ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

sábado, 13 de febrero de 2021

Poemario: "Lágrimas ebrias de melacolía" de Ramón Palmeral, en Amazon

 





                             Poemario de Ramón Palmeral,  mayo 2017



Lágrimas ebrias de  melancolía.  Contraportada

   Un poemario en plena madurez del poeta manchego Ramón Palmeral, donde con una poesía actual lleva sus emociones, sentimientos y mensajes a extremos creativos poco conocidos e inusuales. Considera que la poesía es el arte de la palabra. Que la palabra es la materia que el poeta usa, al igual que el pintor sus colores, para crear su obra. Cree que la poesía es un acto de libertad creativa, un acto libre del pensamiento lírico. Es también autor del ensayo: “De la creación poética” donde expone sus teorías poéticas, para liberar la poeta del peso de la rima o del metro clásico. Algunos poemas son surrealistas, postistas y automáticos donde demuestra que las palabras son materia lírica producto del pensamiento en estado libre.
 

TRES LIBROS EN UNO:
Lágrimas ebrias de melancolía se ha fraccionado en tres partes:
Lágrimas ebrias,
La sombra transparente
Tus ojos son mis ojos, más un epílogo.


1.-LA LUZ ILUMINADA

 

 

Golpearé este folio de papel hasta que grite

y se convierta en juicioso instrumento entre árboles

como “profanadores de címbalos sagrados”

que me den olas cerca de este mar de Ulises.

 

Casi agotada las estancias,

                                    que antes eran sombras,

fueron: ¡Oh tú maldito olvido!

entre los grietas de mis anhelos destrozados,

derramados de mar,  espantos de tu fe,

no soy capaz de enderezar una sola idea

sin tu compañía diaria de aluminio.

 

Abre tu aliento con palabras escritas

en este mes de marzo guerrero enquistado:

         tras el cristal que llora

         tras el cristal que se dobla:

la ácida envidia malquerida me impide

tener palomas ligeras entre el nido de las ideas…

entre el útero bajo la sombra transparente.

 

El pábilo de la lámpara como la oscuridad

con una hebra de luz espléndida

                       por sí misma,

en mares despoblados de posidonia y algas

cuyos colores huelen a casas despobladas.

 

Se ve llegar la primavera con nuevos mástiles:

                               ebrios del viento entre gaviotas

como si la sal tomara cuerpo de guerrero troyano,

de senos endurecidos por la maldad.

Golpearé este papiro hasta que grite

y me suplique de rodillas sublimes que

                  –una vez más–

le escriba la epopeya de los que perdieron

todas las batallas que el amor de centauros

esperando sentados en la única roca del cosmos.

 

Golpearé mis nudillos llenos de rabia

porque tu coroza de mujer dura  como un

sótano de plomo me perdone,

y yo

          como mi yo, sin mi yo

                        destronado pudiera ver con

                        -tus ojos-

 la luz iluminada de mis errores.

 

Dejaré de besar tus pies lunados

sin sembrar yo mi semilla, semilla, semilla,

mil veces arrepentida

de los paisajes sin horizontes…

y la flecha de la acacia de tu piel

perforándome en la lluvia.

 

Me sé el lenguaje de las tormentas

el color invisible de tu llanto

el sabor de la música silenciosa

la sombra en el acto percibida.

 

        Ramón Palmeral tiene página en Wikypedia

 Enlace a la página de poesía: "El coloquio de los perros"


Ahora se puede leer gratis en Calameo