ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 16 de septiembre de 2019

Las aguas, la política y los dineros Vega Baja



Es necesario un plan hidrológico para la Vega Baja
Con el cambio climático pueden volver las inundaciones de la gota fría a la Vega Baja y Murcia, porque según los climatólogos el mar Mediterráneo se pone muy caliente a finales del verano. Hacen falta mega-obras de infraestructuras hidráulicas.
Ramón Palmeral
Las lluvias torrenciales de esta época del año, se debe a la temperatura excesiva de laz aguas del Mediterráneo. Las devastadoras inundaciones suceden cada 30 a 40 años y que meteorológicamente llamamos Gota Fría, esta lleva el nombre Dana. Ahora hay que atender a lo más urgente que es evitar que haya víctimas humanas, que se reparen los daños, y que todo vuelva a la normalidad, y cobrar las indemnizaciones por daños, y declaraciones de zona catastrófica con créditos de intereses cero a largo plazo.
Pero aproximadamente, en unos meses hay que ponerse a trabajar en un mega proyecto antirriadas en la Vega Baja y Murcia. Ya sé que 400 litros de lluvia por metro cuadrado en dos días es imposible de soportar, pero no es la primera vez que esto sucede, son históricas las inundaciones en Orihuela. Llevar a cabo un gran proyecto de canalizaciones del agua pluviales es una solución que no encontrará sabida porque la cuenca del Segura se encuentra dos comunidades diferentes: Valencia y Murcia, y de diferentes signo políticos. Esto es cierto, pero la cuenca hidrográfica del Segura no entiende de divisiones territoriales políticas, porque cuando el embalse de Santomera y de la Pedrera se desbordan no distingue entre murcianos, valencianos (que somos los alicantinos).
Puede sonar a chino (muralla china 10.000 kilómetros) mi propuesta de que el río Segura han de tener un desagua subterráneo al mar,  un mega proyecto de miles de millones de euros, sí es cierto, pero hay que hacer lo mismo que se hizo con el río Turia a su paso por Valencia tras las inundaciones del 14 de octubre de 1957 (con Franco), lo desviaron y canalizaron. El Guadalquivir que vemos en las estampas de Sevilla se una canalización, puesto que el río se desvió fuera en una circunvalación de la inundable ciudad andaluza de Sevilla, por el Tamarguillo, y quedó la isla de la Cartuja donde se hizo la Expo´92. Holanda  está por debajo del nivel del mar, los diques los salvan de las inundaciones. Venecia tiene el plan Moisés para evitar inundaciones por la subida del Adriático.
Además de canalizaciones o aliviaderos en ramblas, es urgente una reforestación de los montes de la zona como la Muela o los Montes de Callosa del Segura, que están casi calvos. Otra de las cuestiones es la vigilancia de las construcciones de urbanizaciones cerca de las costas, que están haciendo de tapón de la salida natural de las aguas hacia el  mar, como siempre ha sido..
No soy ingeniero de caminos, canales y puertos, ni ingeniero agrónomo, únicamente tengo el defecto que me gusta pensar a lo grande a lo faraónico, cuyo inconveniente es la financiación, no es que se arregle definitivamente las inundaciones pero sí se pueden minimizar, cambiando, desviando el curso natural del Seguro a su paso por Orihuela y con un tubo gigante desviarlo al embalse de Pedrera, y desde éste con un desagüe por cañada del Espartel hasta la Dehesa de Campoamor, y desaguar en abanico o tuberías hasta a un kilómetro en  mar abierto desde donde vino la tormenta.
Esta zona segura de inundaciones se podría desarrollar y pasar de la agricultura a la tecnología y  convertirse en la California de Europa, en la Silicon Valley.



Un Plan Hidrológico Nacional

Pienso que hace falta un Plan Hidrológico Nacional de todas la cuencas y una red de canalizaciones interregional o entre comunidades, que de una vez por todas se sienten los partidos políticos a negociar (si no son capaces de negociar ni unas investidura, como van a abordar un Plan Hidrológico Nacional). La descentralización del Estado tiene esto inconvenientes que no se puede hacerse inversiones multimillonarias desde las propias Autonomías (hay dos nacionalismo que se quieren independizar, para descoyuntar la península Ibérica -con Portugal). Las Comunidades Autónomas se han sentido poco relacionadas a la gestión de las Confederaciones Hidrográficas, lo que ha provocado tensiones desde la aprobación de la Ley de Aguas 6/2001,  y las Reformas de los Estatutos de Autonomía a partir de 2005 (Catalunya, Comunidad Valenciana, Andalucía, Aragón, Castilla La Mancha y Castilla León). Todas asumen las competencias y gestión del agua. Aunque el agua es de todos. Ni las nubes, ni los ríos, ni las montañas, ni lo valles, ni las costas entiende de límites autonómicos.
Es interesante y aclaratorio leer un artículo del Ingeniero Agrónomo, Juan Corominas, que dice: «La planificación y gestión del agua es una materia regulada por la  Constitución de 1978, que la atribuye como competencia exclusiva del Estado en el artículo 149.1.22ª: La legislación, ordenación y concesión de recursos y aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurran por más de una Comunidad Autónoma. La Constitución utiliza, por tanto, un criterio territorial para delimitar las competencias exclusivas del Estado en materia de aguas, pudiendo corresponder a las Comunidades Autónomas, en virtud de sus respectivos Estatutos, las competencias sobre las aguas que discurran únicamente por su territorio».
Actualmente, el tema de Agua en España es complejo, intervienen demasiados organismo y encima hay que oír a los agricultores y ganaderos, turismo, costas…, pero en el futuro lo será aún más inextricable; y el problema es que no se resolverá nada, y lamentablemente la Vega Baja y mar zona del Mar Menor seguirá inundándose a merced del Seguro, un río que no es culpable de nada. Porque la construcción de mega obras de canalizaciones requiere grandes inversiones de Obras Públicas del Estado y de las Autonomías y Municipales, y no habrá acuerdos políticos ni voluntades de las inversión privada en Bonos como el canal de Suez o el de Panamá.
Pero los próximos años, y con el cambio climático, pueden volver las inundaciones de la gota fría que lo mismo se puede llamar Olvido, porque según los climatólogos, el mar Mediterráneo se pone muy caliente a finales del verano.






Lamentablemente los políticos vienen se hacen la foto y se van, y ya no vuelven más, porque son inestable, y estas grandes obras exigen estabilidad, y muchos años de gestiones. Los pueblos de la Vega Baja y Murcia se han de movilizar, hacer manifestaciones exigiendo soluciones e importantes obras públicas. Recordar lo que os digo cuando se trata de grandes inversiones no se hace nada. Las indemnizaciones llegarán tarde y mal. El años próximo estaremos igualmente en peligro de gota fía como la espada de Damocles.