ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 13 de enero de 2020

Contrael plulilingüismo en la Veha Baja (Alicante)

Un centenar de docentes de la Vega Baja crea una plataforma contra la ley de Plurilingüismo

Los profesores tachan de «fraude» impartir una materia en dos lenguas, valenciano e inglés, que no dominan ni ellos ni los alumnos. Reclaman su derogación y defienden que se eduque al alumnado en su lengua materna

12.01.2020 | 20:19
Algunos profesores que integran la Plataforma de Docentes por la Libertad Lingüística posan a las puertas del IES Santiago Grisolía de Callosa.
A los padres y alumnos que piden en la Vega Baja la derogación de la ley de Plurilingüismo se les ha unido un colectivo que tiene mucho que decir en su implantación, el de los profesores. Un numeroso grupo de maestros ha constituido la Plataforma de Docentes por la Libertad Lingüística en la Vega Baja, mediante la cual reclaman la derogación de la ley impulsada por el conseller Vicent Marzà y que se implantará en todos los centros de Secundaria, Formación Profesional y Bachiller de la Comunidad Valenciana el próximo curso, con un 25% como mínimo de horas lectivas en valenciano (hasta un 50%) y entre un 15 y un 25% de materias en inglés.
Los profesores integrados en esta plataforma defienden el derecho a que se eduque a los alumnos en su lengua materna, que en la Vega Baja -excepto en contadas excepciones como en Guardamar del Segura o la pedanía oriolana de Barbarroja- es el castellano, a que las familias decidan la lengua vehicular y la salvaguarda para la comarca del derecho de exención de la asignatura de valenciano que choca, paradójicamente, con la implantación de al menos un 25% de asignaturas en esa lengua.
La Plataforma de Docentes por la Libertad Lingüística se constituyó la pasada semana en el corazón de la Vega Baja, en Almoradí. De momento, se han adscrito a ella un centenar de profesores de colegios, institutos de Secundaria y de Formación Profesional tanto de centros públicos como concertados, y prevén que se unan más en las próximas semanas.
Uno de sus portavoces es Álvaro Mellado, profesor de Filosofía en el IES Santiago Grisolía de Callosa de Segura. Nos recibe en un centro donde los alumnos llevan 15 años en barracones, el alicatado de las paredes se cae a trozos y los profesores comparten un despacho para tutorías, reuniones y todo lo que se tercie, por la falta de espacio. «Ahora, la ley de Plurilingüismo va a generar también problemas organizativos en los centros porque las plantillas son las que son y los directores van a tener que hacer malabares para cubrir los porcentajes de horas en valenciano e inglés y, lo que más nos afecta, el daño que va a hacer a la calidad de la enseñanza», explica.
La plataforma es la primera de docentes que pide la derogación de la ley de Plurilingüismo. «Vimos que faltaba por manifestar las opiniones de los profesores y así podemos hacer llegar, como colectivo, el malestar que nos genera la aplicación de esa ley y las consecuencias negativas que va a tener desde el punto de vista pedagógico y educativo», señala Mellado.
El portavoz de la plataforma pone el foco también en la dificultad que va a tener su implantación entre los numerosos alumnos inmigrantes que hay en los centros educativos de la Vega Baja. Además, hay que tener en cuenta la alta ratio de alumnos por clase, hasta de 33 en institutos como el callosino donde imparte clase. «Si a todo esto le añadimos el tener que hablar en una lengua, sea valenciano o inglés, que no es ni la del profesor ni la del alumno, estás poniendo todos los elementos para que la educación acabe en un fracaso absoluto», vaticina. «Organizativamente, la ley es caótica, pero pedagógicamente es perversa por las consecuencias que tendrá, ya que hará que formemos menos a los alumnos al centrar el esfuerzo en hablar unas lenguas que no dominamos, y ese será el precio a pagar», lamenta Mellado.

Competencia lingüística

Los docentes integrados en esta plataforma reconocen que la gran mayoría de profesores no están capacitados para impartir sus materias en valenciano o inglés. «Casi todos tenemos la capacitación en lengua valenciana e, incluso, algún título de inglés, pero esas titulaciones no quieren decir que tengamos la competencia lingüística real para poder expresarnos y dar nuestras asignaturas en esas lenguas de manera fluida y correcta y los alumnos no van a entender las clases y lo malo es que luego se jugarán la nota en las pruebas de acceso a la universidad y, con ello, su carrera y su futuro». Mellado añade que «tratar de dar una clase de Química o Filosofía a alumnos de segundo de Bachiller en una lengua que no domino y que los alumnos no entienden, me parece un fraude», señala este profesor, que explica «que yo pueda simular que estoy enseñando a unos alumnos a Platón o Kant en un idioma que no domino, y que no voy a poder enseñar a ese alumno esa lengua porque no tengo la fluidez necesaria, es contribuir a un fraude al que no estoy dispuesto».

Clases y materias

En este mismo sentido se expresa José Antonio Cayuelas, profesor de Física y Química en ese mismo centro, quien manifiesta que «lo que va a conseguirse es que simplifiquemos las clases y las materias para hacernos entender entre el profesorado y el alumnado, y eso contradice lo que nos inculcan siempre de potenciar las capacidades de los alumnos y hacer comprensibles nuestras asignaturas».
Para el profesor del IES Mediterráneo de Torrevieja, Arturo De la Torre, «queremos ofrecer lo mejor de nosotros mismos a nuestros alumnos y eso pensamos que solo lo podemos hacer en su lengua materna. Y, por supuesto, somos fervientes partidarios de que nuestros alumnos manejen a la perfección la lengua castellana y, si así lo desean, también el valenciano. Pero no creemos que la sustitución del castellano como lengua vehicular sea el mejor camino para ello», señala este docente de la plataforma.

Manifestación este sábado en Orihuela

La nueva Plataforma de Docentes por la Libertad Lingüística en la Vega Baja apoya también la manifestación de este sábado 18 de enero en Orihuela, convocada por una federación provincial de Ampas. La protesta, que se espera masiva y a la que se han adherido partidos políticos como PP, Cs o Vox y diferentes colectivos, partirá del recinto ferial de Los Huertos a las 16.30 horas y recorrerá varias calles de Orihuela hasta el Ayuntamiento.
 
------------------------
--------------------------
Pero es que en Alicante ciudad, no se habla el valanciano, salvo algunos que ya lo hablan desde nacimiento.