú al creer que la relación sexual es pecaminosa.
Entre otras cosas no sabía que el pene, como gran vaso sanguíneo es la prolongación de nuestro corazón, y según se encuentre éste, así será nuestra capacidad sexual, porque el buen sexo revela nuestra salud física y mental. Por lo que creo que si la cara es el espejo del alma, el penes es l espejo del corazón, porque como escribe el Dr. Espino “¡Un rostro feliz revela un tigre en la cama!” (pág, 31).
En la mujer cuya ciclo sexual es diferente al hombre, si disfunción sexual se debe a problemas de afectividad ya que esas son más sensibles a los estados de ánimo, de aquí la frase “Si no la tocas no suena”. Que es el mensaje del cuadro de Palmeral “Intelectualismo XVI”.
Dice el Dr. Espino que el sexo es disfrutar de la salud física, mental y social…por ello no puede existir salud plena sin sexo, por lo tanto hombres y mujeres no son felices por no ejerce su derecho al sexo, por lo tanto el sexo más que una necesidad es un derecho que proporciona confianza, autoestima, admiración mutua y sensación de bienestar general, porque la falta de sexo forma parte del proceso de envejecimiento (pág. 27).
Por eso las disfunciones sexuales (eyaculación precoz o impotencia en el hombres, disfunción sexual en las mujeres) son causas de separación e infidelidades. Lo cual supone, evidentemente, un sufrimiento o lo que es lo mismo estrés crónico. Y que según estudios científicos demuestran que el riesgo de mortalidad se baja en un 50% cuando la frecuencia orgásmica es alta, y no importa la edad, es decir que a partir de los 60, los orgasmos son como medicina para el ritmo cardiaco “El acto sexual aumenta el ritmo cardiaco, como un ejercicio físico moderado, lo que hace que al corazón más fuerte y resistente.
Los efectos negativos de no practicar sexo son: infidelidad, separaciones de pareja, depresiones, sensaciones de malestar general, frustraciones y angustia con evitación de la relaciones sexuales.
Por los general no acudimos al médico cuando padecemos una disfunción sexual, que puede tener su origen en una causa orgánica. En este libro se habla de la eyaculación precoz, de la impotencia, de la disfunción femenina, de hormonas, de obesidad, de fumadores… etc, etc, pero recomienda que nadie en automedique, sino que acudan los hombres el urólogo y las mujeres a su ginecólogo y les cuenten con toda franqueza mus problemas. Piensa la mujer que si habla abiertamente de sexo, la van a considerar una "buscona o salida".
Por ello, y concluyendo menos arte y más sexo, y si lo hace, al menos hazlo con arte y vivirás como Picasso 92 años.

Ramón Fernández Palmeral