ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 17 de septiembre de 2017

El referéndum se va a convertir en una gran manifestación contra Rajoy.



Después del 1-0 habrá vida, el Sol seguirá saliendo todos los días, y la Luna cuando le dé la gana parecer.
Es evidente que Mariano Rajoy no puede negociar nada con la Generalitat catalana antes del 1 de Octubre, día del referéndum ilegal y unilateral que se diluye para convertirse en una gran protesta contar Rajoy .
Después del día 2 de octubre Puigdemont, su gobierno y Forcadell serán inhabilitados. Y el deseo independentista aumentará porque todos se pondrán con contra de Rajoy. Pero el PP, se engrandecerá fuera de Cataluña. La unidad de España es su gran baza potente e ineludible.
A continuación Mariano Rajoy se verá obligado a pactar, e incluso a modificar la Constitución según los deseos del PSOE.
Habrá unas nuevas elecciones autonómicas, seguirá ganando el independentismo, y entonces habrás un pacto económico con el Estado.
A los catalanes les quedan unos 10 años más de divisiones y luchas internas, hasta que ellos mismos recapaciten. El sentimiento separatista seguirá, pero a niveles bajos, como en el País Vasco ahora.

El Estatud Autonómico de 2006 era incontitucional. El Palament se salta todas la garatías democráticas aprueba en dos días dos Leyes: La de Referendum y la de Transitoriedad. No escuchan al Consejo de Garantías Estatutarias. No escuchan a la Oposición. Forcadell parecía una ministra de Puigdemont en lugar de la presidenta de todos los catalanes. Un Diada independentita. El Día de la Rosa, el Referendum. Están los catalanes todos los domingos de fiestas. ¿Qué más queréis, que os llevemos la nómina a casa?

Ada Colau quería una movilización en lugar de referéndum y ya la tiene. No habrá referéndum, porque su logística ha sido desarticulada por la Guardia Civil. Se convertirá en una movilización por la república catalana independiente. Cuando la gente dice que votará significa que protestará. Llevarán una papeleta, impresa en casa, y la meterán en una urna, que también llevarán o de casa o del club. Lo hará mucha gente, sin duda. Pero no habrá censo, ni mesas, ni urnas homologables, sino una mera ficción de referéndum. Quizá habrá quien pretenda dar unos resultados, pero no tendrán ningún tipo de credibilidad.
Las garantías son la gente, nos dicen los convocantes: el referéndum eres tú, la garantía eres tú, la papeleta eres tú, nos dicen los independentistas. Es decir, cuando más gente participe más garantías, tal como las explican los organizadores. Es decir, que no son garantías para un referéndum sino para la movilización. Las garantías para el referéndum eran las condiciones de neutralidad y de legalidad, mientras que las garantías de la movilización significa la máxima participación y luego la máxima resistencia.
Ramon Fernández Palmeral