ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 11 de noviembre de 2019

¡Quién teme a Vox? Únicamente los que no quien a España. Sonó el Himno Nacional

El auge de Vox provoca que Abascal llame a la calma y se posicione como “una verdadera oposición” a la izquierda

Los votantes recuperaron el optimismo que perdieron el 28-A. El ambiente dentro de la sede y los gritos del exterior fueron los protagonistas del recuento

photo_cameraVox celebra los resultados de las elecciones del 10 de noviembre de 2019.
España se ha enfrentado este 10 de noviembre a unas nuevas elecciones ocho meses después. Esta vez los resultados han sido sorprendentes, sobre todo por Vox, que ante los 24 escaños obtenidos el pasado 28 de abril, este domingo ha sumado más del doble (52), posicionándose así como tercera fuerza política.
Los sondeos durante esta campaña electoral, apostaban por subir hasta los 32 escaños. Sin embargo, el pronóstico ha sido contrario a las pasadas elecciones, donde la formación de Santiago Abascal pretendía llegar a los 50 escaños. Y es que para la sorpresa de muchos, con el 13% escrutado, Vox ya sumaba más de 40. Son hoy 3.640.063 votantes.
Es importante comprar también el ambiente vivido durante el escrutinio en los alrededores de la sede del partido verde. En las pasadas elecciones generales, al no disponer aún de una sede grande (se encontraban en un piso en la calle de Diego de León en Madrid) y eligieron la plaza de Margaret Tatcher para recibir a los medios y a los ciudadanos.
El 28-A, Vox se encontró con una plaza vacía, donde no hondeaban muchas banderas de España y en el ambiente se respiraba nervios y decepción. Todo lo contrario a los vivido este 10-N.

Los primeros resultados

El crecimiento de Vox provocó que después de verano, Santiago Abascal y su equipo se mudasen a una nueva sede, ubicada en el número 12 de la calle Bambú en Madrid.
Las urnas cerraban a las 20:00h. Así de puntual fue una votante de Vox que apareció a las puertas de la sede del partido con un paquete: un regalo para Santiago Abascal. La mujer fue muy insistente con los de seguridad que se encontraban en la puerta: “es importante que lo reciba, por favor”.
Sobre esa misma hora el ambiente alrededor de la sede era escaso. Tan solo se podía ver a tres jóvenes con banderas de España junto a las dos carpas donde se encontraban varias cámaras de televisión y un furgón de la Policía Nacional.

El ambiente dentro de la sede

Nada que ver con el ambiente vivido sobre esa misma hora dentro de la sede. Entre las 20:00 y las 21:00h, la sala de prensa situada nada más entrada en el edificio, estaba a rebosar de periodistas. De hecho, no había espacio suficiente para que los profesionales pudiesen trabajar.
La falta de mobiliario hizo que muchos se quejasen ante las dificultades de poder seguir bien el recuento electoral. Sin embargo, las caras largas no duraron tanto. Y es que nada más aparecer el catering, los periodistas  rodearon la mesa donde podían disponer de tortilla de patatas, empanada y sándwiches de distintos sabores. Un dato a destacar ya que en las pasadas elecciones tan solo sirvieron bebidas.
Los que sí que no probaron bocado fueron los periodistas del Grupo Prisa. A pesar de que la Junta Electoral estableció que la formación de Santiago Abascal “no puede discriminar” el acceso a los comunicadores, los profesionales de este grupo de Comunicación no pudieron acceder al edificio.
Los periodistas de El País y la Cadena Ser se situaron a las puertas de la sede, sentados en un escalón, redactando sus informaciones. Abrigados hasta el cuello debido al frío que se está viviendo en la capital, se podía apreciar a una periodista de El País y a otro profesional de la SER informando hasta el resultado final.

Así vivió el equipo de Vox el resultado

A pesar de que el resultado podía no estar muy claro, en Vox confiaban en que sería muy positivo. Y es que los miembros del partido ya habían brindado antes de que comenzara el escrutinio con copas de alcohol. Así lo pudo confirmar El Confidencial Digital.
“Debemos ser la única sede de partidos que está sirviendo alcohol”, aseguraban los miembros del partido riendo entre ellos. “Nosotros ya nos hemos estado tomando unas copas antes”, comentaban.
En la sala de prensa tampoco faltó el alcohol. Y es que en la mesa del café había más de cinco botellas de vino tinto. Pocos han sido los periodistas y cámaras que se han acercado a beber vino al principio de la noche a diferencia de los miembros de la formación de Abascal, que ya estaban celebrando el resultado electoral.
A pesar de los servicios de catering, el equipo de Vox optó, un vez más, por pedir unas pizzas. Un repartidor de Domino’s Pizza se presentó con más de 15 pizzas frente al edificio y subió hasta el segundo piso donde se encontraban miembros del equipo de prensa y afiliados del partido.

Los continuos “Santiago presidente”

El ambiente fuera de la sede fue cada vez fue más abundante. A las 22:05h, media hora antes de que compareciera Santiago Abascal, su equipo empezó a repartir banderas tanto de España como de Vox a los ciudadanos que se encontraban fuera, así como a los afiliados y simpatizantes del partido.
En el interior de la sede los afiliados del partido comenzaron a celebrar y a felicitarse entre ellos. “Impresionante”, “buenísimo resultado”, “ya era hora”, eran solo algunos de los comentarios que podían escucharse en la entrada.
Los afiliados, reunidos en el piso inferior, comenzaron a subir las escaleras para reunirse con los miembros del partido. Ortega Smith se asomó por las escaleras e invitó a los presentes a subir para celebrar el resultado electoral con él.
Subiendo las escaleras, acompañada por los simpatizantes del partido, apareció Rocío Monasterio. Sonriendo y abrazando a los allí presentes, se reunió con Ortega Smith en el piso superior.
Los afiliados de la formación de Santiago Abascal, con copas y cervezas en mano, abandonaron la sede del partido sustituyendo los vasos por banderas de España. “Tenemos que salir fuera, ahora va a hablar Abascal y tenemos que hacer bulto porque no hay tanta gente fuera”, pudo escuchar El Confidencial Digital en el interior de la sede.
A las 22:35, la sede de Vox estaba bañada por un mar de banderas de España y de Vox. Los simpatizantes del partido, al grito de “Santiago presidente”, “Viva España” y “Viva Vox” se aglutinaban en torno a la carpa en la que hablaría, minutos más tarde, la ejecutiva de Vox.
Santiago Abascal, Rocío Monasterio, Iván Espinosa de los Monteros y Jorge Buxadé fueron recibidos entre aplausos. Abascal se dirigió a los allí presentes y cerró su oratoria, una vez más, con el himno de España.

.............................NUEVO IMPULSO.............
Los españoles hemos encontrado un partido patrio. 

Endiendo que ser español, defender la Constitución y defender lo valores patrios es ser de ultra derecha, no entiende este calificativo peroyativo. 
Vox ha sacado 3.640.063 votos