ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. Enlace con POESIA PALMERIANA. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 14 de marzo de 2011

En cuestión la energía nuclear

El desastre de las centrales nucleares por los terremotos en Japón ponen en tela de juicio las posibles nuevas construcciones de centrales nucleares en el mundo, y propone revisar las medidas de seguridad de las actuales en funcionamiento. Creo que ha llegado el fin de la energía nuclear. El debate está abierto.

La proposición de la energía nuclear es una cuestión económica, energía más barata, pero más peligrosas, una central nuclear es un sistema inestable, imposible de preveer un protocolo de seguridad ¿merece la pena tener centrales nucleares ante el peligro que suponen ante un desastre natural como el Japón?, evidentemente creo que un no merece la pena, porque hay otras alternativas, otras energía alternativas posibles.
A las petroleras ni le interesa el coche eléctrico ni otras energías que no sean las producidas por el petróleo o gas natural, sin embargo, creo que serían factibles otras formas de energía alternativas mixtas, como por ejemplo solar más eólica, o la fuerza de las mareas, o perfeccionar turbinas hidroeléctricas en todos los pantanos o potentes máquina de vapor con quemadores solares de día y quemadores orgánicos nocturnos como puede ser con carbón autóctono, huesos de aceitunas, leña de las podas de olivos o preparados compactos de la basura urbana.

No sé si se está investiga en el campo de nuevas energías o nuevas formas productoras de electricidad , y bajos consumos como las bombillas "let".
Ahora resulta que Zapatero tiene razón al apostar por las energías renovables, más caras pero más seguras. Es decir más molinillos que parezcan gigantes.
Ante los peligros potenciales de las centrales nuclear, ha llegado la hora de cerrarlas todas. Volver al slogan ¡NUCLEARES NO!

.....................Debate de las nucleares..............
Alemania cierra tres nucleares obsoletas. Suiza no ha permitido que se caliente el debate y anunció la suspensión de todas las licencias en curso para construir nuevas plantas nucleares y ordenó la revisión inmediata de las ya existentes. Austria propuso que la Unión Europea (UE), en bloque, ordene una inspección general en los países que las tienen en funcionamiento. Laz energía nuclear es carísima cuando sucede un accidente como Chernobil o en el Japón.

La división no se hizo esperar. La UE consume el 15 por ciento de la energía producida en plantas atómicas en el mundo. De los 27 países miembros de la Unión, 15 están "nuclearizados". Francia lleva la delantera, pues el 75 por ciento de su energía eléctrica es producida por 58 reactores. El Reino Unido tiene 19 y España 8. Estados Unidos analiza en silencio las repercusiones que tendrá la tragedia nuclear en Japón, pues el Presidente Barack Obama tiene dentro de sus grandes proyectos la construcción de plantas nucleares como alternativa para la generación de energía limpia y la posibilidad de no seguir dependiendo del petróleo.

......................Desarrollo más lento, más seguro y más saludable...........

Escribe Antonio Ruiz de Elvida, catedrático de Física Aplicada:
"[En españa] Tenemos energía más que de sobra en la energía solar. La energía solar si se puede almacenar, como calor en el subsuelo, y recuperar durante la noche. Puede utilizar al menos 100.000 kilómetros cuadrados de barbecho de España, inútiles para otros menesteres. Es cara, como toda la energía de que vamos a disponer de ahora en adelante, lo mismo que la nuclear es cara en el momento que incluimos en el recibo el coste del seguro de accidentes. Pero es absolutamente segura." (El Mundo, 15 de marzo)


La electricidad ya está cara, pero más cara se va a poner si la demandamos limpia y segura. No queremos pagar por la electridad, pero, en cambio, sí estamos dispuestos a gastar ocio, al juego, lotería, quinielas, o a pagar entradas por los partidos de fútbol u otros deportes, fumar, bares, etc... A algo habrá que renunciar.