ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Los controladores aéreos se lían la manta a la cabeza y sobrevaloran su poder.

La huelga es un derecho, pero tiene sus normas y protocolos. Esta huelga encubierta de controladores me parece salvaje, indigna e injusta. Más que una huelga es una desobediencia a un Real Decreto, una Ley, que dicta el Gobierno donde reside la soberanía popular (las mayoría) en cada momento.

Entiendo que en este conflicto todo el mundo tendrá razón, pero quien no puede pagar los platos rotos en este conflicto entre controladores aéreos y Aena, somos los ciudadanos, los viajeros, a quienes no se les puede tomar como rehenes. No se puede cerrar el espacio aéreo por un cabreo laboral, por un golpe sobre la mesa, de "yo me voy y joderos", me lío la manta a la cabeza y me largo. Estos señores controladores son unos mimados de la Administración, que han hecho, años atrás, lo que les ha dado la gana. Que su trabajo es exclusivo, muchos otros trabajos también lo son, y no me voy a pone aquí a enumerarlos como por ejemplo los Tedax. No se puede abandonar un destino, un servicio, ir a la huelga de pronto sin comunicarlo para que se establezcan servicios mínimos, sin que se le advierta a los pasajeros, a los que se les ha tratado como borrego, pero aún como mercancía, como moneda cambio. Un acto exacrable y aborrecible que no puede quedar inmune.

Lo único que buscan, la mayoría de este colectivo, es no perder privilegios, cuando todos los españoles estamos al borde de ser ciudadanos europeos de segunda clase. Un colectivo que consciente de su poder para paralizar aviones, para hacer mucho daño, optó por abandonar su puesto de trabajo (si uno está en su puesto de trabajo de brazos caído, también es un tipo de abandono), sin importarles los perjuicios personales, turísticos y económicos que ello iba a provocar. Lo de una "histeria colectiva" suena a que éstos no están preparados para trabajar bajo presión, lo cual desdice mucho de su capacidad. O quizás, quienes les dirigen desde el sindicato de USCA no están preparados en Derecho para dirigirles, por eso deben dimitir con verguenza pública, por desconocer los procedimientos administrativos legales y llevarles a la imnominia y a muchos de ellos a la cárcel.

En este gravísimo conflicto tiene que haber unos responsables, que han de ser sometidos a la implacable balanza de Justicia con "toda celeridad". Que el peso de la Ley caiga sobre ellos. Que no parezca que los contrario, en su pulso con el Gobierno, no están dentro del Estado de Derecho, y cada cual puede hacer lo que le viene en gana.

No se puede abandonar un puesto de trabajo y quedar inmunes, por la creencia de que son puestos de trabajo de gran especialización y exclusividad. Cuando un controlador se pone enfermo el médico tiene que ir a su casa, un ciudadano normal tiene que esperar colas en la S.S.. Lo extraño es que no estén sus líderes sindicales, y quienes abandonaron su trabajo ya en la cárcel. Los controladores, acostumbrados a saltarse las normas de huelga, suelen acudir a las bajas como fórmula de protesta, por ello en cuanto se enteraron del Decreto de regulación de horas de trabajo empezaron a vomitar, a vomitar porque habían atacado su honor y prestigio.

Los controladores aéreos les echan la culpa del cierre del espacio aéreo al Gobierno, pero ¿qué mentalidad infantil y terrorista es ésta?, sí terrorista que es lo que decían los "bostusos" cuando mataban, "la culpables son los de Gobierno porque no nos dan lo que queremos: la independencia". Pero..., serán leguleyos, echarle pulsos al gobierno que reprenta a la soberanía nacional. "No damos de baja porque no nos dan lo que queremos". esto es una papeleta de los niños sometidos. El Estado Español es democrático, y quienes nos presentan ahora, nos guste o no, presentan en las Cortes a todos los españoles. Una Administración representativa de las mayorías mientras no haya elecciones nuevas. Y no queda más que "a joderse", como cada hijo de vecino que estamos padeciendo paro, desempleo, pensionistas, funcionarios.

Lo que no se puede hacer en un conflicto laboral es secuestrar a cientos de miles los españoles, comunitarios y extranjeros y causar graves perjuicio y alarma social. Poner a los ciudadanos al borde del caos. Esto es muy grave. Y esto hay que pagarlo con cárcel y despidos de los controladores aéreos, responsables. Hay que sentar la bases de que quien se tira el monte, de que quien se echa la manta a la cabeza, ha de pagar su ignominia, su bravatada. Lo único que nos cabe esperar es que estos hechos no queden inmunes. En un Estado de Derecho nadie puede hacer lo que le dé la gana. Todo trabajador que en un momento se lía la manta a la cabeza y tira para delante con todas las consecuencias, que no controla o no mide su actos, ha de pagar las consecuencias y todos las pérdidas ocasionadas al sector aéroe, turístico y personal. Todo sistema social, administración o empresa tiene unos protocolos ordinarios o extraordinarios y están para cumplirlos y quien no puede cumplirlos tiene que estar fuera del sistema.

La huelga es un derecho, pero tiene sus normas y protocolos. Cuando un funcionario público es obligado por orden superior a hacer un servicio que no le corresponde, primero lo cumple y después reclama. Si te has pasado de horas y te obligan a trabajar, haces estas horas demás y después pones una reclamación ante el superior inmediato o te vas al juzgado de guardia.
Estos "señores" o señoritos a los que he conocido muy bien se sienten superiores y en su puesto de trabajo, son de esa clase, de quienes te miran por encima del hombro y son intocables. En los aeropuertos no se juntan con nadie de Aena ni Cuerpos de Seguridad, ellos tienen sus torre de control que es su santuario, su torre de marfil, con sus áreas de descanso y todo tipo de servicios. Si los de tierra (harling)tienen un problema con un controlador te la estás jugando, si uno de ellos da un parte de ti, ya te puede buscar otro destino.

Ya era hora que el Gobierno tuviera al valor de enfrentarse a ello.

Ramón Fernández Palmeral





.......................RESPONSABILIDADES...........................
¿Por qué Aena no convoca suficientes plazas para controladores?, para no sobrecargar de horas a los controladores.
¿Son las sustituciones de controladores hereditarias?
¿Por qué he han creído que tiene privilegios en una democracia como la nuestra?
¿Sabía el gobierno loq eu iba a suceder con antelación?
¿Tiene el gobierno un plan B, en caso de que vuelvan a la huelga?
¿Tiene el gobierno previsto contratar a controladores aéreos europeos?
¿Por qué el gobierno está bajando el listo de las responsabilidades? Cuando todo los que abandonaron sus puestos son responsables.
¿Hay que preguntar los la deuda de Aena a los bancos extranjeros, unos 12.OOO millones de Euros, posible embargo de nuestros aeropuertos, y con la privatización, dejará de ser de los españoles.
¿No es acaso la privatización del 49 por ciento de los aeropuestos el incio de la mecha, ante el clavo que suponían los actuale sueldo de los controladore?


......................NADA DE INDIVIDUOS EXCEPCIONALES.............
Veamos los requisitos generales de ingreso para controladores aéreos.

Para acceder a esta profesión, en Aena, los aspirantes deben reunir los siguientes requisitos: Titulación: Estar en posesión de un título universitario oficial de Diplomado / Ingeniero Técnico / Arquitecto Técnico o Licenciado/ Ingeniero /Arquitecto o haber superado el Primer Ciclo Completo de una carrera universitaria de grado superior. Edad: Preferentemente, entre 21 y 28 años (no excluyente). Nivel de Inglés: Alto, tanto a nivel oral, como de discriminación auditiva. Conocimientos básicos: sobre materias no específicas del control de tráfico aéreo. Capacidades, Habilidades y Competencias: Poseer las capacidades, habilidades y/o competencias adecuadas para el puesto. Aptitud psicofísica: según normas de la Organización para la Aviación Civil Internacional (OACI).

Requisitos médicos de ingreso

No padecer desordenes de personalidad. No padecer enfermedades del sistema nervioso ni epilepsia. No padecer deficiencias en el conducto gastrointestinal ni secuelas quirúrgicas. No padecer desórdenes de metabolismo ni de estructura ósea, articulaciones y músculos. No tener más de 3 dioptrías o errores equivalentes.

...................
Cualquier piloto de avión o helicóptero tiene la preparación necesaria para ser controlador aéreo, tan sólo he haría falta un cursillo de prácticas en una torre de control.
Cualquier oficial del Ejército del Aire, tiene preparación para ser controlador, con un curso corto de prácticas en una torre de control.

Aeroflight AFI tiene Academia en el Reino Unido

........................