ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

viernes, 6 de octubre de 2017

Presentación de María Teresa Rodríguez, por Ramón Palmeral.



Presentación de María Teresa Rodríguez

    Buenas tardes a todos, gracias por venir a esta interesante conferencia. Te gradezco María Teresa que hayas contado conmigo para presentarte. Antes de empezar no quiero que se me olvide deciros que el 23 de este mes a las 19 horas daré una conferencia por el centenario del nacimiento del poeta Manuel Molina, y me acompañará su hija Clemencia.  Recitarán poemas de Molina, María Teresa Rodríguez y José Antonio Charques.

   Como su currículum es muy extenso os voy a leer un resumen: María Teresa Rodríguez Cabrera nació en Alicante, pasó su infancia y adolescencia en Villena, ciudad donde su padre ejercía como médico. A los quince años, se traslada a vivir a Alicante, lugar en el que reside desde entonces. Es licenciada en Ciencias Empresariales por la ESCE de Alicante y en Económicas por la Universidad de Comillas de Madrid.
     Es Maestra de Reiki; trabaja la sanación con cristales, y es estudiosa del mundo de los sueños desde hace más de veinte años. Pertenece al Movimiento Mundial de Paz Cambio al Calendario de 13 Lunas. Aprendió la Ley del Tiempo en 1999, en el Seminario Magos de la Tierra en Chile organizado por José Argüelles. Continúa desde entonces formándose e impartiendo talleres y seminarios sobre estas enseñanzas. Durante los últimos seis años ha escrito y publicado la Onda Encantada cada trece días que corresponde al orden sincrónico de esas fechas. La comparte en su sitio web y también es traducida al inglés y al italiano. Ha celebrado varias conferencias sobre la Ley del Tiempo y la Noosfera en diversos lugares.
    Le entusiasma el mundo onírico, el de los sueños -lleva escribiendo los suyos (sus sueños) desde hace veinte años- y sobre todo los sueños lúcidos de los que ha dado varios talleres.
    A principios del 2013, sin saber apenas de qué manera, le llega la inspiración para escribir poemas. Los escritos de este libro son fruto de las experiencias personales, de los sentimientos del momento y de la inspiración de una musa que se fijó en su persona y desde entonces la acompaña cuando se sienta a ejercitar su labor creativa.
    Actualmente es rapsoda en el Grupo Amarilis de Espejo de Alicante. Ha colaborado en la revista AUCA de las Letras de Alicante. Y ha participado en programas de radio Millenium de Alicante.
     Es autora de dos importantes poemarios La voz de las palabras perdidas y De aves y ángeles, forman parte de una trilogía, falta la tercera. Estas dos obras, como ella califica, son  “relatos en verso”, pero es lo que yo llamo poesía narrativa.

    Sus dos poemarios, que he tenido la oportunidad de leer,  son, literariamente hablando, muy correctos, con estilo propio en poesía libre, sin ataduras de tener que medir los poemas, sin la rima, que en realidad es solo musicalidad en poemas para ser cantados;  y a veces, los rimados, a adrede, son únicamente versos que carecen de coherencia. Que un poema tenga rima no quiere decir que sea mejor que uno libre o un versículo. Porque lo importante es el contenido no el continente. Yo personalmente considero que un soneto exige mucho trabajo, y a la vez condensa tanto la idea que la veo como encajonada. Hay poemas que requieren más espacio, 14 versos son pocos para exponer ideas complejas.
      Pensamos, y en eso coincidimos que con la poesía actual, sin rima y ni metro la poesía se ha liberado de sus ataduras la de medir lo que escribías, al modo de la poesía clásica. Pero estamos en unos tiempos de prisas y en el mundo de las imágenes, de los videos, de los Wasap, y no hay tiempo de medir, sino de comunicar lo más rápido posible nuestros pensamientos, ideas o sucesos: Vivimos acelerados.
      Yo me voy a limitar a hacer un comentario literario de su poesía, sin meterme en sus creencias, que yo respeto. De acuerdo con mi libro De la creación poética, en Amazon. Pienso que todos los humanos llevamos a un poeta dentro, lo que sucede es  que como la poesía es una de las arte, se ha de conocer las reglas de dicho arte, y la forma de crear poesía, lo mismo que puede hacer un pintor o un músico o un escultor, necesita instrumentos o materiales, y estos instrumentos son la capacidad que ha de tener el poeta por expresar sus sentimientos. Porque el poeta es un artista-creador que expresa sus sentimientos y emociones y su punto de vista del mundo. Todos tenemos los mismos sentimientos: celos, envidias, miedos.., pero no todos somos capaces de expresar por escrito lo que sentimos o imaginamos. Para lograr la materialización de una idea necesitamos preparación, formación e instrumentos de trabajo, como toda  artista; y el poeta lo es de la palabra, en forma de expresión poética, que, es uno de los caminos posibles para lograr subir un peldaño de espiritualidad y poder conectar con las musas. María Teresa que dice que ha logrado que una musa le inspire. (Musas son las divinidades que inspiran a los aristas).
     El concepto creativo lo define ella muy bien  en su poema “Escribir un poema” de su libro La voz de la palabras perdidas.     Su primer libro nos habla de la felicidad, o de lienzo en blanco, cuando habla el corazón, del alma, de la reencarnación (la creencia budista, que nos dice que no morimos porque nos reencarnamos en otro ser), y nos habla de la vida, del cielo, de Dios con el que tiene una especie de conversación con Él, en el último poema titulado “Dios, sé que estas ahí”.  Que es como un retornar a la Romanticismo más luminoso al estilo se José de Espronceda en “Himno”, cuando escribe:
                           Para y óyeme ¡oh sol! yo te saludo
                           y extático ante ti me atrevo a hablarte…

    En su segundo libro De aves y ángeles, que es el que no ocupa, y del que hablará en esta conferencia, continúa María Teresa con los temas antes anotados, porque como he dicho forma parte de una trilogía. Pero aquí su tema principal son los ángeles y las aves, en especial las águilas. Entre estos ángeles con alas está el ángel de la guarda, que a mí me recuerda los lejanos años de mi infancia en que mi madre me ensoñó a rezar antes de acostarme. Son relatos que yo tomaría como fábulas entre ángeles y humanos, para comprenderlos mejor.  Ya con el tiempo, uno se hace mayor, y el ángel se cansa de guardarnos al advertir que hemos perdido la pureza y vamos por extraños caminos.
    En sus poemas toca el tema de la angustia de la muerte, del alma inmortal y temas relacionado con la vida y la esperanza de vivir una vida plena, y de que si supiéramos que hoy fuera el último día de nuestra vida actuaríamos de otra manera y nos reconciliaríamos con todas aquellas personas, amigos o familiares con los que estuviéramos enfadados, y cambiaría totalmente nuestra forma de existir. Yo he sentido, como dijera Aristóteles en su Poética, una catarsis que es como una purificación emocional, corporal y espiritual.

    María Teresa es, además de gran poeta, una mujer muy culta, y que posee un gran dominio de la expresión y gran capacidad para exponer conceptos de todo tipo: espirituales, amorosos, de transfiguración de lo visible e invisible, los mundos ocultos pero que están es éste, son como puertas que nos permiten viajar en el tiempo.
     Dirige el portal de “Onda encantada, calendario de las 13 lunas”. El calendario Trece Lunas/28 días es el principal instrumento para implementar la Ley del Tiempo en la manera más universal posible. Teresa posee un don especial y gran capacidad para interpretar los signos, donde tiene más de millón y medio de visitas.

  Yo para no cansarles más, ella nos va a comentar y explicar su poema: “Y si hoy fuera el último día de tu vida…”, de su libro que yo recomiendo De aves y ángeles, un gran relatos en verso.


Ramón Fernández Palmeral
Ámbito Cultural de El Corte Inglés.
Alicante, 5 de octubre de 2017