ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 17 de abril de 2019

¿Por qué Ramón Palmeral dejó de publicar en Alicante Press, en Mundiario, en Diario Información y en Culturamas?



Por Ramón Palmeral 
¿Por qué dejé de publicar en Alicante Press, en Mundiario, en Diario Información, Levante MV y en Culturamas?  
La respuesta a esta pregunta es muy sencilla de responder por DIGNIDAD al periodismo, al articulista, al comunismo al reportaje, al bloguero, si cabe. Sobre todo es esto tiempos constitucionales de libertad de expresión, de libertad de prensa, de libertades en general.

A “Alicante Press” lo dejé plantado porque tuvo la desfachatez (no de facha) de censurarme un artículo no publicándomelo. Con “Información de Alicante” ídem de los mismo, me censaron una carta a los lectores que iba dirigida contra un ayuntamiento, se permitieron decirme que era un asunto particular que, este, (la Prensa, no era el cauce para redimir rencillas). ¿Entonces para qué está la ¿Prensa? Con Mundiario, me pasó que me afeitaron un artículo sin mi consentimiento (se llama afeitado cuando se recorta un artículo por donde al coordinador de turno le sale…), Luego no hubo disculpas, sino simplemente me contestaron: “Las reglas son para todos”. Yo soy “todos”, porque llevaba más de dos años colaborando altruistamente, sin cobra un euro. Y con Culturamas me pasó que mandas un  reportaje y no te contestan ni con el recibí, y luego has de espera un mes para que te lo publiquen, le dije que si era falta de personal que contraten a más informáticos, que hay mucho paro. Levante EMV, tiene una nueva directora, le he enviado artículos, y ni me constesta, se ve que el cargo le viene grande. la gestión de un diectivo cossiste en mandar desde tu mesa de despacho, sin levantarte nunca de ella, los empleados vienen a su despacho, porque tu lo llamas. Mandar consiste en comprobar que se ha hecho lo mandado. El Jefe nunca es amigos del empleado, esto debe quedar claro. Amigo solo el día de la comida de Navidad.

No va a venir un director, un coordinador o una redactora a imponerme normas como si yo fuera un empleado asalariado. Señores, yo soy un artista, un creador que no tiene al cielo como límite ni imposiciones. En estos tiempos la prensa digital que cobra por los anuncios que insertan, no paga a los colaboradores, es decir, que es una ruina colaborar con ellos, no obstante a uno de compensa la publicidad que puede recibir su nombre.

Y soy de los que no perdona fácilmente los abusos de poder de la¡o que dirigen la prensa prensa. Además dirijo mi portal Nuevo Impulso a mi entera libertad. Porque los redactores no reconocen sus errores, sino que los equivocanos somos nosotros, pues esto, al menos conmigo va a cambiar.

Una vez me dijo, el ahora recién fallecido escritor y articulista Manuel Alcántara en el Rincón de la Victoria de Málaga, en un chiringuito de la playa, que “nosotros los escritores nos lo tenemos que creer”. Frase dicha en el contexto de que los que empezamos, nos hemos de creer que somos buenos, porque si no uno no se lo cree que es escritor o poeta (y de los buenos) no tienes fuerza para dar un paso adelanpara convencer a los lectores, y, luego ante el mínimo fracaso uno no se puede defender, levantarse, porque el complejo puede con uno.

Por ello, pasado los años de la forzada censura franquista, no me voy dejar avasallar, manipular o escribir bajo la tendencia política del periódico. Yo escribo lo que pienso le guste a quien no le guste, y no permito afeites de artículos, otra cosa es que se corrijan errores ortográfico que los tengo, algunos gato se me cuelan en mis textos.

Y cuando en las playas del Cantal de Málaga, sobre la arena aterrizaban las gaviotas con sus violentos graznidos uno ha de sentirse libre con ellas, y no dejarse manipular, por dignidad del periodismo.

Ramón Palmeral. Directos de Nuevo impulso, revista digital.
17-04-2019