ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 1 de febrero de 2009

COLECTIVA DE FRANCISCO BELTRAN, TEODORO MUÑOZ Y JOSE A. SOGORB.


INAUGURADA EN NUESTRA SALA LA COLECTIVA DE FRANCISCO BELTRAN, TEODORO MUÑOZ Y JOSE A. SOGORB.
Nuestra Sala estuvo a rebosar en la noche del sábado 31, con motivo de la inauguración de la colectiva a tres, de nuestros asociados Francisco Beltrán, Teodoro Muñoz y José A. Sogorb. Presento el acto nuestro Presidente Juan Antonio Poblador, quien dio la bienvenida a los asistentes y agradeció su apoyo a nuestros asociados. A continuación dio la palabra a Carlos Bermejo, quien como Comisario de esta exposición, se dirigió a los asistentes con la siguiente alocución:
“PORTHOS BELTRAN, ATHOS TEODORO Y ARAMIS SOGORB
LOS TRES MOSQUETEROS DE LA PINTURA
Tengo que confesar y lo confieso, que la exposición que inauguramos hoy es de las que a mí me gustan. Por varios motivos, pero en especial porque es de las que siempre he preconizado para abaratar costos y arroparse mutuamente con los visitantes que cada uno pueda aportar. Para lograr esto, tres compañeros con afinidades estéticas en su pintura, acuerdan hacer una colectiva a la que cada uno de ellos concurre con una decena de cuadros. En este caso son Francisco Beltrán, Teodoro Muñoz y José Ángel Sogorb, que ha entendido muy bien una lección que no es nueva, pues viene avalada por las famosas exposiciones de los rechazados en los Salones Oficiales del Paris decimonónico, que sirvieron para lanzar al mundo del Arte a los llamados impresionistas. Y más modestamente, por el grupo DIEZ ARTISTAS ALICANTINOS, en el que muchos de nosotros participamos.
Pues bien yo aprovecho para deciros a todos aquellos que deseáis exponer una muestra representativa de vuestra obra y no podéis o no queréis hacer el desembolso pecuniario que una exposición en solitario conlleva, que este es el camino adecuado para que no os sea excesivamente gravosa y para atraer espectadores, que a la postre es lo que a todo artista más interesa.
Y una vez aprovechado que el Pisuerga pasa por Valladolid, para llevar el agua a mi molino propagandístico, tengo que decir que también me gusta esta exposición, porque veo en ella el afán de superación de esto tres mosqueteros que con los pinceles por espada se vienen abriendo camino en la lucha sin fin del aprendizaje en el Arte de la Pintura.
El robusto Porthos Bertrán, es un veterano del pincel que toca y ha tocado todos los temas y todas las técnicas, pero cuando asalta una frutería y viene con su botín de granadas y uvas, nos rendimos a la evidencia de una realidad pintada, en la que tiene pocos rivales que le igualen. Para encontrarlos en la pintura alicantina, tendríamos que remontarnos a Gálvez o a Parrilla, que fueron con su ejemplo, sus maestros putativos en el arte del bodegón.
El melancólico Athos, Teodoro Muñoz, trabaja sus oleos con la paciencia y laboriosidad del artesano (que de la madera lo ha sido durante cincuenta años). Se atreve con todo aquello que por su barroquismo y dificultad, los no avezados desechamos. Y al final se sale con la suya y logra salir airoso, con piezas en las que no sabes que admirar mas, si el buen dibujo y rico colorido, o el meticuloso trabajo de realización.
El simpático Aramis Sogorb, quema etapas en su aprendizaje con la fuerza de esos bambúes gigantes que dicen crecer casi un metro al día. Viene de lejos en pintura, pero es a partir de principios de este siglo, cuando su afición se torna en pasión. Quien hace cuatro o cinco meses vio uno de sus cuadros, no sabe ya como pinta. Valiente hasta rozar la imprudencia, ensaya experimenta y realiza con la gama alta de todos los colores del espectro. Y asombrosamente, el cuadro no explota como mascleta descontrolada. Es el milagro de la fe en uno mismo y de la intuición artística, que nadie sabe lo que es, pero que siempre ha sido consustancial a todos los genios de la pintura.
No sé si mi asignación de roles mosqueteriles a estos tres artistas, concuerda con sus personalidades físicas y temperamentales. Yo creo que me aproximo algo, pero si sé que me aproximo mucho, al decir de ellos que viven la pintura con el afán de lucha para vencer, característico de los Tres Mosqueteros, y que por eso y solamente por eso, ya son dignos de que hoy estemos aquí con ellos para arroparlos y darles el calor que todo artista merece.
Muchas gracias”
Para finalizar el acto José A. Sogorb en su nombre y en el de sus compañeros de exposición, dio las gracias a los asistentes, a los que consideraba “como su familia” y de la gran familia de la Asociación de Artistas Alicantinos, que estaban allí para arroparles.
Seguidamente se sirvió el clásico “guateque”, que en nada tuvo que ver con la sofisticada cocina de Ferrán Adria, pero fue de los que se pegan al riñón y tiene siempre gran aceptación popular. ¡ Y con mas fundamento!.