ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

sábado, 25 de mayo de 2019

Luis Barcala, alcalde de Alicante en funciones, apuesta por un gobierno fuerte para Alicante

Un enérgico Barcala cierra la campaña pidiendo el voto para “un gobierno fuerte” del PP que evite la vuelta de “un tripartito humillante” para Alicante

El alcalde de Alicante y candidato popular a la reelección ensalza su gestión y la contrapone a la del "desastroso" tripartito de izquierdas. Avisa que el nuevo "gallinero plural" del PSOE-Guanyar-Compromís será peor que el de 2015 y sería presidido por un Sanguino "independiente" de su partido y de su ciudad. Por último, Barcala afirma que el PP "ha remontado", que "va a ganar" el 26M y a "gobernar" de nuevo en Alicante.
Luis Barcala cerrando el mitin final de campaña / Alex Ferrer
Luis Barcala cerrando el mitin final de campaña / Alex Ferrer

La lluvia ha querido estar presente en “el último aliento” de este intenso maratón electoral que, en su “segundo round”, ya  va llegando a su fin. A pesar de las incesantes gotas, un enérgico Luis Barcala cerró la campaña igual que la empezó: exhibiendo músculo movilizador. El alcalde de Alicante y candidato popular a la reelección comenzó destacando la labor de su partido en “la travesía del desierto” que supusieron los 3 años de oposición y especialmente enfatizó en la gran gestión de sus 7 concejales en su año de gobierno: “vuelta a la normalidad en el Ayuntamiento”, “una inversión de más de 32 millones en los barrios” y “la trilogía fiscal” (cancelación del Plan de Ajuste, la rebaja fiscal con una bajada del IBI en un 5% y la aprobación de los Presupuestos).
Estos logros los ha puesto en una balanza para comparar su gobierno con el del tripartito de izquierdas. Barcala lanzó varias ofensivas al entonces ejecutivo formado por PSOE, Guanyar y Compromís. Los bautizó con el nombre de “gallinero plural” por sus continuas broncas, que derivaron en que el Ayuntamiento pasase a ser el principal problema de los alicantinos, con las que finalmente se deshizo un tripartito “humillante” para la ciudad de Alicante.
Barcala “despedaza” al “gallinero plural” de 2019
Sin embargo, Barcala avisó que el tripartito de 2019 será peor. El candidato popular piensa firmemente eso por la composición de sus máximos representantes con los que, a pesar de que se pongan “el traje de corderito amable”, en el fondo tienen “la piel del lobo” con la que formarán un “nuevo circo” en Alicante.
Luis Barcala interviniendo en su mitin final de campaña / Alex Ferrer
Luis Barcala interviniendo en su mitin final de campaña / Alex Ferrer
El alcalde de Alicante fue desgranando a los tres integrantes de esa futurible alianza de izquierdas. El primer “dardo” fue para Paco Sanguino: “Reniega de las siglas del PSOE y es un independiente de su partido y de Alicante”. Siguiendo con la misma línea, cuestionó su interés y compromiso con la ciudad: “Es probable que no se vaya a quedar, si no es alcalde. Todo indica que Alicante es un mero trampolín para él”. Pero el ataque más duro le iba a llegar por su gestión en el Teatro Principal de Alicante: “Ha tirado del Teatro Principal a la mitad de los espectadores y ha doblado la deuda en sólo tres años. En 2018 la facturación cierra con una bajada de un millón y medio de euros, si hace eso en el Principal no me quiero ni imaginar lo que sería capaz gestionando los 260 millones de la ciudad de Alicante. Por último, hace gala de empleo digno, pero el único empleo que ha creado han sido dos puestos de trabajo con dos falsas autónomas”.
Con respecto al alcaldable de Compromis, Natxo Bellido, dijo que es “simpatiquísimo” y te dan ganas de “casarte con él”. Sin embargo, resaltó que “no pega ni un palo al agua” y que los alicantinos le “hemos pagado un Máster carísimo de 20.000 euros” sin hacer nada. Incidió que solamente ha financiado a sus “amigos” de Escola Valenciana que tienen el objetivo de convertir a la Comunidad Valenciana en una “sucursal de Cataluña” y recordó que Bellido ha sido “el único concejal reprobado” por su gestión con la entidad valencianista.
Sobre la formación morada, se centró en su cambio de nombre (de Guanyar a Unidas-Podemos) con el que intentan ocultar “las mochilas” de la época de Pavón. Pero Barcala los “desenmascaró” recordando que el número 3 y 4 de la lista de 2019, Daniel Simón y Marisol “La Roja” fueron concejales en el gobierno del tripartito y que la edil fue condenada por cometer un delito de injurias graves al rey Juan Carlos.
El PP “ha remontado” y va a “seguir gobernando” en Alicante
Sin embargo, Barcala siguió con la misma tónica de los últimos días y también se acordó de Ciudadanos: “Nos falta una pieza en el puzzle. Ciudadanos respaldó al gobierno de Echávarri y a día de hoy no sabe si es de izquierdas o es de derechas porque se levanta liberal y se acuesta socialdemócrata, y eso no es fiable ni da estabilidad”. Además, les continuó reprochando su “cobardía política” y su “inactividad” en esta legislatura: “Han estado cuatro años de vacaciones y en política se viene pensado y llorado”.
Por lo tanto, Barcala ha hecho hincapié en “dejarse de experimentos” porque aquí sólo hay dos alternativas: “Un gobierno del PSOE de la mano de un tripartito de izquierdas o de una alianza rara con Cs, o un gobierno fuerte del PP encabezado por mí que siga desarrollando e ilusionando a Alicante”.
Luis Barcala junto a su candidatura / Alex Ferrer
Luis Barcala junto a su candidatura / Alex Ferrer
Por último, el alcaldable ha puesto en valor “la gran campaña” que ha hecho su equipo y ha afirmado que gracias a ella el PP “ha remontado”, va a “ganar” el 26M y a “seguir gobernando” la capital alicantina.
Finalmente, emuló a Albert Rivera sacando un cuadro que sus “tres mujeres” ( su esposa y sus dos hijas) le han regalado con un mensaje inspirador: “Cuando a lo que haces le pones pasión, eso se llama vocación y se llama Alicante”. El broche final al cierre de campaña fueron fuegos artificiales con los que Barcala espera “acabar alto y seguir gobernando Alicante”.