ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 29 de septiembre de 2019

Franco. En Alicante hemos sufrido un ataque de mosquitos

Este año los alicantinos hemos sufrido un ataque voraz de mosquitos, nos han picado en Urbenova y en los Arenales del Sol como nunca. Esto ha sido terrible, no podemos salir de casa.
Toda la culpa es de Franco.

 Cómo sobrevivir en Alicante y su provincia  al plaga de mosquitos:
pantalón largo en verano, insecticida en el bolsillo y una papeleta de indignacion.

La presencia de mosquitos se ha multiplicado por diez en los últimos días en gran parte de la provincia por efecto de la gota fría y la posterior subida de las temperaturas.

El calor acelera el ciclo natural del insecto y aunque las empresas de fumigación emplean medios terrestres y drones para atacar las larvas con productos biológicos para evitar una emergencia sanitaria, las quejas arrecian por plagas y picaduras en Alicante, Elche, Santa Pola y Crevillent, entre otros.
La extensión de los focos, principalmente lagunas, saladares y otros puntos de agua estancada, es ahora mucho mayor que hace dos semanas a consecuencia de las lluvias. Prolifera el mosquito de las marismas, el común y el mosquito tigre. Expertos avanzan que hay que estar preparados para que en el futuro estos últimos, vectores de virus, bacterias y parásitos, puedan transmitir enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya, que de momento son importadas. Los microorganismos que ahora no están podrían circular en el futuro como consecuencia del calentamiento global.
La proximidad del aeropuerto a los humedales de Agua Amarga está causando, según los sindicatos, una «descomunal plaga» que sufren pasajeros y trabajadores, «llegando a causar bajas por picaduras en masa en personas que han acabado en urgencias con reacciones alérgicas», dijo ayer un portavoz sindical de la plantilla aeroportuaria. Según las mismas fuentes, varios empleados recibieron inyecciones con corticoides y los sanitarios les recetaron reposo durante 48 horas por las picaduras.
Lokímica, empresa de control de plagas en Alicante, aguarda el permiso de la Agencia de Navegación Aérea para realizar un vuelo de fumigación inminente sobre el saladar, al no dar abasto con los medios terrestres y los drones. La gota fría dejó en este humedal 200 litros de lluvia por metro cuadrado y un nivel de agua que no se veía desde hace 17 años. Cuestión aparte es la Vega Baja, donde se han retirado más de 1.400 animales muertos por las inundaciones. Todavía hay poblaciones con grandes cantidades de agua y barro, caldo de cultivo para estos insectos.
Empiezan a eclosionar los mosquitos adultos y hay que reforzar con helicópteros porque no damos abasto
JOSÉ GARCÍA
DIRECTOR DE OPERACIONES DE LOKÍMICA
La Conselleria de Sanidad ha instado a los ayuntamientos de poblaciones como Dolores a realizar tratamientos intensivos frente a los mosquitos por parte de las empresas de control de plagas para evitar la proliferación de larvas que ya se están aplicando en charcas de agua estancada.
La Generalitat minimiza la posibilidad de que se puedan producir enfermedades dado que la provincia no es, de momento, zona endémica de estas patologías. Apunta como principal riesgo las molestias de las picaduras.
Las redes sociales están llenas de comentarios de personas acribilladas por mosquitos. Según una internauta, en el polideportivo Juan Antonio Samaranch del barrio de San Gabriel, en Alicante, no se puede practicar deporte debido a la nube de mosquitos que invade el campo. En Urbanova, donde antes de la gota fría se agotaron los repelentes de mosquitos, se recrudecen las quejas, de las que se hizo eco ayer Compromís. En Elche la plaga ha disparado las atenciones en los centros de salud y las quejas vecinales, y a orillas de la laguna de Torrevieja se trata de contener una intensa plaga de mosquitos.