ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo. El periodismo consiste en decir lo que a algunos no les gustaría leer.

domingo, 6 de junio de 2021

"Ceuta y Melilla no son colonias en Marruecos", por Ramón Palmeral en Hoja del lunes.com Alicante

 

                                        ( Ceuta Operación Bebé, dibujo de Palmeral)

Reportajes

Ceuta y Melilla no son colonias en Marruecos

Dibujo por Ramón Palmeral.

Los inmigrantes de África son la pesadilla de Europa que sufrimos los gobiernos españoles, italianos y griegos. Los espías marroquíes en España descubrieron la permanencia en un hospital de La Rioja del líder del Frente Polisario Brahim Ghali (enemigo número uno de Marruecos, acusado de torturas y secuestros), a pesar de haber sido ocultado con un nombre falso. “Ocultar la verdad siempre tiene sus consecuencias”, dice el sabio dicho popular. El reino de Marruecos ha respondido con una avalancha migratoria porque considera una “grave crisis” que España defina su postura respecto a la soberanía del Sahara Occidental, cuando se está pendiente de un referéndum de autodeterminación. Pero España tampoco puede enfadar a Argelia (en su territorio están la mayoría de los 170.000 saharahuis) porque es un gran importador de gas natural. Y esto es solamente el principio. Hay de 90.000 (según ACNUR) a 165.000 (según Gobierno argelino) personas en los campos de refugiados de la provincia de Tinduf​.​..

Seguir leyendo en Hoja del lunes.com Alicante

Hoja del lunes ha sidos visita por los hakers por eso se recoge aquí:

 


CEUTA Y MELILLA NO SON COLONIAS EN MARRUECO

 (Hoja del lunes fue atacada poro hakers)

 

Ramón Palmeral/ Hoja del lunes

 

Los inmigrantes de África son la pesadilla de Europa que sufrimos los gobiernos españoles, italiano y griegos. Los espías marroquíes en España  descubrieron la permanencia en un hospital de La Rioja,  al líder del Frente Polisario Brahim Ghali (enemigo número uno de Marruecos, acusado de torturas y secuestros), a pesar de haber sido ocultado con un nombre falso. “Ocultar la verdad siempre tiene sus consecuencias”, dice el sabio dicho popular. Es reino de Marruecos  ha respondido con una avalancha migratoria porque considera una “grave crisis” que España defina su postura respecto a la soberanía del Sahara Occidental, cuando se está pendiente de un referéndum de autodeterminación. Pero España tampoco puede enfadar a Argelia ( en su territorio donde están la mayoría de los 170, 000 saharaguis)  porque es un gran  importador de gas natural. Y esto es solamente el principio. 90.000 (según ACNUR) a 165 000 (según gobierno argelino) en los Campos de refugiados de la provincia de Tinduf​–184 000.​

 

Ahora Marruecos vuelva  pedir una mesa de  negociación sobre la descolonización de Ceuta y Melilla. Nada hay que negociar porque  Ceuta y Melilla no son colonias en marruecos, ni plazas en África, como se decía antiguamente, sino ciudades autonómicas según la Constitución española de 1978, dice la Disposición Transitoria quinta: “Las ciudades de Ceuta y Melilla podrán constituirse en Comunidades Autónomas si así lo deciden sus respectivos Ayuntamientos, mediante acuerdo adoptado por la mayoría absoluta de sus miembros y así lo autorizan las Cortes Generales, mediante una ley orgánica, en los términos previstos en el artículo 144».

 

Hemos visto en los medios de comunicación la entrada masiva en Ceuta y Melilla de cerca de 9,000 personas, entre ellos menores no acompañados, en incluso bebés, que se cifran en unos 2,000 como medio de presión o represalias contra España por un error del Gobierno de Pedro Sánchez.  No se ha cuantificado el sufrimiento infantil, que los sacaron de los colegios en autobuses, y, también del sufrimiento de  padres y familiares. El líder del Polisario Brahim Ghali es acusado de terrorista por Marruecos por la guerra que mantiene en el Sahara Occidental, un territorio ocupado por el Rey Husein II y Mauritania en 1975. Este Frente cometió, en el pasado, ataques contra barcos de pescas españoles.  (Otro día os hablaré de la Marca Verde). España deja sin cargos a Ghali sin para que puede volver a Argelia y quitarnos esa patada caliente.

 


Marruecos ha sabido aprovechar el error diplomático de acoger al líder del Frente Polisario (Frente Popular de Liberación Sahara y Río de Oro), por circunstancias humanitarias, con una identidad falsa, sin comunicarlo a Rabat, y esto les ha enfadado y han abierto el “grifo de la inmigración ilegal” como arma arrojadiza política no solo hacia Ceuta y Melilla sino también a Canarias (23.000 migrantes el año pasado unido a los latinoamericanos que llegan en avión). ¿Por qué  Estados Unidos son aliados de Marruecos? Porque explotan las minas de fosfatos de Fosbucraa, una de las más grandes del mundo. El que presidente Donald Trump reconoció la soberanía  marroquí sobre el Sáhara Occidental que ocupan militarmente desde 1975, su sufriendo los ataques armados “o de liberación” de los polisarios, fuerza política y armada de la  República Árabe Saharaui Democrática (RASD) (Situado en la franja interior del actual Sahara Occidental).

 

España y la Unión Europea con cifras multimillonarias han fortalecido del rey  Mohamed VI, para que contenga el flujo migratorio de los marroquíes, más los acuerdos de pesca, control del terrorismo yihadista y favorecer el turismo. Considero que el recrudecimiento de estas relaciones con un vecino siempre  incómodo,  vuelven a empezar por enésima vez.

 

Y mientras  Mohamed VI  pedía un “esfuerzo” a sus súbditos o vasallos  para salir de una mala situación económica y sanitaria por la pandemia,  adquirió en 2020 un palacete de cerca de 80 millones de euros, a 9 minutos de la Torre Eiffel de París. Seguramente preparado su huir en caso de alguna es esas primaveras árabes que se levantan de vez en cuando contar los sátrapas que matan de hambre a su pueblo.

Esta irresponsable actitud  es un chantaje en toda regla de Marruecos a España y a Europa. Porque para Rabat el tema del Sahara Occidental (antigua colonia española abandonada a su suerte) no se le puede tocar. Un territorio de los saharauis ocupado con la Marcha Verde de 1975. España está pagando las consecuencias de una descolonización irregular del Sahara Occidental en los años de la agonía de Franco.

 

Cien años del desastre de Annual (1921-2021)

 

Mucha sangre española ha costado las ciudades de Ceuta y Melilla a lo largo de finales de los siglos XIX y primero del XX, como aquel desastre de Annual (Rif) entre julio y agosto de 1921, con cerca de 12,000 soldados españoles muertos según el famoso “Expediente Picasso” (que no se conserva en su totalidad), un general tío abuelo  del pintor  Pablo Picasso. Calificó de negligente al general Berenguer  (Alto Comisario) de incompetente al general Navarro ((2º Jefe de la Comandancia General de Melilla) y de temeraria la del general Silvestre, y de los mandos militares. No conocemos los nombres de los 12,000 muertos  porque en aquello años no se llevaba una relación nominal. Fue tan evidente la negligencia del despliegue militar que como salpicaba hasta el Alfonso XIII, medio expediente se perdió en el Congreso y el ministerio de la Guerra y Marina, ha quedado la acusación del fiscal militar José García Moreno.

 


Incluso, posteriormente el general Primo de Rivera quiso destruirlo. El presidente de consejo de ministros era  Manuel Allendesalazar. Todo por culpa de la corrupción que había dentro del Ejército, como quedó denunciado en la trilogía La forja de un rebelde de Arturo Barea, o El Blocao José Díaz Fernández, Imán de ramón J. Sender, o mi novela El héroe de Nador.

 

Breve historia de Ceuta

 

Tras permanecer bajo dominio musulmán durante siete siglos, un 21 de agosto de 1415 el reino de Portugal conquistaba el actual territorio de Ceuta, más de siete décadas antes de que los Reyes Católicos dieran por concluida la Reconquista en Granada. Gran parte de los moriscos expulsados del Reino de Granada pasaron a Berbería, que era como se llama antes de territorio de Fez.

 

Fue en el año 1580 tras la muerte del rey portugués Sebastián I en Alcazalquivir, Portugal y Ceuta  fue heredado por Felipe II y quedó anexionado. Pero no fue hasta dos siglos más tarde cuando los ceutíes se incorporaron "a la Corona de Castilla en 1640", pasando a ser de dominio español. Tras no considerar legítima la proclamación del duque de Braganza como rey de Portugal. Entonces, siguió perteneciendo al reino de Felipe IV en España.

 

 



 

 

Breve historia de Melilla

 

En 1497, tras ser conquistada por Pedro de Estopiñan y Virués con el apoyo de los Reyes Católicos se integró a la Corona de Castilla, aunque las disputas no cesaron.

En 1766, reinando Carlos III, se intentó resolver el conflicto diplomáticamente mediante un tratado con el Sultán Muley Mohamed, que se comprometió a velar por el orden, respeto y buena vecindad con las ciudades españolas de Ceuta y Melilla", añaden. Así, aparece como plaza española en el Tratado de Paz de 1767.

 

Los protectorados de Francia y España en Marruecos

 

Por la Declaración franco-británica de abril de 1904,  el Tratado de Algeciras de 1906,  más el acuerdo franco-español de Fez de 1912 fue, en efecto, un  acto de condescendencia por parte de Francia, por presiones de Gran  Bretaña. Esta última no  deseaba que del  otro  lado del  Estrecho se estableciera una potencia de primer orden como  Francia y, con  este fin, hizo  valer los “derechos históricos” de España en Marruecos (ocupación  secular de Ceuta, Melilla y otros enclaves en el litoral  mediterráneo de Marruecos), de forma que Francia se aviniera a cederle a su vecino  del  sur una franja en la parte septentrional del imperio  jerifiano, en el  caso de que el sultán fuese incapaz de mantener el  orden en el  territorio y  la intervención de una potencia extranjera se hiciera necesaria.  Así, de conformidad con  la Francia dejaba libertad de acción a Gran Bretaña en Egipto, a cambio de que ésta se lo dejase a Francia en  Marruecos, con la salvedad de que se adjudicase a España una zona de influencia.  A España se la puso ante el hecho consumado y no tuvo otra alternativa que adherirse a este acuerdo, como así hizo en la Declaración Hispano-Francesa acerca de Marruecos del  3 de octubre de 1904, seguida del Convenio  Hispano -Francés de la misma fecha. 

 

Ceuta y Melilla no son colonias en Marruecos

 

Ceuta y Melilla no son los restos del protectorado español de Rif, anotado en el apartado anterior, sino que son territorios españoles norteafricanos como son las islas Canarias. Puesto que eran plazas españolas desde varios siglos anteriores. No se le puede dar al Marruecos actual lo que no les pertenecen. El actual Marruecos era un sultanato y  obtuvo la independencia de Francia y España en 1956. Es decir, que Ceuta y Melilla antes que existiera el actual reino de Marrueco ya estábamos los españoles allí. Actualmente estas plazas y sus peñones forman parte de la Unión Europea, y donde extiende Europa sus fronteras. Se adjunta mapa el Marruecos de los watasidas  sultanes benimerines entre los siglos XV y XVI, cuando no existía Marruecos como se presenta actualmente.

 

 


Conclusiones

 

Canarias, Ceuta y Melillas son territorios españoles y europeos en África. Por lo que hemos visto estos días de mayo en el espigón del Tarajal, con los magrebíes y subsaharianos cruzando a nado (como Mateo por su casa), hasta con bebés a la espalda, esta frontera de Ceuta es una chapuza, aquí en Pekín. Los espigones del Tarajal (sur) y Benzú (norte)   se debe introducir el  mar por lo menos un kilómetro adentro físicamente. Y también la frontera en Melilla; No obstante, hay que abrir puentes de diálogo y cooperación con Marruecos porque no se puede vivir de espaldas de una realidad humanitaria, social y de vecindad.

 

Quien venga a España a trabajar o a pasar en tránsito hacia Europa lo debe de hacer legalmente con “papeles” y pasaportes visados. Porque España, en el fondo, por la disminución demográfica, de unos gobiernos que no se han preocupado de la natalidad ni de sus jóvenes, necesita mano de obra de inmigrantes, no solo marroquíes, sino de oros países.

 

Nosotros tenemos otra llave que es el Paso del Estrecho de los marroquís y argelinos que hemos de mejorar para demostrar que España no es un enemigo a batir.