ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

viernes, 11 de septiembre de 2020

Es miserable que Pedro Sánchez "lamenta profundamente" el suidio en prisión del etarra asesino Igor Gónzalez

 


Las víctimas de ETA llaman «miserable» a Sánchez por lamentar la muerte de un etarra

Pedro Sánchez lamenta la muerte de un terrorista de ETA en el Senado.

Las asociaciones de víctimas del terrorismo han arremetido contra Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, por lamentar la muerte de Igor González Sola, preso de la banda terrorista ETA que se quitó la vida en la celda de su prisión. «Miserable» y «es una vergüenza», son algunas de las expresiones en las que han coincidido todas las asociaciones de víctimas de terrorismo que se han pronunciado sobre las declaraciones de Sánchez.

Daniel Portero, presidente de Dignidad y Justicia y diputado del PP en la Asamblea de Madrid, ha cargado con dureza contra el presidente del Gobierno por lamentar la muerte de un preso etarra. «Miserable… no tiene otra definición una persona que dice esto», ha señalado en un tuit.

La asociación que preside también ha emitido un comunicado en el que muestra su repulsa por las palabras de Pedro Sánchez: «Avergüenza que lo haga el presidente del Gobierno como representante de todos los españoles y es humillante que lo haya hecho en el Senado».

Dignidad y Justicia exige al dirigente socialista «que pida disculpas y rectifique públicamente estas lamentables declaraciones y que se defina claramente sin grises y sin matices, o está con las víctimas o está con los terroristas». También ha pedido que las declaraciones de Sánchez sean retiradas del diario de sesiones de la Cámara Alta.

«Es una vergüenza»

Ángeles Pedraza, presidenta de honor de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), considera «vergonzoso» el pésame del líder socialista. «Señor Sánchez, es vergonzoso que se dedique a justificar el suicidio de un terrorista y a mostrar sus condolencias ante los que le mantienen en el gobierno, parece que ya no le cuesta dormir con los que legitiman más de 50 años de terror en nuestro país, que pena de tantas vidas rotas», ha afirmado en un mensaje colgado en su perfil de Twitter.

Miguel Ángel Folguera es consejero de la AVT y presidente de la Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT). En las redes sociales ha advertido al presidente del Gobierno que «no todo vale en la vida ni en política». «Una vergüenza que llevemos dos años esperando a que reciba a las víctimas del terrorismo y se preocupe por sus necesidades. Y casi llore y sienta tanto el suicidio cobarde de un asesino terrorista de ETA. Creo que no todo vale en la vida ni en política», ha escrito Folguera.

«Lo lamento profundamente»

Pedro Sánchez lamentó la muerte del terrorista de ETA Igor González Sola durante una intervención parlamentaria en el Senado, en su turno de respuesta a Gorka Elejabarrieta, portavoz del Bildu en la Cámara alta. Es la primera vez que un presidente en la democracia de nuestro país lamenta la muerte de un etarra condenado.

«Me quiero referir al caso de Igor González Sola, el preso de la banda ETA [sic] que se suicidó la semana pasada en la cárcel donostiarra de Martutene. Y quiero antes de nada decir algo obvio: lamentar profundamente su muerte. Lo lamento», señaló Sánchez con el ceño compungido y dirigiéndose al senador de la formación proetarra. Este pésame coincide con las negociaciones que está llevando a cabo su Gobierno para tratar de sacar adelante los próximos Presupuestos Generales del Estado, en los que Sánchez espera contar con el apoyo de EH Bildu.

Igor González, preso de la banda terrorista ETA, fue hallado muerto el pasado viernes en su celda de la prisión de Martutene (San Sebastián), en la que se encontraba solo. Había ingresado en prisión en marzo de 2005 para cumplir una condena de 20 años de cárcel por colaboración con banda armada, depósito de armas y falsificación dentro de su actividad en el comando Amaiur de ETA, integrado en el comando Donosti.

El recluso cuya muerte lamenta el presidente de Gobierno había sido trasladado este verano desde la prisión de Soria a la de Martutene (San Sebastián), donde había pedido trabajar y ya había planteado la posibilidad de acogerse a permisos penitenciarios.

...................

Noticias relacionadas:

Guardias Cuviles y Policias Nacuionales en la puerta del Congreso

 

Bildu va por buen camino.

 

A estas horas, la mayoría de las grandes jugadas en el hemiciclo de las Cortes están más que cantadas. También las respuestas. Eso es lo que ha ocurrido hoy tras lamentar el presidente del Gobierno, el traidor Pedro Sánchez, el suicidio de un etarra encarcelado.

Este jueves, la portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha ido, clarom aún un poco más allá tras agradecer el gesto de Sánchez, vista su receptividad, y le ha pedido que «sea valiente para empezar a dar pasos firmes» en materia de política penitenciaria, y ha insistido en que, tras el «paso simbólico» de sus afirmaciones sobre la muerte del preso de ETA Igor González Sola, «pase de las palabras a los hechos». Asimismo, ha respondido al ministro de Interior, Fernando Grande-Maslaska, que «lo mínimo que puede hacer un gobierno es revisar qué es lo que ha ocurrido en torno a una muerte por suicidio».

En una entrevista concedida a Onda Vasca, Iriarte ha advertido de que «el tema de los presos es uno de los temas pendientes para la convivencia» en el País Vasco. Tras recordar la muerte la pasada semana en la prisión de Martutene de Igor González Sola, ha señalado que «ha llegado el momento de que cambie la política penitencia de excepción y de venganza del Estado y que se empiecen a dar pasos para que todos los presos» estén en el País Vasco, «para los que han cumplido los 3/4, los presos enfermos, las personas que tienen una edad avanzada».

A su entender, «la mayoría de la sociedad demanda esos cambios», ya que «hace mucho tiempo que estamos en otra fase y urge dar una solución a este tema». En relación al caso de, etarra que se suicidó el prisión, González Sola,  ha metido más presión a Interior y ha respondido al ministro Fernando Grande-Marlaska, que aseguró en el Senado que se analizará lo sucedido y se revisará el protocolo por suicidio, que «lo mínimo que puede hacer un gobierno es revisar qué es lo que ha ocurrido en torno a una muerte irregular o una muerte por suicidio».

Además, ha considerado que las palabras de Pedro Sánchez, que dijo lamentar el fallecimiento de González Sola, son «un paso simbólico». Por ello, le ha pedido que «sea lo suficientemente valiente para empezar a dar pasos firmes para que esta situación cambie y que los presos que estén en las circunstancias que antes he mencionado puedan estar en sus casas».

 

Pronunciamiento insólito el que se ha escuchado este martes durante la comparecencia del presidente del Gobierno en el Senado. Pedro Sánchez [no le da vergüenza salir a la calle] ha lamentado la muerte del terrorista de ETA Igor González Sola en su celda de la prisión de Martutene, en una acción que apunta al suicidio. «Lo lamento profundamente», ha confesado Sánchez en su turno de respuesta a Gorka Elejabarrieta, portavoz del Bildu en la Cámara alta. Nunca antes un presidente de la democracia española había llegado tan lejos con la muerte de un etarra condenado.

No está Sánchez sobrado de escaños para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado que le permitan mantener vivo su Gobierno de coalición. Como para su investidura, cualquier voto le vale. Los 5 escaños de Bildu en el Congreso de los Diputados pesan lo suyo. Y más cuando los albaceas del proyecto político de ETA ya han sido blanqueados como socios para sacar adelante cualquier cuestión, bien sea el estado de alarma, la contrarreforma laboral o la Presidencia de Navarra. Por eso había que calmar a los proetarras, que desde el pasado viernes, cuando se conoció la muerte del terrorista de ETA en prisión, venían acusando al Gobierno de seguir practicando la «violencia de Estado» como fórmula política.

«Me quiero referir al caso de Igor González Sola, el preso de la banda ETA [sic] que se suicidó la semana pasada en la cárcel donostiarra de Martutene. Y quiero antes de nada decir algo obvio: lamentar profundamente su muerte. Lo lamento», ha proclamado Sánchez, con ceño compungido, dirigiéndose al senador de Bildu, que en su intervención previa había atacado al Gobierno por la muerte del terrorista y avisado de que sin resolver «el problema de los presos» es imposible «avanzar en la paz» en el País Vasco.

Sánchez ha defendido la actuación de las autoridades penitenciarias y ha recordado que la tasa de suicidios en las prisiones españolas es de 6,4 casos cada 10.000 reclusos frente a los 7,2 del conjunto de la UE. No obstante, para que quedara claro su lamento por la muerte del etarra, Sánchez ha afirmado que cualquier tasa «por encima de cero» no es aceptable y ha tirado de buenismo para comprometerse en que «desgraciado suceso» servirá para mejorar el protocolo de prevención del suicidio que aplica Instituciones Penitenciarias.

El terrorista Igor González Sola fue hallado muerto el pasado viernes en su celda, en la que estaba solo, en el recuento que se efectúa después de comer. Había ingresado en prisión en marzo de 2005 para cumplir una condena de 20 años de cárcel por colaboración con banda armada, depósito de armas y falsificación dentro de su actividad en el comando Amaiur de ETA, integrado en el comando Donosti.

El recluso cuya muerte lamenta el presidente de Gobierno había sido trasladado este verano desde la prisión de Soria a la de Martutene (San Sebastián), donde había pedido trabajar y ya había planteado la posibilidad de acogerse a permisos penitenciarios.

Igor González Sola había cumplido las tres cuartas partes de su condena en marzo y aceptado la legalidad penitenciaria. La Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de Soria propuso que se mantuviera en segundo grado y que fuera trasladado a San Sebastián por una serie de motivos personales amparados en la Ley de Protección de Datos.

Tras preguntarse «quién se hace cargo de esta muerte y quién la va a reivindicar y explicar», Arnaldo Otegi, líder de Bildu, avisó de que el fallecimiento del preso de ETA «también tiene responsables y lo son quienes plantean y desarrollan una política penitenciaria criminal, cruel y fundamentada en la venganza».

Thatcher vs Sánchez

Hoy Sánchez ha tratado de apagar el fuego con sus socios bildutarras con una frase que quedará para la historia de España: «Lamento profundamente la muerte de Igor González, preso de ETA». Así ha querido que conste en el Diario de Sesiones. Tan lejos de la que pronunció Margaret Thatcher en 1981 cuando el terrorista del IRA Bobby Sands falleció por su huelga de hambre: «El señor Sands era un criminal convicto, que optó por quitarse la vida. Fue una elección que su organización no dio a muchas de sus víctimas».