ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

martes, 1 de junio de 2010

A Carlos Bermejo coordinador del salón de Primavera



Carlos Bermejo coordinador la exposición en su alocución de presentación de la muestra. Detrás María José Argudo.

Hemos de reconocer que has hecho un magnifico trabajo impecable.
Tu sabes que en nuestra Asociación hay pintores de todos los estilos, capacidades y gustos, lo cual es siempre una pluralidad, una riqueza y una opción de libertad que en realidad es lo que es le ARTE, libertad de elegir. No tienes que defendernos argumentado que nosotros, en la mayoría predomina el realismo clásico y el impresionismo, que es lo que gusta a la mayoría y lo que a tu modesto entender perdurará en el tiempo. Nuestro arte no desmerece nada del arte oficial que se pueda hacer en Alicante o en otras ciudades. Ya sé que recibimos algunas críticas adversas por parte del entorno "culturanoide" alicantino de prensa, que somos bastante conservadores. Sin embargo, no vienen para ver que no es así, que aquí hay de todo, porque como tu dice somos humanistas. Una asociación es una agrupación plural, no una entelequia de selección y élites, lo cual lleva al hedonismo y a la limpieza de sangre.
Nosotros defendemos nuestro arte sin quitarle méritos a otros tipos de arte llamados contemporáneos o modernos, el arte nunca muere, y cada cual puede pintar en libertad sus creaciones salidas una veces de la belleza o de la quimeras interiores o del deseo, que es lo que nos impulsa a todo ser viviente.

Te digo que si la palabra "contemporáneo" significa personas o cosas de la misma época o del mismo tiempo, por ello, todos, sin excepción somos contemporáneos. Pero cuando a esto de contemporáneo se le agrega el nombre de arte, implica que todos deberías hacer el mismo arte moderno, pero no es así, no todos vamos al mismo paso. Cada cual pinta lo que le parece como debe ser. Lo que más se ajusta al último arte es la palabra "moderno", suyo significado "diccionaril" significa que existe desde hace poco. Por ello los que crean obras al filo de los últimos años son las últimas vanguardias, que no quiere decir época de las vanguardias, que ya pasó, sino que vanguardia también implica primeros. Con lo de ser moderno o de vanguardia, nadie sabe si está en el buen camino, a veces, los caminos no tienes salidas. Pero están ahí con su obra intentado, decir algo invisible sobre la perdida de valores, bienestar social y cuturales de nuestro últimos años de declive económico.

Porque el pintor como el poeta deben o deberían ser testigos de su tiempo, y una cosa es el deber y otra lo que se hace o ejecuta. Porque algunos pintores, que no artistas, continúan mirándose en el espejo de siglos pasados. Pero esto tampoco es ni bueno ni malo, sino una actitud de libertad creativa. Otra cosa es lo que diga la historia si es que nuestro propósito es hacer un renglón torcido en la historia en el arte o sólo un ocio espiritual. Pero en el fondo siempre hay una halo de vanidad que nos empuja a conquistar escalones de la eternidad.

En arte moderno, hay obras buenas y obras malas, obras burla y obras sin sentido. Todo no es arte, ya que arte moderno es un convencionalismo. Hemos convenido que un Picasso valga 80 millones de € cuando es imposible que los salva, pero el mercado es una convención entre la oferta y la demanda. Las obras de arte no tienen precio material, sino precios simbólicos y convencionales. El valor de las obras no está en función de si venden o no se venden, esto es aleatorio al valor material y físico de las obras, y luego está el valor estético en los tiempos artísticos.

En fin, creo, que cada pintor (que puede ser artista con duende o no tenerlo) es libre de hacer lo que su intuición, sensibilidad, y sentimientos le llevan a ponerse diariamente delante de un caballete (caballo de viaje o potro de tortura). Con qué fin, aquí está la cuestión: comercial, creativo, meramente artístico o de ocio. Pero ya no quiero entrar en la polémica entre artistas y artesanos.

En fin Carlos que enhorabuena y vista al frente, siempre, siempre.
Palmeral, 2 de junio 2010.




...........RESPUESTA DE CARLOS BERMEJO................................

RESPUESTA A RAMÓN Y A “PALMERAL”

Querido Ramón:

Esta mañana me he levantado con cierta abulia primaveral y no tengo mucha gana de polemizar. Pero aun así, no sería cortes por mi parte el ignora el escrito que me diriges en tu blog y te voy a contestar de forma breve.

Primeramente agradecerte el reconocimiento a mi trabajo como Comisario de la exposición SALON DE PRIMAVERA, cuyo 1º Turno se inauguró en nuestra Sala, con gran éxito artístico y de público y en el que tu participas con una obra que titulas “UN AÑO DE PENALIDADES”, en la que te autorretratas en forma “de perro cojo”, muy original y significativa de las penalidades físicas que vienes padeciendo en el último año. Autorretrato que nuestra compañera y amiga Olga Santos, te ha comprado y ha hecho bien, pues se trata de una obra sencilla, yo diría, esquemática o minimalista (como ahora se dice) que expresa muy bien un estado de ánimo.

En segundo lugar decirte que me alegra que nos concedas, a los que hacemos hoy Arte figurativo, realismo-impresionista o lo que queramos llamar a la pintura que tiene por norte y guía al hombre y a su entorno, el derecho a sentirnos contemporáneos (no solo semánticamente) de los artistas de la vanguardia que hacen arte deshumanizado y ESTAN EN SU DERECHO. Pero dicho esto, y a modo de ejemplo, yo te digo que esas obras en las que un famoso pintor americano, icono del modernismo vanguardista, traza manchas a rayas de distintos colores, como suelen hacer los que nos pintan el piso en un trozo de la pared para que elijamos color, nunca me van a hacer sentir nada espiritual que a la postre es la razón suprema del Arte. Y así para todos los que han deshumanizado el Arte y encumbrados por críticos sin escrúpulos, se creen los nuevos Apeles o Velázquez y los reyes de las vanguardias artísticas, entre los que está el “Rey de Reyes” de las subastas: tú admirado Picasso. Del que te digo “para que me eches a tu perro cojo”, que si me regalaran un cuadro de sus últimas épocas, con la condición de tenerlo colgado en mi casa y de no poderlo vender nunca, te juro que no aceptaría el regalo.

En tercer lugar, decirte que yo soy de los que le gusta “mirarse en el espejo de siglos pasados”, en el fondo del cual, como en el famoso de “Las meninas”, se ve a “los reyes del Arte” de todos los tiempos. Y también ESTOY EN MI DERECHO de no “sentirme testigo” de un tiempo como el actual, en el que los valores del Arte se ha subvertido y la representación de un “supuesto polvo de Picasso” a una de sus amantes, en el que no hay ni voluptuosidad, ni sexo, ni pintura, (como dicen que lo hay, los consabidos críticos comprados) se haya vendido por más de cien millones de dólares.

Si esa es para ti y para muchos, la razón suprema del Arte “apaga y vámonos”. Pero tú también ESTAS EN TU DERECHO, de perseguir esas metas. La mía es pintar lo que me gusta, sin pararme a pensar si estoy o no en la vanguardias, si lo que hago va gustar a los demás o no, y si me lo van a comprar. ¿Los que hacemos esto que somos artistas o artesanos…? Yo tampoco quiero entrar en esa polémica. Solo quiero seguir contando con tu amistad y que nos sigamos otorgando el uno al otro, la libertad de discrepar en cuestiones artísticas y de vez en cuando gozar de cómo y lo bien que defiendes con la escritura, unas ideas que luego desmientes con tus obras, pues aunque originales e impactantes a veces, sigues adscrito a la figuración.

Abrazos de tu amigo.

Carlos Bermejo