ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Comida de Navidad 2010 de la Asociación de Artistas Alicantinos


Comida de Navidad 2010 de la Asociación de Artistas Alicantinos, en el restaurante Juan XXIII. Se sortearon cerca de 80 obras de arte de diferentes pintores.

UNA VEZ MAS NOS HERMANAMOS COMIENDO JUNTOS
Cuando los hados, la fortuna, las brujas y los mengues se confabulan para dejar a los que dirigen, organizan, colaboran y asisten, para que todo les salga bien, les sale. Todo ese batiburrillo de seres y circunstancias favorables se dieron en la comida de hermandad de este año 2010, que al igual que el anterior se celebro en el Restaurante Juan XXIII, con la asistencia de ciento cuatro socios, familiares y allegados.
Hubo regalo de consolación para todos y más de setenta aportados por “los nuestros” que una vez más fueron generosos y que repartió el azar de la mano inocente de nuestra Elena de Bermejo .La comida estuvo muy bien y acorde con su coste. No hubo ningún percance ni mal rollo, solo armonía y buenas maneras entre todos y un nuevo refuerzo de la entrañable amistad y camaradería que reina entre nosotros.
Si hubo reconocimientos varios para todos los que de alguna forma han colaborado este año que termina con los fines de la Asociación sin ser de la directiva (que por el cargo estamos obligados a ello):para Ramón Fernández “Palmeral” con su blog y sus artículos en prensa defendiendo a la Asociación y a sus artistas; para el matrimonio Roca-Sansano por su apoyo a la Asociación y a los socios en las exposiciones del Casino Mediterráneo y por su colaboración como conferenciante; para nuestra entrañable “Suny” monitora y casi profesional de asistencia a todo lo que organiza la Asociación y los colegas; para las monitoras y docentes de arte en Gabriel Miro y en la Asociación, Mercedes Seara, Maryla Dabroska y Marisol Carratalá; para Ana Martínez que además de monitora es la exquisita diplomática que se encarga de nuestras relaciones publicas; para Pilar Galán, comisaria y poetisa en la sala del Monte Tossal; para Jesús Mollá, nuestro introductor en las ambientes eclesiales; para Alfredo Aracil, escritor presentador y organizador por segundo año de la Comida de Hermandad, a quien debemos gran parte del éxito obtenido; para Gabriel Ortiz, que sin tener nada da tanto por la Asociación y por los socios; para nuestras elegantes y bellas niñas, Laura y BárbarA, que más que colaboradoras son ya algo más que eso: amigas y colegas de todos y todas, plenamente integradas y siempre dispuestas a atender con simpatía y eficacia, en sus cargos de jefa de contabilidad y jefa de sala, respectivamente y para hacer de azafatas cuando se les requiere
También hubo reconocimientos para su Directiva por parte de su Presidente Juan Antonio Poblador, y de esta y de todos los asistentes para quien es el artífice principal de lo mucho que viene logrando la Asociación desde que el la preside. Y para este humilde, disciplinado y a la vez exigidor de la necesaria disciplina para que las cosas salgan bien, Secretario “para todo” [Carlos Bermejo], al que le sorprendieron sus compañeros de Directiva con una placa de agradecimiento “por su trabajo continuado “contra viento y marea” en la Asociación” según reza en la misma, y que agradeció con el desprendimiento de quien hace las cosas sin esperar nada a cambio y por el solo placer de trabajar por los demas y de sentirse útil a sus muchos años.
Y como no, para nuestros vocales-fotógrafos Julio Escribano y Antonio Pérez “Franchi”, que aunaron cuerpos y sonrisas para inmortalizarnos en sus artísticas fotografías dejando constancia de un día para recordar.
Y finalmente, para la banda del altiplano andino “inca espiritual”, que con sus trajes de indios de película de cowboy, pusieron la nota musical y exótica que estimuló a los sentidos para hacernos bailar a la manera de los adoradores de Manitú, con la alegre y sana desvergüenza que nace de un “consumo responsable” nada racista pues le dimos al blanco lo mismo que al tinto y finalmente al cava para no defraudar a nuestros compatriotas catalanes.

Carlos Bermejo
Alicante, 18 de Diciembre de 2010