ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 14 de junio de 2009

Orquídeas de Almería

(Orchis macula)
"En memoria de A. Pallarés"


En memoria de Antonio Pallarés Navarro (1929 – 2000)

La causa de que nos tratáramos poco no estuvo en que nos conociéramos tarde, sino en que se fue pronto. Lo conocimos en una excursión botánica que cerraba unas conferencias sobre medio ambiente; allí acabamos acompasando el paso de ese señor que asignaba a las plantas su nombre latino sin dudarlo, añadiendo detalles de sus preferencias geológicas, altitudinales, con qué otras plantas vivía… Vaya, que dijimos “hay que ir al campo más veces con él”, y, por su parte, accedió gustoso.

De modo que con Pallarés (hablando con él le llamábamos Antonio, claro, pero el apellido daba y sigue dando autoridad a citas y opiniones) hicimos varias excursiones, en las que añadía o confirmaba localidades donde viven las especies que aparecerían en sus libros sobre Cárices y Orquídeas de Almería, y disfrutábamos de todos los lugares por donde pasábamos.

Este gozo de la naturaleza era muy importante para él, que se mostraba orgulloso de haberlo transmitido a sus hijos, como explicaba frente a la Casa Rural, en el Parque Natural de la Sierra de María, donde en Semana Santa se reunía con ellos.

Ortega y Gasset recomendaba abordar la Historia con pasión y con estudio, y de esos dos mimbres estaba hecho el método que Antonio Pallarés usaba en la Botánica. No era un diletante que se divertía con las plantas, sino que el rigor era su norma. Quizás por eso llegaba a sentir cierta irritación con los estudiantes que en las excursiones preguntaban una y otra vez el nombre de la misma planta, sin reconocerla ni memorizarla.

Tuvimos la suerte de acompañarle en muchas de las excursiones que hizo para realizar el libro de Orquídeas de Almería, compartimos con él nuestras citas de los lugares donde las habíamos encontrado. En esas excursiones, encontramos para la Flora de Almería varias orquídeas que no estaban citadas en nuestra provincia; en el caso concreto de Orchis lactea var. acuminata (en la Sierra de Cabrera), fue en una de esas paradas que llamamos técnicas: allí estaba, diminuta, escondida, pero a la vez diciéndonos por fin me habéis encontrado. Fue uno de esos momentos de alegría que embarga a los botánicos cuando vemos por primera vez una planta. Esa misma tarde, ante la impaciencia de Antonio, nos fuimos para los Vélez a casa de Mary Anne Kunkel a llevarle la orquídea para que la dibujara.

En otra ocasión, en los alrededores del Cortijo del Conde, en la Sierra de los Filabres, estábamos comprobando varias citas de la orquídea Dactylorhiza, cuando de repente, observamos una plantita diminuta que llamó nuestra atención: se trataba, nada más y nada menos, del helecho Ophioglossum vulgatum, planta escasísima en Andalucía y no citada para Almería. Desgraciadamente, algunos de los gestores de medio ambiente no debieron leer el libro de Antonio, porque poco tiempo después realizaron una actuación para plantar chopos, que se llevó por delante más del 80% de la población, estando hoy en serio peligro de extinción.

Con él aprendimos dónde están - y cómo son - un montón de plantas, y, además de sentir la ausencia del amigo, nos queda la sensación de que hubiéramos podido aprender mucho más. Pero nos quedan sus libros y el recuerdo de sus citas. Gracias, Antonio.


Pedro Soria y Luis Posadas

Ir a la página de orquídeas de Almería

Jóyas botánicas de Almería