ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

La Iglesia española está muy consentida

La Iglesia española está muy consentida.

La vista del Papa me ha hecho reflexionar. Ellos solo ven la viga en el ojo ajeno pero no la ven en el ojo propio. ¿Cuándo va a condenar a la Iglesia española durante el tiempo del franquismo que, a Francio lo llevaba bajo palio por un concordato y los sacerdotes confesaba a los "rojos" (según ellos eran como demonios) que iban a ser fusilados sin juicios previos.
Los españoles siguen con el miedo a la iglesia, y un respeto reverencial, no saben o desconocen que tenemos una Constitución laica, aconfesional que está por encima de los Mandamientos. Por incumplir un mandamiento no te pasa nada pero por incumplir una Ley vas a la cárcel.
La Iglesia española ignora la Constitución e interfiere en la vida públicas. Se mete en terrenos que no le corresponden. En otros países europeos la cuestión religiosa es una cuestión privada. Nadie lo comenta en público y es una cuestión de conciencia y secundaria. Sin embargo, en España, están acostumbrados a interferir, e insistir en el modelo de la familia tradicional, es decir la mujer en casa encargada de los hijos, y que salgan muchos curas. La Iglesia de toda la vida ha sido machista, no quiere a la mujer sacerdote, la descrimina. Eso sí muchas monjas para que les sirva.
La culpa la tiene la hipocresía de los españoles: bautizo, comuniones, semana santa, misa de difuntos, y otros actos religiosos que nada aportan a la sociedad moderna.
La Iglesia siempre ha estado en contra de los derechos humanos, cualquier progreso social lo han conseguido los trabajadores con la lucha, disputando su sangre ante las clases sociales.
El gobierno de Zapatero aparca la Ley de Libertad Religiosa, dice que no es urgente, claro que no es urgente, porque lo que interesa es que seamos súbitos de la Iglesia Romana como en tiempos de Felipe II. Sin la Ley todo sigue igual, y a la Iglesia las dudas le vienen muy bien.
En las comunidades conde gobiernas los conservadores del PP, los colegios religiosos concertados tienen prioridad sobre los colegios públicos. Los que tienen dinero envían a su hijos a colegios religiosos donde la enseñanza es de más calidad, porque exigen más a los alumnos. Y si no tienes dinero pues a la pública.
La Iglesia siempre ha sido amiga del poder, del poder del dinero, y lo que quieren son a muchos borregos a sus servicio, sumergidos en la duda y las tinieblas.
La religiones han sido y son “el opio del pueblo”, y contra esto nadie puede, por ahora.
Estoy a favor de la igualdad y contra el aborto. Todo ser humano tiene derecho a la vida, la cuestión es de logística institucional para hacerse cargo de lo que va a venir.
En fin, que la Iglesia no es más que un colectivo de hombres que no quieren perder su poder de antaño.
Ramón Fernández Palmeral