ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

sábado, 13 de abril de 2019

Ironía y sarcasmo, humor, sátira, faltan en las crónicaa diarias de prensa.

Ironía y sarcasmo

La ironía es una forma de humor mediante la cual se pretende expresar justo lo contrario de lo que se dice.
Esta genial cita de Voltaire es un gran ejemplo de ello: “Está prohibido matar; por lo tanto todos los asesinos son castigados a menos que maten en grandes cantidades y al sonido de las trompetas.”
El sarcasmo es una forma de ironía, basada en la mordacidad y que pretende ridiculizar a alguien con la intención de herirlo, haciendo uso de la exageración o disfrazado de cortesía.
Uno de los grandes sarcásticos de la historia fue Oscar Wilde: “¿Por qué habré nacido con estos contemporáneos?”
El sarcasmo es, según muchos, la forma más refinada de humor. Depende del momento puede ser más o menos gracioso, pero también depende el “con quién”. Para muchos es desagradable, sin embargo, usarlo y entenderlo parece que conlleva muchas cosas positivas.
Se puede incluso demostrar cariño a través de él. Para ello será necesario que la otra persona te conozca bien, claro está. Llamar “feo” a tu enamorado, por ejemplo. El lado opuesto sería decirle a alguien al que desprecias “te adoro”.
Hay que tener en cuenta que aunque el sarcasmo y la ironía se usan en cualquier parte, la particularidad cultural es muy importante a la hora de usarlo. Ejemplo de ello son ciertas viñetas publicadas en el pasado y que no hicieron mucha gracia. Recuerdo el Jueves, La Codorniz, tan necesari en los tiempos franquistas, en que se reían de todo. La Prensa local y naciona, con su pcoo espacio para las colaboraciones externas, se ha vuelto concisa, informativa municipal, sucesoso y publicidad, pero las columnas de sátira y humor han desaparecido.
Como decíamos, te puedes meter en un pantanal si no sabes sopesar las consecuencias. Incluso dentro de un mismo país, hay zonas en las que se entiende mejor que en otras. ¡Pero si pasa hasta dentro de la misma familia!

Una buena dosis diaria

Detectar y entender la ironía y el sarcasmo denota agilidad mental y un buen funcionamiento de la función cognitiva. Como para entender este tipo de expresiones se necesita cierto procesamiento mental, se sabe que la falta de comprensión podría ser un síntoma de enfermedades como la demencia.
El ingenio necesario para elaborar estas expresiones suponen un excelente ejercicio que beneficia incluso a tu capacidad memorística. Ser irónico y sarcástico, demuestra una alta capacidad crítica y analítica, mostrada a través del humor. Y el humor, relaja tensiones.
Las personas sarcásticas, suelen encajar mejor las críticas si esas mismas críticas están tamizadas por el sarcasmo. Es más, las valoran.
La carambola verbal del sarcasmo y la ironía, potencia nuestra creatividad y el pensamiento abstracto.
A lo largo de la historia nos admiramos de aquellas personalidades que hacen uso de este tipo de humor, ya sean reales o de ficción. Quien no se ha admirado del lenguaje de Shakespeare o del mordaz e ingenioso Sherlock Holmes, de Snoopy, Woody Allen, Mafalda o las viñetas de El Roto o Forges.