ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

sábado, 9 de octubre de 2010

El pintor González Santana y Miguel Hernández.




El pintor González Santana y Miguel Hernández.

A primeros de 1938, Santana es llamado a filas e ingresa en la Base de Instrucción del Cuartel General de la VI División, en Valencia. Llegado el momento de ir al frente de batalla, ya dentro de uno de los camiones, le hicieron bajar para prestar servicio de cuartel. Esto dejó un poso de malestar toda la vida, como si su conciencia le recriminarse por no haber forzado la situación y continuar subido con su compañeros de armas.
Estuvo en Albalat de Sorell (Valencia), un día fueron a verle su esposa y su hija Rosa, iban acompañadas por Manolo Manresa Maruhenda, hermano de Josefina Manresa, y cuñado del poeta Miguel Hernández.
Santana conoció a Miguel Hernández, cuando el poeta vino a en agosto de 1937, a dar una conferencia en el Ateneo de Alicante, de donde Santana era tesorero desde 1935, siendo presidente Carlos Carbonell y vocales José Juan Pérez, Eliseo Gómez, Gastón Castelló, Antonio Blanca y secretarios José Ramón Clemente y Luis Bádenas.
Colaboró con la ilustración “Herido en el corazón” en el poemario “Versos en la guerra” donde participaron Miguel Hernández, Gabriel Baldrich, Leopoldo Urrutia, prólogo de Carlos Schneider, ilustraciones de Manuel Albert, Miguel Abad Miró, Melchor Aracil, Tomás
Ferrándiz, editado por Comité provincial de Socorro Rojo Internacional, 1938, consta de 64 páginas.
El 19 de febrero del 39, el solado Santana pasó al Hospital Base de valencia, por estar enfermo de fimia pulmonar y paludismo, y les trasladaron a Alicante para su recuperación. El treinta de marzo las tropas italiana de la división “Littorio” mandadas por el general Gambara entraron en la ciudad de Alicante, el carbonero británico Stranbrook acaba de salir del puerto con cerca de 3.000 republicanos, pero Santana se quedó en Alicante, no tenía nada que temer, pues practicamente no había participado en la guerra civil.
Sin embargo, Santana sufrió depuración y cárcel en el Reformatorio de Adultos de Alicante, quizás por sus colaboraciones artísticas de las que aquí muestro dos (libro Santana 1904-1994. de la CAM). Del periodo carcelario se conservan unos dibujos históricos como el retrato que hizo a otro dibujante Ricardo Fuente Alcocer., puesto que los artistas encarcelados, entre los que también estaba Gastón Castelló, Melchor Aracil, Emilio Valera , Abad Miró y Vicente Albarranch (murió en la cárcel franquista de tuberculosis), reinaba un ambiente de camaradería.
Por culpa del expediente de depuración le dieron de baja del Banco Hispano Americano. Fue excarcelado a principio del 41, por lo tanto no coincidió con Miguel Hernández en el Reformatorio, porque el poeta llegó el 29 de junio de 1941 desde Ocaña.

Por Ramón Fernández Palmeral