ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 26 de abril de 2020

Diego Menor (FaesCV): "La mitad de los autónomos ha cerrado, y un 25% no volverá a abrir"

entrevista | secretario general de la federación de autónomos de la comunitat

Diego Menor (FaesCV): "La mitad de los autónomos ha cerrado, y un 25% no volverá a abrir"

27/04/2020 - 
ALICANTE. El de los autónomos es uno de los colectivos más perjudicados por el cierre de la actividad económica decidido para frenar la pandemia del coronavirus. Gobierno, Generalitat y Ayuntamientos están arbitrando medidas de alivio para paliar los 'ingresos cero' a los que están condenados muchos de estos profesionales desde el 14 de marzo, pero la mayoría de ellas todavía no ha llegado a sus destinatarios. Hablamos por teléfono con el secretario general de la Federación de Autónomos y Emprendedores de la Comunitat Valenciana (FaesCV) y vicepresidente de Uepal, Diego Menor, para analizar la situación que atraviesa el colectivo y cómo se presenta el futuro.
-¿Cuál es, en líneas generales, la situación del colectivo de autónomos de la Comunitat en estos momentos?
-Pues es una situación dramática, desesperada, en busca de soluciones para una crisis que nos está golpeando especialmente.
-Ineca publicó hace unas semanas una encuesta según la cual el 30% de los autónomos de la provincia de Alicante había tenido que cesar su actividad. ¿Coincide este dato con el que maneja FaesCV?
-No, yo diría que el porcentaje es un poco más alto. Calculamos que ha cerrado en torno al 50% de los autónomos de todo el país, lo que en la Comunitat Valenciana se traduce en 150.000 autónomos que han ido al cese de actividad. De hecho, la Generalitat ha recibido a estas alturas 140.000 solicitudes de ayuda para autónomos, pero calculamos que con el presupuesto que habilitó, 57 millones de euros, solo hay dinero para conceder unas 60.000 ayudas. Así que si no sacan más, que sería raro, los que pasen de esos 60.000 no van a recibir la ayuda. Es una problemática muy grave
-Más allá de que solo la vayan a cobrar esos 60.000 autónomos, ¿sirve de algo una ayuda de 1.500 euros cuando has tenido que cerrar tu negocio y llevas dos meses sin ingresos y sosteniendo gastos fijos?
-A ver, toda inyección de dinero es buena, pero el problema que le vemos a estas ayuda es que no va a llegar a todo el mundo. Debería haberse establecido un criterio más restrictivo para garantizar que el dinero llegue a quien realmente lo necesita, si no pones topes y cabe todo el mundo, no va a ser efectiva.
-¿Y cómo valoran las ayudas que están poniendo en marcha para el colectivo algunos ayuntamientos como Elche o Alicante, que son complementarias de las autonómicas?
-De nuevo la clave es acertar con los criterios. Los ayuntamientos están realizando un esfuerzo, pero si intentas dar 'café para todos', pues no hay. Y se están creando unas expectativas que no son reales, de nuevo estamos ante una medida positiva pero a la que hay que afinar los criterios. Porque por ejemplo, en estas ayudas también entran los autónomos societarios. Creo que debería ser más restrictiva, para llegar a los autónomos que realmente están en riesgo de exclusión social por el cierre de la actividad. Una medida que sí ha funcionado bien y de forma rápida gracias a las mutuas, que la están gestionando con agilidad, es el desempleo para autónomos. Y menos mal, porque la Administración ahora está bloqueada por los ERTE.
-Otro asunto que hay que resolver es, en el caso de los autónomos que regentan un comercio o un local de hostelería, el alquiler de dicho local. En algunos casos se ha llegado a acuerdos particulares, pero ahora parece que el Gobierno va a poner en marcha un marco legal al que acogerse.
-Sí, el Gobierno está justamente ahora abordando la problemática del alquiler. Primero lo intentó regulando a los grandes arrendadores, pero la mayoría de autónomos le alquilan el local que ocupan a un particular, no a un gran tenedor. Entonces, la solución a arbitrar debería ser una rebaja del alquiler o diferir el pago. Si no hay acuerdo, tenemos un problema, porque ahora no se ejecutan desahucios, pero dentro de seis meses puede ser una avalancha por los impagos que se van a producir. Hay que regular la situación para que haya pérdidas solidarias. Este es uno de los temas más importantes que tenemos que resolver cuanto antes.
Diego Menor, en su domicilio, desde donde nos atiende por teléfono. Foto: AP
Diego Menor, en su domicilio, desde donde nos atiende por teléfono. Foto: AP
-En general, ¿cómo valoran las medidas que está adoptando el Gobierno con respecto al colectivo?
-A ver, a mi me gusta ver la botella medio llena. Las ayudas son una pequeña inyección, aunque el problema está, como decía en que lleguen y cuánto tardan, porque una subvención normalmente se demora cinco meses. Luego es importante la prestación por el 70% de la cotización, no pagar la cuota de autónomo y además recibir la ayuda, son medidas que alivian. Otra cosa es la fiscalidad, que solo se ha aplazado seis meses y creemos que debería irse a un año, o quizá diferirla en el tiempo durante los próximos años. 
-En cuanto a las medidas de financiación que se están poniendo en marcha, ¿cómo las valoran? ¿Serán efectivos los créditos ICO?
-La financiación es la tercera pata, y espereamos que también se regule porque nos llegan muchas dudas, y ya hay una importante problemática. El principal problema que hay es que el estudio de solvencia lo lleva a cabo el banco, independientemente de que estén saturados. Como pueden elegir entre bastantes operaciones, y están eligiendo la solvencia, el trámite se hace largo. Por tanto hasta mayo no van a llegar esos créditos. Y además se está pidiendo un 3,3% de media y en algunos casos hasta un 5%, cuando actualmente estábamos en el 1,5%. Eso quiere decir que, una vez más, la medida no llegará a los autónomos que más la necesitan. Fundamentalmente, los negocios de hostelería, en los que la incertidumbre es mucho mayor porque su desconfinamiento se puede alargar varios meses más.
-¿Cómo valora, en general, la gestión que de la situación están realizando el Gobierno central y el autonómico?
-Hay que tener en cuenta que están gestionando una situación dramática, y no se si alguien lo habría hecho mejor. Lo que nos interesa es salir de esto cuanto antes, si nos ponemos a pedir dimisiones nos quedamos solos. Esto no es un problema político, sino una situación dramática asimilable a una guerra. Sí que diría que se van produciendo cambios de normativa según avanza la pandemia, y eso desemboca en demasiada normativa, y en consecuencia en bloqueo por saturación.
-¿Cómo afectará la crisis al colectivo de autónomos, podrán superarla?
-Pues dependerá de la posición en la que entraron en esta crisis. Muchos ya llegaron a marzo en situación de supervivencia, y por tanto no podrán superar este golpe. En general, yo diría que, primero, no vamos a poder asumir de nuevo a todos los trabajadores que están ahora en un ERTE, por lo que habrá que cambiar la normativa para buscar una salida. Esto se va a notar especialmente en la hostelería, por la lógica caída, creemos que por encima del 50%, del número de clientes de bares, cafeterías y restaurantes. Por tanto, mucha gente no recuperará su empleo en dichos establecimientos. En general, yo diría que entre el 20 y el 25% de los negocios actuales cerrarán, porque les será imposible adaptarse.