ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Doparse o no doparse, he aquí la cuestión


Que quede claro que los que se dopan (drogar con sustancias estimulantes para aumentar su rendimiento en una competición). El caso de la reciente Operación Galgo, destapada por la UCO de la Guardia Civil, sitúa a España como país permisivo con el dopaje y poco fiable, si le unimos a lo de la crisis. Y esto no es nuevo.
Los políticos quieren medallas, campeonatos, y no digamos si son en unos Juegos Olímpicos. A veces, hacen la vista gorda como en caso de futbolistas, porque nunca aparece uno de estos deportistas ante la justicia, o es que no les hacen controles antidoping. Parece ser que no son los deportes de equipo los que se dopan, cuando es difícil creer que un jugador de futbol aguante entrenamientos y un par de partidos semanales con lo que cansan 90 minutos corriendo y pegando balonazos.
Parece que los dopantes son un alto porcentaje de deportes individuales (ciclismo, atletismo, gimnasios, fondo…) son los que se dopan. Excepto tenistas, que parecen los chicos buenos del deporte.
Los entradores saben que un deportista, si quiere llegar a lo más alto del pódium no basta con un plato de pasta y una pechuga de pollo con una ensalada. Detrás ha de hacer algo más y para eso están algunos médicos que pueden recetar drogas legales e ilegales. Los médicos en su labor cotidiana, lo que hacen es mandar medicamentos que no son otra cosa que drogas con control.
No parece que este asunto del dopaje sea transitorio, sino que según las investigaciones, hay un gran entramado donde unos cuanto se están borrando a costa de la salud. Parece como si los presidente de las distintas federaciones no se enteraran de nada, o no quieren ver.
Doparse o no doparse, no debe ser la cuestión, para ser un deportista de élite. Hemos de saber y tener conciencia que no todos somos perfectas máquinas deportistas, y que sólo uno cuantos privilegiados por la naturaleza serán los campeones.
Lo más importante que tenemos en nuestras vidas es la salud, y no se pude jugar con ella. Todos ingestión de drogas legales o ilegales, al final, pasan factura física o mental

Por Ramón Fernández Palmeral