ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 5 de mayo de 2021

Pablo Iglesias abandona la política tras la debacle de la izquierda el 4-M: [Se enchufará en algún cargo de consejero]

 

Pablo Iglesias abandona la política tras la debacle de la izquierda el 4-M

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, anunció este martes que abandona "todos" sus cargos y la política institucional tras los malos resultados obtenidos por la coalición morada este 4-M. Pese a haber conseguido mejorar en tres escaños el resultado de 2019, Iglesias se ha quedado en 10 actas y apenas ha conseguido sumar dos puntos más de los que consiguió Unidas Podemos hace dos años.

Así lo anunció el propio Iglesias en una comparecencia pasadas las 23.30 horas para valorar "el éxito electoral impresionante de la derecha trumpista que representa Ayuso y la consolidación de la ultraderecha". "Ser útil para Unidas Podemos y para mi país es mi mayor aspiración, y más allá del afecto que me han mostrado los compañeros, es evidente que, a día de hoy, y estos resultados lo dejan claro, no contribuyo a sumar", reconoció Iglesias.

Durante la campaña electoral, Iglesias ya había abierto la puerta a no asumir su escaño en la Asamblea de Madrid. "Estaré donde me coloquen los ciudadanos", repitió en múltiples ocasiones. Y el líder de Unidas Podemos ha interpretado que la amplia derrota electoral de la izquierda, pese al leve ascenso de su partido, revela que su presencia es un lastre para conseguir vencer "dentro de dos años". "No voy a ser un tapón", zanjó.

Iglesias no puso paños calientes al batacazo de la izquierda. "Hemos fracasado", señaló el hasta hoy líder de Podemos, que reconoció que los progresistas han estado "muy lejos de armar un Gobierno decente" y alternativo al del PP. Pero, más allá de los posibles errores propios, el dirigente denunció que se le haya convertido en un "chivo expiatorio" que "anima los instintos más oscuros" de quienes "odian la democracia". "

"Hemos constatado en esta campaña, en particular en los últimos 15 días, un incremento de la agresividad sin precedentes del PP y de la ultraderecha, una normalización sin precedentes de los discursos fascistas", alertó Iglesias. E incluso el hecho de que haya habido una participación "histórica", precisamente a lo que fiaba Unidas Podemos un triunfo de la izquierda, se ha traducido en el triunfo del PP y la "consolidación de la ultraderecha", una "tragedia para la educación, la sanidad y los servicios públicos". "Pero es indudable que es lo que  ha votado la mayoría de la ciudadanía", admitió.

Pese a los malos números de la izquierda, el líder de Unidas Podemos quiso hacer un reconocimiento expreso al "magnífico" resultado de Más Madrid, que se ha convertido en la primera fuerza de la oposición tras superar al PSOE en votos. 

Iglesias pasa el testigo a Yolanda Díaz

La dimisión de Iglesias conlleva que se acelere su relevo por Yolanda Díaz, a la que el dirigente ya señaló como la próxima candidata y líder de Unidas Podemos. Inicialmente, el plan del secretario general morado era establecer una bicefalia en la que Díaz capitanearía la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno mientras Iglesias mantenía la Secretaría General del partido. Pero su dimisión de todos los cargos conllevará, salvo sorpresa, el ascenso de la actual vicepresidenta tercera a lo más alto del organigrama de Unidas Podemos.

En este sentido, Iglesias se mostró confiado en que Yolanda Díaz se convierta en la próxima secretaria general del partido "y en la próxima presidenta del Gobierno de España". Para convertirse en líder de la formación morada, Podemos tendrá que celebrar un congreso extraordinario apenas un año después de que Iglesias se impusiera sin rival en el congreso de Vistalegre III, celebrado de forma virtual debido a la pandemia.

Díaz, no obstante, evitó pronunciarse sobre su eventual llegada a la Secretaría General de Podemos como lleva haciendo desde que Iglesias la eligiera como sucesora hace unas semanas. La vicepresidenta tercera del Gobierno se limitó a reconocer que se encuentra "triste como millones de personas en todo el país" por los resultados del 4-M, pero aseguró que "nuestro país no se va a parar". "Seguimos construyendo mirando al futuro", aseguró.